Domingo, 4 de diciembre de 2016

| 2016/02/01 07:00

La tragedia de un indio por una beca

El suicidio de un estudiante dalit puso ante los ojos del mundo el problema de discriminación entre las castas que todavía existe en India y que a pesar de la educación no se supera.

Rohith Vemula fue el estudiante que se suicidó por discriminación al interior de su universidad.

El domingo pasado, el cuerpo de RohithVemula, un estudiante de doctorado de la Universidad Central de Hyderabad, India, fue encontrado sin vida colgado en una residencia del campus. Las versiones de algunos testigos apuntan a que se suicidó a causa de rivalidades con otro grupo de estudiantes que lo expulsaron de su dormitorio y desencadenaron la suspensión de su beca de doctorado. 

El suicidio del joven desató protestas en varias partes del país como Delhi, Bombay, Pune y Hyderabad, entre otras ciudades. 

Si bien el episodio podría pasar como un caso cualquiera, detrás de esta historia el contexto político y social de India es el que podría dar una mejor explicación. Rohith era un dalit, una de las castas excluidas en el país. Lo cierto además es que desde julio, las becas de 25.000 rupias (1’300.000 pesos, aproximadamente) fueron suspendidas. En septiembre, a varios estudiantes se les obligó a abandonar sus habitaciones y en diciembre se ratificó la orden. 

Cinco días después del suicidio, NarendraModi, el primer ministro dijo en una declaración pública: “India ha perdido a un hijo. Puedo sentir el dolor”. La familia del joven lo consideró demasiado tarde, a pesar de que este utilizó en su discurso varios apartados de BhimraoRamjiAmbedkar, el símbolo de los dalits que luchó contra la discriminación social de los también llamados “intocables”. 

Uno de los más reconocidos “oprimidos” del país y director del Consejo Indio para la Investigación de las Ciencias Sociales, SukhdeoThroat, asegura en una entrevista paraScroll, un importante medio local, que este suicidio es el resultado del ambiente social que persiste en el sistema universitario, donde las castas inferiores son discriminadas y excluidas. 

Throat argumenta que son vistos como inferiores porque existe un sistema de cuotas para las castas más bajas en las universidades. “Ellos desarrollan complejo de inferioridad y su rendimiento académico es bajo; además la administración no los apoya, por eso Vemula se suicidó como muchos otros estudiantes de bajos recursos que al tener acceso a la educación se convierten en la gran esperanza de su familia y fracasar no es una opción”, explicó el activista. 

¿Qué son las castas indias? 

India está configurada bajo un sistema de cinco grandes castas que se refiere a una forma de estratificación social establecida por el hinduismo. En la parte más baja están los dalits, luego vienen los Shudras que son los campesinos y trabajadores del país. La mitad de la estratificación le pertenece a los comerciantes, llamados Vaishyas. Posteriormente, vienen los Kshatriyas que son los guerreros y en la cúspide están los sacerdotes e intelectuales, llamadosBrahmanes. Es imposible ascender socialmente ya que en India estas castas son un factor social hereditario. 

Según un informe de Human RightsWatch, cada año son registrados en India más de 100.000 casos de violaciones y asesinatos contra dalits, muchos de ellos cometidos por la misma policía. Incluso, los más de 180 millones de dalits son los que tienen menor acceso a educación y oportunidades laborales. 

La discriminación hacia los dalits está por doquier, siendo repudiados y expulsados de lugares públicos también. Acorde a estudios de Unicef, 15 millones de niños dalits trabajan en condiciones de semiesclavitud. Más de la mitad de ellos no pueden terminar la educación primaria debido a que son humillados en parte por sus profesores. No es de extrañar que además de intocables también se les llame “oprimidos”. 

Un informe de una ONG que estudia el caso recalca la necesidad de mayor inclusión de los estudiantes con desventajas sociales, educacionales y económicas. Añade que las mismas directivas de la universidad habrían podido apersonarse del caso mucho antes. 

El suicidio de Vemula indignó a India y le recordó a la población que la división entre castas todavía existe. La familia del joven ha rechazado las propuestas de compensación económica ofrecidas por la universidad por cerca de 40 millones de pesos. “Queremos saber por qué murió”, dice su hermana ante diferentes medios de India. 

A pesar de que la Universidad ha revocado la expulsión de otros estudiantes, argumentó que la beca de Vemula no había llegado desde julio del año pasado por problemas de papeleo. Por ahora, las protestas siguen y un grupo de estudiantes se mantiene en huelga de hambre indefinida. 

Para el debate

¿Cree que la educación podría llevar a superar problemas de segregación? Deje sus comentarios en nuestro Twitter @SemanaEd y @apalpati.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.