Sábado, 21 de enero de 2017

| 2015/12/14 18:00

En jaque nuevo rector de la Universidad de Cundinamarca

El Ministerio de Educación anunció que demandará la elección de Adriano Muñoz, antiguo secretario de la institución, por irregularidades en su nombramiento. Además se corrió traslado a la Procuraduría.

El ministerio pudo constatar que Muñoz no cuenta con la experiencia exigida por los estatutos de la institución.
;
Semana Educación

Tambaleando. Así está la elección de Adriano Muñoz como el nuevo rector de la Universidad de Cundinamarca. Apenas unas horas después de que se conociera su nombramiento, el Ministerio de Educación anunció que demandará la decisión de la institución. Según esta cartera, Muñoz no cumple con los requisitos para ejercer el cargo y el proceso en el que fue elegido contó, presuntamente, con varias irregularidades. De ahí que el gabinete solicite su suspensión provisional.

Adriano Muñoz lleva más de una década en la universidad. Fue secretario general y terminó designado como rector encargado cuando su antecesor, Adolfo Polo, fue suspendido del cargo. El ministerio pudo constatar que Muñoz no cuenta con la experiencia exigida por los estatutos de la institución: un mínimo de cuatro años como docente de educación superior.

La viceministra, Natalia Ariza, explicó que el certificado en el que Muñoz acredita su trayectoria en el campo académico viene de la propia Universidad de Cundinamarca. Sin embargo, no especifica el tipo de contratación. “No se puede haber llevado a cabo porque al mismo tiempo era secretario general”, reiteró la funcionaria.

Muñoz, elegido con cinco votos a favor y cuatro en contra, es abogado con una maestría en la Gestión de Calidad de la Educación Superior. Según consta en la hoja de vida que publicó el sitio web de la universidad, fue decano encargado de la Facultad de Ciencias Sociales, Humanidades y Ciencias Políticas entre febrero y agosto de 2011. Aún así, también registra que desde el 2004 funge como secretario general.

Las supuestas irregularidades no paran ahí. De acuerdo a Ariza, en esta elección también existieron “elementos que no están pegados a la ley”. Concretamente, se podría haber configurado el famoso “yo te elijo, tú me eliges”.  La viceministra reveló que cuando Muñoz era rector encargado nombró a Yuri Alexander Poveda como vicerrector Académico, el hoy representante de las Directivas Académicas que cuenta con un voto en el Consejo Superior.

“Elegir un rector que no cumple con los llenos es un problema institucional. Nosotros como ministerio hemos hecho las advertencias, a pesar de eso algunos miembros del Consejo Superior hacen caso omiso”, resaltó Ariza. Por eso, aclaró que se iniciarán las respectivas investigaciones administrativas de acuerdo a las denuncias que se han venido recibiendo. Lo cual se une a las visitas de inspección y vigilancia que ya ha adelantado la cartera de educación.

En este sentido, se corrió traslado del proceso a la Procuraduría para que dentro de sus facultades también indague por estos hechos. Según la viceministra, los miembros del Consejo Superior que votaron por Muñoz, así como él mismo, “deben asumir la consecuencia de sus decisiones”.   

Adriano Muñoz se disputó el cargo de rector con otros dos candidatos: Fernando Giraldo y Hermes Torres. Este último recibió los cuatro votos que no fueron por Muñoz. Entre ellos, el que le correspondía al representante de la Gobernación de Cundinamarca, Néstor Ferney Pérez, también secretario de las TIC del departamento.

En conversación con Semana Educación, el funcionario insistió en que “se tiene claridad de que el señor elegido viene con la concepción del antiguo rector porque fue su secretario durante 10 años. Hemos dejado claro que no se puede seguir con estas cadenas sucesivas para la Universidad de Cundinamarca. La presidencia, en cabeza mía ha sido muy clara en decir que no se quiere que se perpetúe este tipo de poderes en la institución”.

Según relató Pérez, en los últimos 11 años la Universidad de Cundinamarca no ha acreditado ningún programa académico de los que tiene, es decir que solamente cuenta con los registros calificados. “Eso significa que no hemos alcanzado la calidad institucional. No tenemos investigación, tampoco tenemos revistas indexadas. En últimas la parte académica está de lado mientras que debe ser lo primero”, resaltó.  

Añadió que desde la gobernación hay un apoyo determinado a las acciones que debe emprender el Ministerio de Educación. Precisamente, en septiembre pasado, el gobernador encargado Guillermo Rivera sostuvo que era urgente evitar que Muñoz quedara elegido como rector.

PARA EL DEBATE

¿Considera que el Ministerio de Educación está tomando las decisiones pertinentes y a tiempo?
Deje su opinión en nuestro twitter @SemanaEd.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.