Sábado, 3 de diciembre de 2016

| 2016/07/19 18:00

Otro profesor carga al bebé de su alumna en brazos y deja un potente mensaje

Es el segundo maestro que se hace viral en las redes sociales por dar sus clases mientras sostiene al hijo de una de sus alumnas. Pero más allá de la imagen, ¿qué implicaciones tiene este acto?

Otro profesor carga al bebé de su alumna en brazos y deja un potente mensaje Foto: Facebook

No es un simple gesto. A pesar de la indudable ternura que genera, la fotografía que protagoniza esta semana un maestro y que está dando la vuelta al mundo gracias al impulso de las redes sociales, tiene más significado que el que a priori podría parecer.

Moisés Reyes es un profesor de Derecho de la Universidad Interamericana de Desarrollo en Acapulco, México, que publicó en su página de Facebook una imagen en la que sostiene a un bebé mientras dicta su asignatura. Junto a esta, el siguiente mensaje: “Tengo una alumna, que no ha desertado a la escuela a pesar de sus distintos roles, por eso decidí cargar a su hijo, sin interrumpir la clase para que tomara apuntes. #Acapulco”.

Profesor carga al hijo de su alumna

De acuerdo al informe Panorama de la Educación 2014, de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, Ocde, en el país azteca la tendencia es que los jóvenes de entre 15 y 29 años pasen más tiempo trabajando (6,4 años), que estudiando( 5,3). El promedio de los estados miembros del organismo es 4,4 y 7,3, respectivamente.

En México, los embarazos en adolescentes son uno de los principales factores que suscitan que los jóvenes incurran en el mercado laboral antes de terminar sus estudios o no los continúen con formación de posgrado. Según Unicef, medio millón de mexicanas dan a luz al año, lo que obliga a muchas de ellas (y a los padres de los recién nacidos) a apartarse de las instituciones educativas para poder mantener a sus hijos.

En el post difundido por el profesor Reyes, que ha sido compartido hasta el momento cerca de 23 mil veces, este hace referencia a Yelana Salas, una de sus estudiantes de 22 años, y a su hijo de seis meses, a quien ocasionalmente la madre tiene que llevar a la universidad. “Cuando mi abuela tiene que atender compromisos y no tengo otra opción”, le comentó al portal español Verne.

La joven indicó que el niño es muy tranquilo. Sin embargo, “ese día estaba inquieto y comenzó a llorar”. Viendo el profesor que su alumna no podía atender la lección, se acercó a su puesto,  agarró al menor, lo colgó contra su pecho y dio el resto de clase sin separarse de él. La madre contó que no era la primera vez que Reyes tenía este gesto con ella.

Hace un año, la imagen de otro profesor se convirtió en viral por la misma razón. En ese caso, se trató de Sidney Engelberg, maestro de la Universidad Hebrea de Jerusalén, Israel, quien, al ver que una de sus alumnas no podía calmar a su bebé, se lo encaramó a sus brazos y siguió impartiendo su clase.

Colombia, cifras preocupantes

Como en México, en Colombia también existe un problema con las altas tasas de embarazo adolescente y las implicaciones que transcienden de esta realidad, no sólo para la madre, sino para la sociedad en su conjunto. 

Según Naciones Unidas, el 22 % de las embarazas en Colombia son menores. Solo en Bogotá, la Secretaría Distrital de Educación (SED) contabilizó a principio de 2016 2000 niñas en estado de gestación. El Ministerio de Educación (MEN), por su parte, estimó que en el conjunto del territorio se producen 150.000 nacimientos anuales de madres entre los 15 y los 19 años. A esto se suman los 6.500 nacimientos en niñas de 14 años o menos.

Le puede interesar: ‘Cuando los niños juegan a ser adultos

Así pues, el embarazo prematuro incide directamente en las cifras de deserción: tanto las madres como sus compañeros abandonan sus estudios e incurren en el mercado laboral para hacer frente a su nueva situación. Es una relación directamente proporcional, en el que el nivel de pobreza y vulnerabilidad de los futuros padres también influye. De hecho, los colombianos que viven en zonas rurales, donde los índices de pobreza son del 43%, tienen niveles de embarazo adolescente más acusados que en las zonas urbanas, indicó recientemente el informe ‘La educación en Colombia‘ de la Ocde. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.