Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/27/2017 6:00:00 PM

“Tomar decisiones en Bogotá desde la 57 con 8 no tiene sentido”

A propósito del 60 aniversario del Sena, Semana Educación entrevista a su directora, María Andrea Nieto, sobre los retos que enfrenta la entidad para impulsar la formación técnica.

;
Semana Educación

El Servicio Nacional de Aprendizaje, Sena, está de cumpleaños. Han pasado 60 años desde que en 1957 Rodolfo Martínez Tono tuvo la idea de fundar esta entidad que desde sus comienzos buscó la capacitación técnica de la fuerza laboral de Colombia.

En estas seis décadas de funcionamiento, millones de colombianos se han formado para el trabajo en sus 33 regionales que se extienden por todo el territorio. Empezó con apenas 4.917 mil personas y ahora, el promedio anual asciende a más de ocho millones. 

En una fiesta multitudinaria en Bogotá, en la que participaron aproximadamente 5.000 asistentes entre aprendices, instructores y funcionarios del estado, se celebró este hito histórico de la entidad que, ahora, con la dejación de armas de las Farc, espera consolidarse todavía más. Así lo señaló María Andrea Nieto, su directora, durante el evento: “El Sena logró llegar a los territorios durante esta guerra ilógica y sin sentido. Imaginen ahora lo que podrá hacer en los siguientes 60 años sin la sombra del conflicto armado. Llevamos seis décadas construyendo paz”.

Celebración 60 años Sena

Celebración de los 60 años del Sena en Bogotá. Foto: Semana Educación.

A propósito del aniversario de la entidad, Semana Educación entrevistó en exclusiva a Nieto, quien desde el 27 de mayo de 2017 está al frente del Sena, para conocer qué dirección tomará bajo su liderazgo.

Semana Educación (S.E.): ¿Quién es María Andrea?

María Andrea Nieto (M.A.N.): Soy una mujer de 41 años, mamá de David de 8 años, el proyecto más maravilloso de mi vida. Estudié Economía e Historia en la Universidad de Los Andes. Me gusta escribir, hablar y he sido siempre una estudiosa del tema del emprendimiento porque es una herramienta muy poderosa para el empoderamiento de las personas. Yo misma la empleé mucho en una etapa muy dura de mi vida, cuando me separé. En ese momento mi empresa estaba empezando a surgir y me aferré con todas las fuerzas de mi alma a las habilidades que necesitaba para sacarla adelante. Todo lo que hago, también la maternidad, lo vivo desde la experiencia del emprendimiento que se basa en tener confianza en la capacidad creadora de uno y encarar esos desafíos de cara al futuro.

S.E.: ¿Por qué aceptó el cargo de directora del Sena?

M.A.N.: Cuando el presidente estaba en su segundo año de mandato empezó a hablar del proceso de paz. Inmediatamente me volví santista, la más santista de todas. Entonces, finalizando el 2013 recibí una llamada de Sergio Díaz Granados —exsecretario general del Partido de la U— que cambió el rumbo de mi vida y me trajo de regreso al mundo político. Me dijo que por qué no me lanzaba al Senado, y lo hice, siempre pensando en la paz y el emprendimiento como herramienta para el desarrollo. Perdí las elecciones, pero tuve la posibilidad de acercarme al presidente Santos y con mucho honor empecé a trabajar en su campaña. Entonces él me dice “váyase al Sena a transformar el Fondo Emprender”. Y me fui con el doctor Alfonso Prada hasta que él renunció y se me dio la oportunidad de liderar esta entidad que para mí es la más importante que tiene el país en términos de capilaridad y talento humano.

S.E.: ¿Qué numeros maneja el Sena en términos de presupuesto, matriculados y centros de formación?

M.A.N.: Contamos con 117 centros de formación en todo el país en los que atendemos de forma presencial a 1.300.000 aprendices gratis. En cursos complementarios estamos cerca de los 4 millones de personas, muchos de ellos se forman de manera virtual. Actualmente el 58 % de los aprendices que consiguen un contrato de aprendizaje con empresas se quedan trabajando en ellas una vez finaliza esta vinculación. Nuestro presupuesto es de 3,2 billones de pesos.

S.E.: ¿Cuál va a ser su política en la entidad?

M.A.N.: Este año cumplimos 60 años, y el gran reto es lograr una mayor pertinencia. Esto implica estar conectado con el sector productivo y empresarial. Necesitamos conocer qué requieren las empresas de talento humano para el futuro y cuáles van a ser esos trabajados que van a dejar de existir en unos años y cómo va a abordar esta realidad la industria. Nuestra labor es explorar todas esas posibilidades que da el territorio colombiano para verlas en dos vías: empleabilidad y emprendimiento. Construir una nación llena de emprendedores supone crear un tejido empresarial nuevo que permita la creación de empleo y haga que la economía se mueva por fuera de los centros urbanos tradicionales. Crear oportunidades de redes locales de mercados nuevos y dejar de depender de los centros. El Sena tiene que poder llegar a esas partes del país donde todavía no llega. La región vota mucha información sobre lo que necesita. Tomar decisiones en Bogotá desde la 57 con 8 no tiene sentido. Lo que hay que hacer es ir del escritorio al territorio. Y eso es lo que nosotros hacemos: revisar qué demandan las regiones.

