Domingo, 4 de diciembre de 2016

| 2015/10/20 18:00

No más "niños fantasmas"

El Ministerio de Educación anunció un decreto que fija requisitos más estrictos en los contratos de matrícula que realizan las entidades territoriales por ser propensos a la corrupción.

La práctica de los "niños fantasmas" consiste en registrar estudiantes que no existen. Foto: Archivo Semana

El año pasado el gobierno determinó que eran 129.000 los “niños fantasmas” del país, es decir alumnos inexistentes registrados en las entidades territoriales. Este es uno de los problemas que el Ministerio de Educación quiere ponerle freno. Para ello, la cartera anunció el decreto 1851 de 2015 que reglamenta la contratación de matrícula. Por el cual fijan requisitos más estrictos para garantizar la calidad, oportunidad y transparencia en los contratos que realizan las Entidades Territoriales.

La corrupción en los contratos es frecuente. Y lo que da pie para ello es que la demanda de estudiantes supera la oferta del Estado en algunas regiones del país. Según las cifras presentadas por el Ministerio de Educación, en 2015 son 668 mil los estudiantes que no pudieron ser atendidos con la plata o la infraestructura oficial actual, lo cual es una reducción en comparación al año pasado que fueron 725 mil. De igual forma, el número de docentes de la Planta Oficial, 286 mil, no alcanza a cubrir la totalidad de estudiantes, 7 millones 500 mil. Lo que falta para lograrlo es poco, el 5 por ciento, puesto que la cobertura está en el 95 por ciento según la cartera.

Pero el porcentaje que se queda por fuera de la escuela por cupos, debe asistir al aula de cualquier forma, así que se permitía, antes del decreto, a las Entidades Territoriales que contrataran con colegios privados o entidades sin ánimo de lucro a través de los Bancos de Oferentes. En ese proceso es cuando se presenta la oportunidad para la corrupción.

“En este nuevo decreto se establecen además de unos principios claros que deben regir la contratación del servicio educativo (accesibilidad, reducción progresiva, diversidad, eficiencia, planeación, oportunidad y por supuesto calidad), requisitos de trayectoria, idoneidad, experiencia y resultados de calidad más estrictos, para los prestadores que pretendan celebrar contratos del servicio educativo a partir de la vigencia 2016”, afirmó el Viceministro de Educación preescolar, básica y media, Víctor Saavedra.

Con la regulación, las Entidades Territoriales Certificadas deberán cumplir con ciertos ítems y demostrar de manera transparente la falta de cupos escolares en sus regiones. Según el Ministerio de Educación, son 23 las entidades territoriales las que concentran el 85 por ciento del monto contratado. Bogotá es la primera con $185.000 millones y 86.850 estudiantes. Seguida por Cali que tiene más estudiantes pero menos dinero, 104.449 representando el 38 por ciento del total de niños y jóvenes en colegios, y un acumulado de $130.000 millones.

Además, se evidenció que los resultados en calidad de esos colegios contratados fueron inferiores al promedio nacional. La razón, la interventoría de contratos era deficiente y no exigía el cumplimiento de las  obligaciones del contrato a los prestadores del servicio educativo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.