Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/8/2014 6:00:00 AM

Una llamada de auxilio

SEMANA Educación presenta una lista de los mayores desastres ambientales que han afectado a los océanos.

Según Greenpeace, la contaminación, los desarrollos turísticos y la sobrepesca son algunas de las actividades humanas que ponen en riesgo a los ecosistemas marinos. Si bien el 71 por ciento de la superficie terrestre está conformada por océanos, solo los más grandes desastres ambientales que allí ocurren llaman la atención del público.

Con motivo de la celebración del Día Mundial de los Océanos, SEMANA Educación hace un repaso por las peores catástrofes ambientales que suceden, y aún están sucediendo, en los océanos.

Zona muerta del Golfo de México
El área, de tamaño variable entre 15 mil y 18 mil kilómetros cuadrados, aparece anualmente en la costa de Luisiana. Allí los niveles de oxígeno son tan bajos que la mayoría de organismos muere.

El exceso de nutrientes provenientes del río Mississippi estimula el crecimiento de algas, que cuando mueren se descomponen en un proceso que toma tanto oxígeno del agua como para hacer imposible la vida de otros seres.

Los fertilizantes son los principales causantes del desastre y a pesar de que su uso se ha reducido, aún existe la zona muerta. El río lleva anualmente 230 millones de toneladas de sedimentos al Golfo, provenientes de las tierras de cultivo, con otros nutrientes que vienen de aguas residuales.

Isla de plástico
Un parche de cuatro toneladas de basura en el Pacífico Norte se extiende entre Estados Unidos y Japón. El Centro Nacional de Estudios Espaciales francés (CNES) estima que tiene cerca de 3,4 millones de kilómetros cuadrados de superficie y treinta metros de profundidad bajo el mar.

Charles Moore, un navegante británico, iba desde Hawái hasta California el 13 de agosto de 1997 cuando encontró la mancha de basura flotando. La corriente en vórtice del Pacífico Norte y los vientos del sur tienen direcciones opuestas, lo que impide a los desechos provenientes de ríos, aguas residuales, playas y embarcaciones dispersarse hacia las costas.



Una de las consecuencias más terribles de este desastre es que los animales ingieren trozos de basura al ser incapaces de distinguirlos de su alimento regular. Muchos también mueren atrapados entre los plásticos.

Al estar ubicada en aguas internacionales, no existe presión sobre ningún gobierno para la eliminación o limpieza de esta zona. Además se trata de un proceso muy difícil por la variedad y desigualdad de los materiales.

Desaparición del Mar de Aral
Durante los últimos 50 años, este mar entre Kazajistán y Uzbekistán ha sido reducido a su mínima expresión. En 2020, según expertos, se secará totalmente. En lugar de peces y barcos, solo habrá arena y piezas oxidadas.

Entre 1954 y 1960 el gobierno de Stalin en la Unión Soviética se preocupó por la producción de algodón en Asia Central, por lo que construyeron 45 embalses, más de 80 presas y aproximadamente 32 mil kilómetros de canales, dejando al Mar de Aral con solo una octava parte de su caudal original.

Actualmente Kazajistán es uno de los mayores productores de algodón a nivel mundial, pero la industria pesquera es casi inexistente. Además han desaparecido 20 de las 24 especies de peces que vivían en estas aguas, junto a aves que dependían de ellas para sobrevivir. La flora también ha sufrido las fuertes consecuencias.

Derrame de petróleo en el Golfo de México

La plataforma de perforación Deepwater Horizon explotó el 20 de abril de 2010, causando la muerte a 11 tripulantes y una fuga de crudo que duró 87 días sin control.

El sistema de prevención de explosiones falló. Poco tiempo después de los primeros indicios de problemas, ocurrió la primera explosión y el posterior incendio. El petróleo derramado equivale a cinco millones de barriles.