Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/3/2015 9:00:00 AM

¿Qué debe tener una lonchera saludable?

Los niños ya volvieron a clases. Ahora que algunos padres vuelven a incluir en el mercado algunos productos para sus hijos coman en los recreos, muchos se preguntan cómo escoger las opciones más nutritivas.

Los expertos coinciden en que los alimentos que los jóvenes consumen entre clases son muy importantes para su crecimiento y desarrollo. John Jairo Bejarano, director del Departamento de Nutrición y Dietética de la Universidad Nacional de Colombia, dice que es importante que los niños coman en sus descansos en el colegio porque gastan mucha energía.

“La lonchera cubre del 10 al 20 por ciento del requerimiento diario de energía y nutrientes en los niños”, explica Claudia Sanabria, especialista sénior en nutrición y salud de Unilever. Por eso los padres e instituciones educativas deberían cuidar qué le ofrecen de comer a los jóvenes después de las clases en la mañana y a la hora del almuerzo.

Sanabria afirma que las necesidades nutricionales de cada niño dependen de aspectos como su estado de salud, la actividad física que tenga y hasta el tipo de jornada escolar al que asista. Pero, así como se lo recomienda a los adultos, dice que los niños deberían consumir dos refrigerios: “uno en la mañana después del desayuno y otro en horas de la tarde después del almuerzo”.

No basta comprar los alimentos correctos. Para Bejarano, antes de obligar a los niños a comer una cosa u otra, los adultos deberían preocuparse por inculcar hábitos saludables. Desde su labor en la Universidad Nacional, ha realizado investigaciones en colegios tanto privados como oficiales y afirma que los contrastes son sorprendentes.

Dice que hay niños en colegios privados de Bogotá que pueden escoger su alimentación. “La autonomía es buena, pero si en la casa comen mal, pues los jóvenes simplemente llegarán a reproducir esa conducta”, afirma Bejarano. Además, apunta que en esas circunstancias no sirve de nada que los colegios tengan un nutricionista para implementar un menú saludable si los estudiantes van a pedir hamburguesa y papas.

El Estado, por su parte, tiene el Programa de Alimentación Escolar (PAE). En Bogotá, el PAE está a cargo de la Secretaría de Educación y en el resto del país lo implementa el Ministerio de Educación Nacional (MEN). Las secretarías de educación certificadas de los municipios o gobernaciones pueden firmar un convenio con el MEN para que este programa llegue a sus respectivos colegios oficiales. Según cifras del ministerio, 87 entidades territoriales certificadas (de un total de 91) han llevado el PAE a sus instituciones educativas.

Aunque existe este proyecto a nivel nacional que pretende ofrecer refrigerios saludables a los niños, esto no resuelve el problema nutricional. “Hay niños que a veces no conocen algunos alimentos y ciertas preparaciones, entonces las rechazan porque nunca les han dado eso en la casa”, relata Bejarano. Por eso, según él, los padres y profesores deberían dar ejemplo para enseñar a los niños a comer ciertos alimentos porque son saludables.

Los siguientes consejos de los nutricionistas John Jairo Bejarano y Claudia Sanabria son un punto de partida para los padres que quieran mandar una lonchera nutritiva a sus hijos y, por qué no, hacer una parecida para llevar al trabajo:

1. Sanabria recomienda tomarse el tiempo para mirar las etiquetas de los productos. En general se recomienda evitar los alimentos altos en azúcar, con mucha sal o demasiadas calorías.

2. “Una lonchera saludable puede salir cara”, afirma Bejarano, por eso aconseja comprar las frutas que están en cosecha.

3. Ambos coinciden que en todo refrigerio debe haber una proteína. “Mandarle un huevo en la lonchera a un niño suena a castigo”, dice Bejarano. En cambio, sugiere un queso o una bebida láctea.

4. Siempre debe haber alimentos que proporcionen energía. “Pueden ser galletas y panes de cereales ricos en fibra o ponqués preferiblemente sin relleno que sean libres de grasas trans” dice Sanabria.

5. Sanabria aconseja incluir en las loncheras una bebida “que tenga un buen perfil nutricional y baja cantidad de azúcar”, aclara.

Semana Educación preparó una galería sobre cinco opciones saludables para la lonchera de sus hijos.

Para saber más sobre la vida escolar y entornos de aprendizaje, síganos en Twitter @SemanaEd.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.