Lunes, 5 de diciembre de 2016

| 2016/10/26 18:00

La tecnología enseña

Las apps pueden contribuir para que en el aprendizaje de las ciencias básicas se integre la simulación, los videojuegos y la didáctica.

Las apps le han dado nuevas posibilidades al aprendizaje de las ciencias. Foto: CloudLabs

En la actualidad el uso adecuado de las nuevas tecnologías en los procesos de aprendizaje es relevante para incentivar el amor por las ciencias, según sostienen expertos. Sin embargo, uno de los retos que tiene la educación en Colombia es implementar procesos de innovación educativa articulando la tecnología y técnicas didácticas modernas para cautivar a los estudiantes y profesores en los procesos de aprendizaje.

Los simuladores han sido un primer paso para hacerlo. La compañía colombiana, Innovative Education diseñó un producto denominado CloudLabs, en el cual se simulan laboratorios físicos que están compuestos por instrumentos de medición, vidriería de laboratorio, reactivos químicos, modelos de equipos didácticos que sirven para representar todas las prácticas de laboratorio que ocurren de grado sexto a once, en las áreas de Física, Química y Ciencias Naturales. Son 69 Apps que con videojuegos recrean el ambiente de los laboratorios, y así suplen una deficiencia de infraestructura del país: la mayoría de las instituciones educativas no cuentan con laboratorios suficientemente dotados.

CloudLabs aprovecha la tecnología que han recibido los colegios por parte del Ministerio de TICS y el Ministerio de Educación, como son  tabletas y los computadores, para llenar el vacío existente en infraestructura de laboratorios con el uso efectivo de la tecnología. El objetivo es que con los simuladores en inglés y en español los estudiantes se ejerciten en la resolución de problemas y proyectos alrededor de las ciencias básicas.

Además, permiten apropiar los conceptos y principios fundamentales de las ciencias, con un método fácil y entretenido. En el simulador de Ondas Electromagnéticas y de Sonido, por ejemplo, el estudiante tiene disponible una mesa para trabajar con diferentes equipos e instrumentos para calcular las variables de frecuencia y periodo. El simulador le brinda al estudiante una retroalimentación para que verifique la precisión de sus datos, y además, le hace preguntas aleatorias para evaluar su proceso.

Por otra parte, en muchos colegios, el aprendizaje de la química se restringe al lápiz y papel, pero la tecnología ha cambiado la experiencia. Un simulador permite mezclar los alcanos, hacer síntesis de metano con zinc, cloroformo, agua y sulfato de cobre, sin las peligrosas reacciones que podría acarrear un laboratorio que no cuenta con equipos ni ventilación. Además del proceso de síntesis se realizan pruebas de reacción en tubos de ensayo y se procede a realizar el registro de datos y a generar el reporte de laboratorio.

Semana Educación le preguntó a algunas secretarías de educación su opinión sobre el conjunto de aplicaciones informáticas y el secretario de educación de Manizales, Juan Carlos Gómez, sostuvo “Los simuladores de laboratorios nos ayudan enormemente para que los estudiantes puedan desarrollar el pensamiento científico, hemos visto en el piloto que estamos desarrollando en el Colegio INEM Baldomero Sanín Cano gran aceptación por parte de los estudiantes y los docentes además de darle un uso óptimo a las tabletas que tiene la institución”.

La Secretaría de Educación de Pereira ha empezado a utilizar las aplicaciones en todas las instituciones educativas de la ciudad y su secretario Daniel Perdomo nos mencionó lo siguiente: “Para nosotros ha sido una experiencia muy positiva, los docentes encuentran en la aplicación un herramienta muy atractiva para la simulación de los diferentes ejercicios que se requieren y para la experimentación por parte de los estudiantes, para quienes es una forma atractiva de acercarse a nuevos conocimientos, de una manera lúdica y experiencial”.

De esta manera, “los CloudLabs representan una tendencia para el uso de las tecnologías en el aprendizaje de las ciencias, así como una oportunidad de visualizar transformaciones en los ambientes de aprendizaje”, según lo afirma Jiovany Orozco, CEO Innovative Education. Es un hecho que la tecnología está transformando los hábitos de enseñanza y aprendizaje en las aulas, donde los docentes se están actualizando en la implementación de herramientas para darle un cambio al modo de interactuar con sus estudiantes y despertar en ellos el interés por las ciencias básicas y que tengan un conocimiento que perdure en ellos y desarrollar así el amor por las ciencias en los estudiantes

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.