Viernes, 2 de diciembre de 2016

| 2015/11/13 07:00

La escuela de California donde todos los alumnos estudian de pie

Los médicos llevan años alertándonos de que pasar demasiado tiempo sentados puede tener serios efectos en nuestra salud física y mental.

La Escuela Elemental de Vallecito se ha convertido en la primera de EE.UU. en contar en todas sus aulas con escritorios elevados. Foto: BBC/MUNDO.

Numerosos estudios señalan que el sedentarismo contrarresta los beneficios de practicar ejercicio de forma regular y está asociado con enfermedades como la obesidad, la diabetes, la hipertensión, los problemas cardiovasculares, la depresión e incluso el cáncer.

Es por eso que en países como Estados Unidos cada vez hay más empresas que se están planteando sustituir los escritorios tradicionales por escritorios elevados que permitan que sus empelados trabajen de pie.

Esta tendencia, muy popular entre las compañías tecnológicas de Silicon Valley, también está llegando a algunas escuelas del país.

Ese es el caso de la Escuela Elemental Vallecito, en la localidad de San Rafael, en el norte de California, que se ha convertido en la primera de EE.UU. que cuenta en todas sus aulas con escritorios elevados.

Iniciaron la transición durante el curso pasado con un programa piloto cuyo éxito entre los profesores y los alumnos hizo que los responsables del colegio decidieran acabar con los escritorios tradicionales.
Mejor rendimiento

Los escritorios que ahora utilizan en Vallecito cuentan en la parte inferior con unos balancines que permiten que los niños descansen los pies.

En las aulas también hay banquetas para los alumnos que se cansen y necesiten sentarse, aunque según los responsables de la escuela, estos son utilizados en raras ocasiones.

Los profesores aseguran que desde que se instalaron los escritorios elevados, los niños están más concentrados a la hora de realizar sus tareas y son más productivos.

Algunos estudios señalan que este tipo de escritorios hace que los estudiantes mejoren sus resultados académicos hasta en un 15% y quemen alrededor de un 25% más de calorías.

Uno de los problemas que enfrentan las escuelas que quieren deshacerse de los escritorios tradicionales es el costo de cambiar el mobiliario, que puede rondar los US$6.000 por aula.

En la escuela Vallecito contaron con la colaboración de la organización StandUpKids, que se dedica a recaudar dinero para entregar subvenciones a los profesores que quieren escritorios elevados para sus alumnos.

Aprendizaje más fluido

"La idea vino de unos padres que estaban preocupados por los efectos que tiene en la salud física de los niños el que pasen todo el día sentados", explica Tracy Smith, directora de la Escuela Elemental Vallecito.

Según le contó Smith a BBC Mundo, empezaron la transición durante el curso pasado con una clase de cuarto grado y dado lo bien que funcionó, instalaron los escritorios elevados en otras tres aulas.
"Tanto a los profesores como a los estudiantes les gustó la iniciativa y por eso que decidimos instalarlos a todas las aulas de la escuela este año".

"No esperamos que los niños estén todo el día de pie. Se les permite en ocasiones que se sienten en el suelo o utilicen una banqueta", explica Smith, quien asegura que ahora el aprendizaje de los estudiantes "es más fluido".

"Vemos que se involucran más y su productividad ha aumentado. La enseñanza es ahora más dinámica. Estos escritorios permiten que los estudiantes se puedan juntar rápidamente en grupos y trabajen juntos".

Smith asegura que dado el poco tiempo que los alumnos llevan utilizando los nuevos escritorios, no tienen estadísticas concretas de cómo ha mejorado su rendimiento, aunque sí que han registrado "menos problemas de comportamiento y una tasa más elevada de finalización de las tareas".

"Es una iniciativa que funciona especialmente con los niños, que tienden a ser más activos que las niñas. Estos escritorios les dan más libertad de movimiento y así gastan esa energía extra".

"Los niños hoy en día pasan mucho tiempo sentados y no sólo en la escuela. Están sentados en casa jugando a videojuegos o utilizando sus tabletas, y no son tan activos como generaciones anteriores", apunta Smith.

Sobrepeso y obsesidad

Steven Mittelman, director del programa de diabetes y obesidad del Hospital Infantil de Los Ángeles, en California, cree que el uso de los escritorios elevados "es una idea excelente".

"Los estudios que se han hecho al respecto tanto en EE.UU. como a nivel internacional muestran que cuando se permite que los niños estén de pie, gastan más calorías y con el tiempo eso hace que padezcan menos problemas de sobrepeso", le dice Mittelman a BBC Mundo.

"Estos escritorios dan a los niños la oportunidad de que puedan moverse sin interrumpir la clase. Además, son más saludables para su postura y su sistema cardiovascular".

"Los datos muestran que dos de cada tres adultos y uno de cuatro niños en EE.UU. padecen sobrepeso u obesidad. Hemos de hacer algo para crear en las escuelas y los lugares de trabajo un ambiente que favorezca que la gente tenga un peso adecuado y saludable".

Según Mittelman, los escritorios elevados "son un paso en la buena dirección para mejorar la salud de la población".

Precauciones


Pese a que entre la comunidad médica en EE.UU. existe consenso en que los escritorios elevados tienen un efecto positivo en la salud física y mental de los niños, algunos expertos consideran que aún se han de investigar a fondo los efectos a largo plazo.

"Lo cierto es que se trata de un fenómeno nuevo y todavía hay muy pocos estudios al respecto", señala Mona Patel, pediatra del Hospital Infantil de Los Ángeles.

"Obviamente a los niños se les ha de enseñar a utilizar los escritorios en la postura correcta y se les ha de permitir que se sienten si lo necesitan", apunta Patel en conversación con BBC Mundo.
"Pero si se trata de niños sanos, no hay que tomar muchas precauciones, ya que a esas edades el estar de pie tiene un impacto positivo en su salud".

La popularidad que están ganando los escritorios elevados en las empresas y escuelas de EE.UU. también ha llegado a la Casa Blanca, que a fines de septiembre anunció que gastará US$700.000 en comparar varias unidades para sus empleados.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.