Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2015/12/21 09:00

Así están las cuentas de la Universidad San Martín

El Ministerio de Educación presentó el balance de su gestión, tras once meses de haber intervenido la institución. 8.269 estudiantes se matricularon en el segundo semestre de 2015.

La Fundación Universitaria San Martín fue intervenida en enero pasado por el ministerio. Todos los programas fueron reabiertos. Foto: Daniel Reina /SEMANA.
;
Semana Educación

Salvar a la Fundación Universitaria San Martín parecía una misión imposible. Las deudas que inundaban los despachos, el desorden en la contabilidad, las irregularidades en los programas y las demandas laborales de los empleados nublaban todo el panorama. Con las clases suspendidas de tajo por los profesores a falta de pago, y un semestre incompleto, la situación no podía estar más enredada hace un año. Además, había más de 14.000 estudiantes en paro, de los cuales 400 no estaban amparados por el registro calificado. Eso más el proceso penal que empezaba a gestarse contra los exdirectivos de la institución.

La cartera en cabeza de Gina Parody se volcó entonces a sacar a la universidad del "coma" para garantizar el derecho a educación de los casi 20.000 alumnos que había en ese momento. Once meses después de intervenir la San Martín, amparado en una ley recién salida del horno, que fortaleció sus funciones de inspección y vigilancia, el ministerio reestableció las labores académicas y administrativas de la Fundación.

Hoy hay 8.269 alumnos en la institución y  se reabrieron los programas en los 19 Centros de Atención Tutorial (CAT) y en las cinco sedes presenciales. "Hemos logrado mantener viva a la Fundación Universitaria San Martín", aseguró Gina Parody.

A los maestros, que cancelaron las clases por falta de pago en la administración anterior, también se les garantizaron condiciones laborales. Los 947 docentes -551 en programas presenciales, 342 en programas a distancia y 54 contratistas- que siguieron en la San Martín cuentan con todas las prestaciones sociales que exige la ley. Sus salarios están al día. Así como los de los 524 administrativos que también están empleados en la universidad.

La intervención del ministerio y el restablecimiento de funciones también permitieron que se graduaran 3.831 estudiantes en todos los programas. Además, el plan de transferencias logró que 1.056 alumnos fueran trasladados a 30 instituciones de educación superior en todo el país para continuar con su formación profesional, entre ellos 404 alumnos en programas que no contaban con registro calificado.

Precisamente, la ministra aclaró que la San Martín no ha recibido estudiantes nuevos porque los registros calificados siguen suspendidos. El proximo año se evaluará la decisión de volver a abrirlos, dependiendo de la viabilidad que tenga la institución. Por ahora, la cifra más alentadora es que apenas 70 estudiantes abandonaron sus estudios desde que la universidad está a cargo del ministerio, es decir, desde el 2015.  Lo que representa menos del 1 %, según se reportó en la rueda de prensa.

El 29 de diciembre de 2014 el Ministerio de Educación empezó las labores de inspección y vigilancia. En enero pasado nombró un inspector encargado y un mes después removió a los directivos para designar un nuevo plenum. También se creó una fiducia para proteger el dinero de las matrículas.  Desde entonces la cartera tomó las riendas del centro educativo y en noviembre pasado se presentó un plan de mejoramiento para que la institución pueda continuar.

El plan de acción está enfocado a alcanzar en el mediano plazo condiciones adecuadas de calidad. Para ello el ministerio ayudó a la institución para la elaboración e implentación de ese plan a través de las áreas técnicas. También contrató a una universidad acreditada en alta calidad, con el fin de que acompañara todo el procedimiento.

En ese sentido, se desarrolló un proceso de autoevaluación institucional por cada  programa. Así se reconocierón los  factores de calidad que deben ser mejorados y aquellos que deben seguir fortaleciéndose. De ahí que se haya realizado la restructuración organizacional de la institución, sus estatutos y la consecución de un nuevo equipo directivo para liderar los procesos académicos, administrativos y económicos.

“Nuestra misión es continuar defendiendo los derechos de los estudiantes que confiaron en esa Fundación Universitaria y en sus directivos, y apoyarla dentro de las condiciones y limitaciones que nos impone la constitución y la ley”, agregó Parody.


Programas reabiertos

Estos fueron los programas presenciales que volvieron a funcionar tras la crisis de la institución:

Bogotá: Administración de Empresas, Contaduría Pública, Finanzas y Relaciones Internacionales, Derecho, Publicidad y Mercadeo, Psicología, Medicina, Medicina Veterinaria, Zootecnia y Odontología.

