Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/20/2014 11:00:00 AM

Después del paro

SEMANA Educación habló con el presidente de Fecode, el profesor Luis Grubert, sobre los acuerdos entre el magisterio y el Ministerio de Educación Nacional.

Tras el paro nacional docente que duró cuatro días, los profesores y el Ministerio de Educación Nacional (MEN) llegaron a varios acuerdos el sábado pasado hacia las once de la noche. Luis Grubert, presidente de la Federación Colombiana de Educadores (Fecode), dice que se siente satisfecho con el resultado de las negociaciones.

En conversación con SEMANA Educación, Grubert explicó en qué consisten estos acuerdos y qué impacto tendrán en el Magisterio.

SEMANA Educación: ¿Cómo calificaría las negociaciones?

Luis Grubert: Yo diría que tuvieron sus tensiones como todo, sus puntos álgidos, pero al final llegamos a un ambiente de concertación donde armonizamos criterios. Además se habló de la posibilidad de producir un acuerdo general por la educación en el que se unan todos los actores, las normales, los rectores, alumnos, políticos, y el gobierno, entre otros.

S.E: ¿A qué acuerdos llegaron?

L.G: Los tres puntos propuestos fueron revisados y todos fueron objeto de acuerdo: salario, salud, evaluación. En el primero, sobre las medidas salariales, el gobierno se comprometió a permitir que se haga proceso de nivelación y se den recursos para este año. Ese proceso paulatino empieza desde el mes de junio.

A nivel de la definición del diseño de la política salarial hay una estructura en el marco fiscal de mediano plazo, que es como el referente del que se agarra el plan de desarrollo, y determina cuánto sale para el presupuesto anual. Eso solo es posible si hay una modificación de la bolsa que hoy se asigna para educación. Entonces, ese cambio será posible en el 2016. Ahora que asignaron unos recursos, que son una bolsa 75.000 millones de pesos este año y 137.000 millones el próximo.

S.E: ¿Cómo se distribuye y entrega ese dinero?

L.G: Se va hacer una distribución en la nómina de los maestros, pero como un proceso de nivelación, no como incremento. En tema económico y no solo materia de salarios. De ese dinero se van a asignar recursos para alimentación escolar, calidad, gratuidad, infraestructura, conectividad, transporte, formación docente y canasta educativa entre otros.

S.E: ¿Van a invertir más en cada uno de esos rubros?

L.G: Sí, el MEN invierte en esos aspectos y lo que pasó ahora con los acuerdos es que van a invertir más. Por ejemplo, el tema de calidad tiene que ver recursos que se asignan para estimular producción académica, bien sean libros o investigaciones, o software para potenciar las clases. Hoy calidad está muy deprimida, lo mismo que el tema formación docente, por eso necesitaba más inversión.

S.E: Pero hace falta más…

L.G: Hoy día Colombia invierte el cinco por ciento del PIB en educación. Nosotros en Fecode, basados en estudios, consideramos que debe llegar al 7.5 por ciento. En otros países de Latinoamérica como México, Argentina y Chile, el PIB que se invierte en educación está entre 8 y el 12 por ciento.

S.E: ¿Qué se acordó en el asunto de la salud?

L.G: El gobierno se comprometió a hacer cumplir los contratos al operador de la salud. El Ministerio de Hacienda, como dueño de Fiduprevisora, generó compromisos administrativos para poder puntualmente cumplir con temas como la entrega de medicamentos, asignación de citas, sobre salud ocupacional, cada punto tiene un tratamiento. Asumieron las acciones administrativas y gerenciales para que se resuelva el tema del magisterio, el gobierno en general asumió que ellos van a responder por lo que toca para que los contratos de salud se cumplan. Esto va de la mano con un acta del Ministerio de Hacienda en donde están los detalles.

S.E: El punto más difícil era la evaluación por competencias, la ministra de educación llegó a decir que era “innegociable”, ¿qué acordaron?

L.G: No es que no quisiéramos la evaluación, que es fundamental en el proceso educativo. Pero en el caso particular de esta evaluación por competencias solo se usa para calificar quién asciende y quién no. El problema es que tiene una asignación presupuestal y asimismo una limitación fiscal. Es decir que si se presentan 80 mil maestros a la evaluación y califican para ascender pero solo hay presupuesto para 10 mil solo asciende ese número. Pensamos que era tramposa, y queríamos que se suspendiera para dar paso a otros criterios para ascender, como años de experiencia, educación, y otras. Hubo acuerdo para una experiencia transitoria para probar y ajustar y cuando lleguemos al estatuto único miremos cómo llegar a un modelo con más opciones.

S.E: ¿Y para cuándo el estatuto único docente?

L.G: Estamos trabajando en eso, tiene muchas aristas, pero ojalá pueda ser este año.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.