Domingo, 26 de febrero de 2017

| 2015/08/25 12:00

Contadora a punta de clics

Elsa Mara estudió su carrera en modalidad virtual. Ahora dicta clases de Contaduría a través de un canal en Youtube que ya cuenta con 21.737 suscriptores.

Antes de ser contadora, Elsa Mara también fue docente. Foto: Archivo Particular.

Una moneda, un balde, tres o cuatro libros y el comedor de su casa formaban el trípode con el que Elsa Mara Rangel grabó sus primeros videos para subirlos a Youtube. La falta de experiencia en producción audiovisual no la desanimó en el propósito de inaugurar su propio canal dentro de la plataforma de videos. El 21 de julio de 2012 publicó su primer enlace: era una clase básica de contaduría. Carrera que, para entonces, Elsa estaba cursando en modalidad virtual. Iba en segundo semestre del programa profesional que ofrece el Politécnico Gran Colombiano.

La contaduría siempre se cruzó en su camino. Elsa reconoce que desde muy niña sabía que terminaría dedicándose a esta disciplina. Sin embargo, en ese sendero tomó atajos que durante años terminaron por alejarla de la carrera: tres fue el número de veces que desertó. La segunda vez estaba en séptimo semestre y se inclinó por la culinaria. Cursó todos los niveles, salvo el de alta cocina. “Todo fue falta de ponerse metas claras. No hay motivo para dejar una carrera cuando se empieza. Ni por motivos económicos”, explica.

Después se acelera y cuenta que se dedicó a trabajar con empresas en la parte contable. “En ese momento era más fácil emplearse que seguir estudiando”, dice. El trabajo, sostiene sin atisbos de duda, nunca le faltó. Ni siquiera por no tener un diploma de profesional. Lo que había aprendido en los semestres de universidad fue su as bajo la manga por dos décadas. Hasta que un hecho se encargó de ponerla en órbita con la necesidad de culminar una carrera.

Hace cinco años se reecontró con Nelly Díaz, la primera jefe que tuvo en Bogotá cuando dejó Bucaramanga.  Ella le ayudó a saldar la deuda que tenía con la contaduría y con su educación. Después de muchas conversaciones, Elsa decidió que estudiaría la carrera virtual por las facilidades que le ofrecía. Tras comparar cuatro mallas curriculares, se inclinó por el Politécnico. Se inscribió y Nelly le prestó la plata para pagar, porque ella no la tenía toda. La carrera dura cuatro años y medio, pero la sacó en cuatro.

“Yo veía una materia más. No me aprobaban adelantar más. Además fui muy juiciosa. No podía dejar la universidad una cuarta vez”, añade. Cumplió su sueño tras 30 años de estar aplazándolo. Como ella misma lo reconoce: una nueva oportunidad. El camino que ahora recorre es su canal ‘Elsa Mara Contable’ en Youtube, donde dicta clases de contaduría. Han pasado tres años desde que lo abrió y grababa con una “camarita de las que uno tiene para tomar fotos familiares”.

En este tiempo ha aprendido a mejorar la calidad de los videos, editarlos, incorporar el tablero y hasta transmitir eventos en vivo todos los jueves. La frase que más le repiten a Elsa sus seguidores es que le entienden mejor que a los profesores que tienen y que quisieran que ella fuera su maestra. “Es un trabajo muy bonito y agradecido. Me encanta ayudarles a todos los estudiantes. Tanto a los recién egresados que quedaron con lagunas y que llegan al canal a repasar, así como a los que están estudiando y usan las clases de Youtube como complemento a sus carreras”, explica. Además, le permite conjugar la contaduría con su otro gran amor: la docencia.

Antes de hacerse contadora, Elsa fue maestra por más de una década. La licenciatura también la estudió a distancia, mitad virtual mitad presencial. Siendo profesora se graduó. Pero las condiciones de su trabajo como maestra la aburrieron. Ahora está feliz de ser dueña de su tiempo, luego de que al principio le tocara combinar el trabajo, la carrera y el mantenimiento del canal. A veces trabaja más de 16 horas pero no se cambia por nadie.

“Cuando uno graba un video hay que sacar tiempo para editarlo. También cuando subo un video los usuarios me piden otros temas. Eso pasaba sobre todo al principio. Trato de que haya un video diario, pero a veces los temas son más difíciles y hay que preparar el tema”, afirma. A fecha de este martes tiene 306 videos en su canal. Espera llegar a los 500 antes de terminar el año. Más aún cuando desde el año pasado se dedicó a arreglar sus cuentas para dedicarse de lleno a los 21.737 suscriptores que tiene y vivir de eso.

En 2014, la invitaron a una reunión en Youtube, en la que le dieron pautas para manejar la audiencia y monetizar su canal. Es decir, recibir recursos por el proyecto al que tanto empeño le ha puesto. Eso sí reconoce que por ahora el dinero no es mucho, pero está segura que a mediano plazo va a estar más avanzado. “El ingreso va a ser más alto y, como acabo de venir de una educación financiera, yo sé que es un residual: hacer un trabajo bien y recibir por eso hasta que se acabe al proyecto, como cuando uno escribe un libro”, remata.

Los objetivos, las estrategias y las metas del aprendizaje en línea se abordarán en la II Cumbre Líderes por la Educación, el evento educativo más importante del año. La cita es el 2 y 3 de septiembre de 2015 en la Cámara de Comercio de Bogotá, sede Salitre.

Para conocer la agenda completa del evento y reservar su cupo visite la página web www.cumbrelideresporlaeducacion.com o si desea recibir información sobre alianzas y patrocinios escriba a alianzascumbre@semana.com.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.