Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2016/01/13 10:30

Más controles para la listas de útiles escolares

El Ministerio de Educación reiteró la alerta sobre las listas de textos, uniformes y materiales para el nuevo año escolar. Instituciones podrán ser sancionadas por las secretarías.

El Ministerio de Educación reiteró los cuidados que deben tener los padres de familia con los útiles escolares. Foto: INGIMAGE.
;
Semana Educación

A pocos días de que empiece el nuevo año escolar en la mayoría de colegios, la preocupación por los abusos en las listas de útiles se mantiene. Esta vez la advertencia para los padres de familia corrió por cuenta del Ministerio de Educación, que dispuso la cuenta de correo utilesinutiles@mineducacion.gov.co para recibir todas las denuncias.

La alerta también fue para las instituciones de educación preescolar, básica y media, pues de incumplir la normativa se exponen a multas que oscilan entre 32 y 128 millones de pesos. Esto en caso de que las secretarías de Educación comprueben incumplimientos a la normativa sobre tarifas de matrícula y materiales educativos. Tanto así que si un plantel reincide puede enfrentarse a un cierre definitivo.

El pasado siete de enero, la cartera que encabeza Gina Parody emitió una circular que reitera los límites a las exigencias de las instituciones. Así se estableció que los textos y materiales, además de ser aprobados por el Consejo Directivo de cada institución, deben corresponder a las actividades que se desarrollarán en el ciclo lectivo. De hecho, se prevé un calendario de uso de los útiles para se adquieran en la medida en que se necesiten.

En palabras de la ministra, “los útiles deben estar orientados directamente a apoyar el proceso educativo y en ningún momento pueden convertirse en una carga desproporcionada para los padres de familia, ni reemplazar los gastos de funcionamiento en el centro educativo”.  Por ejemplo, si el colegio pide resmas de papel, “la familia las guarda en la casa y los estudiantes las van usando en la medida que avance la actividad”.

Además, según el ministerio, los colegios están obligados a mantener los mismos textos de cada área por lo menos tres años escolares. Es decir que a menos de que hayan cumplido ese tiempo no se pueden cambiar o pedir otros. Según informó la cartera, la intención de esta disposición es que los libros puedan intercambiarse o ser usados por los hermanos más pequeños.

Frente a los uniformes el ministerio también fue claro: solo se puede exigir uno de uso diario y uno de educación física. Y si un niño no pudo adquirirlo por razones económicas su derecho a la educación debe permanecer intacto y, por ningún motivo, se puede excluir de las actividades académicas.

También se reiteró la advertencia de que los colegios no pueden exigir materiales de una marca o proveedor específico. “Los padres podrán adquirirlos como y donde más se adecúe a su presupuesto”, sostuvo Parody. Y aclaró que a menos de que los útiles no estén en el mercado, las instituciones no pueden venderlos.

Vale recordar que el aumento de las matrículas y pensiones en colegios privados debe estar entre el 4,86% y el 6,36%. Lo anterior, por disposición del ministerio que, en octubre pasado, reguló las tarifas según los resultados de las instituciones en el Índice Sintético de Calidad.

La semana pasada, la Defensoría del Pueblo había alertado sobre los posibles abusos en las listas de útiles y lanzó la campaña ‘Útiles Sin Abusos’.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.