Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/9/2014 10:00:00 AM

El sedentarismo también afecta el desarrollo intelectual

Un estudio publicado en la revista científica Brain and Cognition concluye que la condición física de los adolescentes está relacionada directamente con su capacidad cognitiva.

El estudio asegura que a mayores facultades aeróbicas, el cerebro estará mejor oxigenado y las conexiones entre sus neuronas serán más rápidas. Esto ve reflejado en mayor agilidad mental, lingüística y mejores habilidades académicas.

Para medir la actividad neuronal, los investigadores de la universidad de Illinois realizaron electroencefalogramas a jóvenes de diferentes perfiles físicos mientras estos incrementaban su actividad aeróbica. Los científicos observaron que la función cerebral mejoraba cuando los jóvenes estaban en mejor condición física. Además, aplicaron pruebas académicas de comprensión de lectura y resolución de problemas.

Los investigadores compararon el rendimiento académico de los adolescentes con los resultados de los estudios eléctricos que realizaron a sus cerebros. Estos estudios se denominan ERPs (Event Related Potencials) y se centran en analizar las ondas cerebrales. Identificaron dos: la N400, relacionada con la comprensión lectora y la P600, asociada con la rapidez para solucionar problemas gramaticales. El alcance y velocidad de estas ondas determina en gran medida la capacidad cognitiva de cada individuo. Cuanto más cortas y robustas las ondas, mejores serán sus habilidades para el aprendizaje.

Según publicó recientemente el Journal of Pediatrics, un grupo de investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid analizó a aproximadamente 2.000 estudiantes de entre seis y 18 años y sus conclusiones fueron las mismas: el deporte beneficia las habilidades cognitivas.

Los investigadores españoles pusieron su foco sobre la capacidad cardiorrespiratoria, la fuerza muscular y la agilidad de los movimientos. Aunque estos tres componentes están asociados, estos científicos los diferenciaron y compararon para determinar el verdadero origen de los beneficios que aporta la actividad física a la función cognitiva.

Las conclusiones mostraron los beneficios individuales de cada uno de los aspectos: la respiración favorece la comunicación y el intercambio entre las células, la habilidad motora facilita la concentración, y la coordinación favorece un buen desempeño escolar.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que los niños y jóvenes de entre cinco y 17 años de edad realicen al menos 60 minutos semanales de ejercicio, principalmente actividad aeróbica.

¿Quiere saber más?
Lea los resultados completos en estos vínculos

Science Direct
Elsevier

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.