Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/5/2014 12:00:00 AM

Maestros al banquillo

En Estados Unidos, uno de los factores más importantes de calidad es la calificación que los estudiantes dan de sus maestros. Sin embargo, los docentes con mejores evaluaciones no siempre son los que mejor enseñan.

Un estudio reciente de la revista Evaluación Educativa y Análisis de Políticas de American Educational Research Association, revela que la evaluación de maestros por medio de las calificaciones de los estudiantes no se relaciona con la calidad de la enseñanza.

El interés de ciertas instituciones está en demostrar que el estudiante es significativo o, mejor dicho, que su valoración es el factor más importante para la evaluación.

Es así como muchos colegios y universidades norteamericanas prefieren incluso tomar decisiones sobre contrataciones, despidos e indemnizaciones basados en la calificación de los alumnos sobre sus profesores.

No obstante, los resultados del estudio demostraron que muchos profesores que eran considerados buenos por sus alumnos, o por sus prácticas en el salón de clase, obtuvieron bajos puntajes en los exámenes que medían el nivel de aprendizaje de los alumnos.

Además, en una publicación reciente de la Asociación Americana de Estadística, se demostró que la calidad de la enseñanza de los docentes solo es responsable por el 14 por ciento del desempeño de los alumnos en las pruebas.

¿Quiere saber más?
Vea la investigación completa aquí y lea la posición de Teodoro Pérez Pérez, gerente del Plan Nacional Decenal de Educación, quien considera que la convivencia escolar es un factor olvidado en la evaluación docente.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.