Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/18/2014 9:00:00 AM

Creatividad al cubo

En Belmira, Antioquia, un colegio le enseña a sus alumnos a armar el famoso cubo Rubik como una estrategia de educación.

El profesor Roger Alexander Acosta aprendió a armar el cubo mágico viendo videos en internet. Le tomó menos de un mes entender la lógica del juguete antes de llevarlo al salón de clases para enseñarle a sus alumnos. Una semana después uno de sus estudiantes ya lo sabía armar. El resto fue como una bola de nieve. Ese alumno le enseñó a otro y cada uno le explicó a alguien más. Pronto todos los estudiantes de grado octavo de la Institución Educativa Presbítero Ricardo Luis Gutiérrez Tobón en Belmira, Antioquia, sabían cómo armar el cubo.

Todo nació por un artículo publicado en mayo de este año en la revista Semana con motivo de la celebración de los 40 años de la creación del cubo Rubik. El profesor Acosta lo leyó y empezó a investigar más sobre el tema.”Existe un algoritmo para cada movimiento. Se puede trabajar desde las matemáticas. Es importante porque desarrolla habilidades de agilidad mental y se vuelve un juego muy didáctico”, explica el docente.

Por eso cuando vio el interés que generó en los estudiantes, le pidió a las directivas del colegio que le permitieran organizar un torneo para la Semana de la Ciencia y la Creatividad. El primero de octubre participaron 80 personas entre estudiantes, profesores y alumnos. El Festival de Rubik, como lo llama el profesor, se repitió el 6 de noviembre en el parque central del municipio con más estudiantes y personas externas al colegio. Ahora Acosta explora la posibilidad de trabajar con docentes y alumnos de otras instituciones para replicar la experiencia.

Acosta es líder de una mesa de trabajo llamada CAPEM (Captar, Aprender, Percibir, Entender y Memorizar). Allí elaboraron un proyecto de aula llamado HECE (Hemisferios Cerebrales) que lo definen como un gimnasio cerebral. Por eso “la fiebre del Rubik” en el municipio les cayó como anillo al dedo.

Con el HECE, los profesores de la mesa de trabajo participaron en los Premios a la Calidad de la Gobernación de Antioquia. Acosta cree que ejemplos como el del cubo de Rubik les pueden servir a otros profesores para ser más creativos y ganar la atención de sus estudiantes.

Si desea leer más artículos sobre experiencias educativas innovadoras puede descargar nuestra revista digital Semana Educación.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.