Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/3/2016 7:00:00 AM

Los altos precios de la universidad no garantizan trabajo

La educación es el pasaporte para una mejor calidad de vida, para cerrar brechas. Sin embargo, cada año es más difícil acceder a la educación superior, y las universidades continúan desconectadas del mundo laboral.

;
Semana Educación

La oferta en educación pública superior sigue siendo débil en Colombia, tanto así que las mejores universidades hacen exámenes de ingreso, en los que casi el 80 % de los aspirantes se queda sin acceso. Por eso, la educación privada sigue siendo la única opción para miles de jóvenes en el país. El problema es que cada año los costos de matrícula suben, lo que dificulta aún más el ingreso a la educación superior. Este es uno de los análisis que se recogen en la revista digital Semana Educación. 

En un país donde el 55 % de la población gana el salario mínimo, es decir 689.000 pesos, resulta sorprendente que un semestre de pregrado en una universidad privada cueste cerca de nueve  millones de pesos, sin contar todos los gastos en textos, materiales, transporte, alimentación y demás, que, en promedio, pueden rondar los seis  millones al semestre. A eso se suma otra problemática: padres, o estudiantes, asumen créditos con las universidades para financiar su educación, y terminan  endeudados por años.

A finales de 2015 Semana Educación consultó las tarifas de diferentes pregrados en universidades privadas del país para determinar el presupuesto que deben tener los padres de familia. Por eso, esta edición tiene varios artículos enfocados en temas de costos  de la educación escolar y superior. Estos son los hallazgos más reveladores.

La carrera de Medicina es, de lejos, la más costosa del país: desde ocho millones en Tunja hasta 20 millones en Bogotá. Siempre se argumentó que los altos precios están asociados a las prácticas, lo que implica un hospital universitario y a los buenos salarios que empiezan a devengar los egresados. Sin embargo, hoy muchos profesionales están mal remunerados.

Los estudiantes pagan altas tarifas, quedan con deudas elevadas y el mercado laboral no responde a las expectativas de la inversión. Por ejemplo, la carrera de Comunicación Social tiene un costo promedio de ocho millones de pesos, pero un recién egresado comienza a devengar cerca de 1.800.000 pesos. ¿Cuántos años necesita para terminar de pagar el crédito? ¿Cómo podrá acceder pronto a estudios de especialización o maestría?

Hay una tarea que las universidades tienen pendiente: desarrollar una conexión entre oferta laboral y formación, entre costos del programa y salario del egresado. Los jóvenes deben conocer durante su proceso de formación las perspectivas económicas y laborales de lo que están estudiando. Algunas instituciones se centran en los procesos de formación y no se involucran en la comunicación con el mundo laboral.

La realidad demuestra que el estudiante, además de la motivación, requiere una realización profesional. El vínculo entre empresa y universidades es clave para establecer los puentes entre formación y trabajo.

Si los costos siguen siendo elevados, las universidades deben mostrar gestión en grupos de investigación, publicaciones indexadas, oferta de intercambios, eventos académicos y todo lo que el Modelo de Indicadores del Desempeño de la Educación (Mide) entra a evaluar. Las universidades requieren recursos, y el acceso a esta y la compensación económica al graduarse deben estar conectados. Más en un año de austeridad como parece ser 2016.

(*) Editor Semana Educación

@hurtadobeltran

Para suscribirse llame en Bogotá al (1) 6073010 y desde el resto del país a la línea gratuita 01-8000514141

Descargue la edición número 13 de la revista digital Semana Educación


Desde un iPhone o un iPad

1. Ingrese en su dispositivo a la aplicación App Store o haga clic eneste vínculo.
2. En la opción de búsqueda escriba Semana Educación y luego toque el botón de buscar.
3. Toque el botón descargar cuando vea esta ventana.
4. Si ya tiene una cuenta en App Store solo toque el botón comprar y disfrute de la más completa publicación educativa del país.
5. Si no tiene una cuenta activada, la aplicación le solicitará información personal y de su tarjeta de crédito para efectuar el pago.
6. Puede comprar la edición individual o la suscripción anual.

Desde Android

1. Desde su celular o tableta con sistema operativo Android entre a la aplicación Google Play o haga clic en este vínculo.
2. En la opción de búsqueda escriba Semana Educación y haga clic en buscar y luego en descargar.
3. Si ya tiene una cuenta en Google Play solo toque el botón comprar.
4. Si no tiene una cuenta activada, la aplicación le solicitará información personal y de su tarjeta de crédito para efectuar el pago.
5. Ya puede disfrutar de la más reciente edición de revista digital Semana Educación.

Desde un computador de escritorio

1. Puede ver gratis la primera edición (Revolución: educación sin aulas), la séptima (Educación para el progreso) y la octava (La mejor profesión del mundo) en este vínculo.
2. Para ver más ediciones llame en Bogotá al (1) 6073010 y desde el resto del país a la línea gratuita 01-8000514141. Al comprar la revista digital le darán un usuario y contraseña.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.