S.E.: ¿Cuáles son los principales desafíos?

M.A.N.: El ciclo exitoso de la formación que ofrece el Sena es el empleo, por eso queremos que en 2018 tres de cada cuatro aprendices consigan uno cuando culminen sus estudios, el 75 %. Lo importante es el número de colocados: son 400.000 en este momento vinculados a alguna empresa y el año que viene queremos cerrar con 500.000. Para 2018 también debemos tener 46 centros de formación. El número de matriculados no tiene por qué aumentar, según nuestros pronósticos va a oscilar entre 1.300.000 y 1.350.000. En el Sena se gradúan 220.000 aprendices al año.

S.E.: Usted es una gran defensora de que los jóvenes se formen en las empresas, lo que se conoce como contratos de aprendizaje. ¿Cómo está ese tema?

M.A.N.: Quiero invitar a una reflexión constructiva. El empresario hace un esfuerzo gigante por ofrecer puestos de trabajo formales, pero lo que sucede es que el no se da cuenta del capital humano que está ahí para aprender, para ser formado y para potenciar la economía de su firma y del país. Los aprendices estudian la mitad de su formación en los centros del Sena y la otra mitad en las empresas, porque ese contrato es un requisito para graduarse. Ahí ponen en práctica lo aprendido, pero, nosotros desde el Sena les preguntamos a los empresarios “¿Sabe usted dónde se encuentra su aprendiz en estos momentos?”. Esperamos que no sacando fotocopias o colocando las bolitas en el árbol cuando llega Navidad. A veces el empresario confunde ese contrato con un contrato laboral y se trata de un contrato para aprender, aprendizaje que, por otro lado, el empresario está pagando. Además, las empresas tienen las posibilidades de contratar de manera voluntaria aprendices adicionales a la cuota que tienen y generar un beneficio tributario del 130 % en el valor de la renta.

S.E.: Otro de los temas polémicos es el Snet (Sistema Nacional de Educación Terciaria) que busca potenciar la educación técnica. ¿Cuál es su postura al respecto?

M.A.N.: La formación universitaria y la técnica son modelos diferentes pero complementarios. El esquema y la estructura de cada una es muy distinta. Lo más importante es que empecemos a sumar fuerzas desde la formación universitaria, desde los mensajes que manda el sector económico sobre qué necesita y desde la formación técnica. Existe mucho miedo al cambio del paradigma y ahora mismo estamos en un punto de las conversaciones en el que no nos oímos. La necesidad de potenciar la formación técnica es un tema que está mundialmente demostrado. Alemania lleva décadas con su sistema dual y el 70 % de los jóvenes que salen del colegio hacen formación técnica. En Canadá el 34 % de las personas entre los 20 y los 35 años son técnicos. En Estados Unidos, el 18 %. Y nosotros no le damos el valor todavía.

S.E.: ¿Cree que los técnicos deberían ganar lo mismo que los universitarios?

M.A.N.: Me gustaría que todo el mundo cobrara lo que merece ganar. La riqueza debe fluir para todo el mundo. Es un tema de merecimiento, y por supuesto queremos técnicos mejor remunerados.

S.E.: ¿Tiene pensado incluir el tema de las competencias blandas en la formación que ofrece el Sena? ¿Cómo lo haría?

M.A.N.: Hay una gran queja de los empresarios que están muy atentos a recibir a los aprendices y llegan pero no cumplen el horario, son retraídos, no saben de liderazgo. Tenemos que ayudar a esta gente a transformar su autoestima, su autovaloración. Por eso vamos a empezar a incluir la formación en competencias socioemocionales como parte del currículo de las carreras técnicas. También estamos desarrollando una cátedra para el emprendimiento que va a ser transversal a todas las formaciones que ofrece el Sena. El MIT o la universidad de Harvard, todavía no sabemos, nos van a ayudar en su diseño e implementación del currículo en el que se van a incluir nociones de liderazgo, productividad y generación de oportunidades. Esperamos firmar este convenio en unos dos meses. En las próximas dos semanas vamos a inaugurar 117 nuevos centros de emprendimiento del Sena con el apoyo del Departamento de Estado de Estados Unidos.

Relacionado: ‘Hay que enseñar a los niños a ser felices‘

S.E.: El Sena está presente en las zonas veredales. ¿Qué tipo de formación están procurando a las Farc?

M.A.N.: Estamos en 25 de las 26 zonas veredales. No hemos podido entrar a Tibú por cuestiones de orden público. En estas 25 tenemos una población total de 7.000 de los cuales 2.000, 800 de ellos mujeres, se inscribieron para el primer ciclo de formación que se enfoca en tres áreas fundamentales acordadas por el Secretariado: tecnologías para la paz, que es básicamente manejo de TIC; gastronomía básica y agricultura de alta precisión. En total son 40 horas de formación. El 77,4 % de los guerrilleros inscritos ya están formándose o terminando la formación.

Esta entrevista hace parte de la edición 25 de la revista Semana Educación que acaba de salir al mercado.  Si quiere informarse sobre lo que pasa en educación en el país y en el exterior, suscríbase ya llamando a los teléfonos (1) 607 3010 en Bogotá o en la línea gratuita 01 8000 51 41 41.

Para estar enterado sobre las noticias de educación en Colombia y el mundo, síganos en Facebook y en Twitter.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.