Sede Cali: Medicina

Sede Pasto: Medicina y Finanzas y Relaciones Internacionales

Sede Sabaneta: Medicina y Finanzas y Relaciones Internacionales

Sede Puerto Colombia:
Medicina, Medicina Veterinaria y Zootecnia y Odontología.

Los programas a distancia que continuaron fueron Administración de Empresas, Contaduría e Ingeniería.

Situación financiera:

Crítico. Así definió la ministra Gina Parody el estado financiero de la Fundación Universitaria San Martín. "Cuando el Ministerio decretó las medidas preventivas y de vigilancia especial lo que sobresalía era la falta de información y documentación. Pero a medida que se ha ido conociendo  información, hemos encontrado una situación financiera complicada, por la tercerización o enajenación de bienes y el posible desvío de recursos, que están siendo investigados por la Fiscalía", explicó la cartera educativa.

Por eso, la institución está en la labor de recaudar y consolidar información financiera, contable, de inventarios, deudas y acreencias que le permita analizar la situación. En los próximos días la San Martín adelantará una convocatoria pública para que los acreedores presenten sus deudas, las depuren y califiquen, y presenten al ministerio un plan de pagos que sea sostenible en el tiempo sin afectar la prestación del servicio educativo.

Cronología de un escándalo


El culebrón de la San Martín ha sido uno de los mayores líos educativos de los últimos años. Semana Educación preparó un recuento de los principales capítulos en este drama, que estalló en noviembre del año pasado.

5 de noviembre 2014: El Ministerio de Educación anuncia las primeras medidas por las irregularidades de la San Martín: quedan suspendidos provisionalmente los registros calificados y el dinero de las matrículas debe estar en una fiducia.

16 de diciembre 2014: El Senado aprobó en último debate el proyecto de ley que fortalece las facultades del Ministerio de Educación para vigilar y sancionar a las instituciones de Educación Superior.

23 de diciembre 2014: El presidente Juan Manuel Santos sanciona la nueva ley de inspección y vigilancia que le abre las puertas a la cartera de Educación para intervenir la San Martín.

19 de diciembre 2014:
El fundador y directivo de la universidad, Mariano Alvear, rompe su silencio y enfrenta a los medios en una rueda de prensa. Asegura que el gobierno los ha hecho ver como “el grupo leproso de la educación, el Saludcooop de la educación”.

26 de diciembre 2014: El Ministerio de Educación comienza las labores de inspección y vigilancia en 18 sedes de la Fundación Universitaria.

8 de enero:
La Superintendencia de Sociedades puso cuatro empresas del grupo Alvear bajo su máximo grado de supervisión.

19 de enero: Ministerio de Educación nombra inspector encargado en la San Martín.

2 de febrero:
El gabinete en cabeza de Gina Parody anuncia nuevo plenum para hacerse cargo de la institución, luego de las entonces directivas de la fundación no cumplieran con las instrucciones de la vigilancia especial.

12 de febrero: El plenum conformado por Germán Sierra, Ángela, Echeverry, Edna Bonilla y Roberto Zarama asume funciones.

27 de febrero: Se reestablecen programas a distancia en 13 Centros de Atención Tutorial.

4 de marzo: La Fiscalía capturó a Mariano Alvear, fundador de la San Martín; Ricardo Caballero Calderón, representante legal, y Juan Carlos Mahecha, jefe de la oficina jurídica. Al otro día les imputó seis delitos por las irregularidades en la administración de la institución. Ninguno aceptó los cargos.

26 de marzo: Abren preinscripciones para estudiantes de carreras presenciales en las sedes de Bogotá, Puerto Colombia, Cali y Pasto.

1 de abril: Se anuncia la reapertura de matrículas para 12 programas.

7 de abril: Empieza el proceso de matrículas.

17 de abril: Grado de los primeros 208 alumnos después del escándalo.

21 de abril: El rector designado por el Ministerio de Educación, Germán Sierra, anuncia vía Twitter su renuncia al cargo.

28 de abril:
El Plenum a cargo de la San Martín nombra a Mayra Vieira para reemplazar a Germán Sierra.

30 de abril: Mayra Vieira asume la rectoría de la institución.

27 de mayo: La Superintendencia de Sociedades sancionó a los representantes de la empresa Gráficas San Martín. Mariano Alvear y Rodrigo Enrique Ruiz, revisor fiscal, fueron multados con 51.548.000 pesos y 38.661.000 pesos, respectivamente.

2 de junio: Fiscalía llama a juicio a tres exdirectivos de la San Martín, entre los que se encuentra el fundador, Mariano Alvear.

19 de octubre: El Consejo de Estado exigió al ministerio y a la Fundación Universitaria San Martín establecer un plan de contingencia que valorara especialmente a los estudiantes que estaban próximos a graduarse antes de la intervención estatal.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.