Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2016/07/11 07:00

Cultos, educados y universitarios: el perfil de los terroristas

El denominador común de muchos de los cabecillas de las grandes organizaciones terroristas y grupos al margen de la ley es que son personas formadas y altamente instruidas.

Cultos, educados y universitarios: el perfil de los terroristas Foto: Captura de video
;
Semana Educación

Jóvenes de familias pudientes y formadas en las mejores instituciones. Ese es el perfil que compartían seis de los siete terroristas yihadistas que la semana pasada mataron a 28 personas en nombre del Estado Islámico en un restaurante en Dacca, capital de Bangladesh.

De acuerdo con Sheikh Hasina, primera ministra del país asiático, los responsables de la masacre, que no superaban ninguno los 25 años de edad, crecieron sin problemas económicos y recibiendo la mejor educación desde primaria en escuelas de élite privadas. “Eran jóvenes muy instruidos”, indicó el ministro de Información, Hasanul Haq Inu.  

Quizá le interese: ‘Los 200 muertos que no le interesan a nadie‘

Nibras Islas era uno de ellos. A sus 22 años estudiaba en la universidad de Monash, en Malasia, y, según decían sus compañeros, era un gran deportista. Meer Saameh Mubasheer, otro de los terroristas cuatro años menor, iba a una escuela de élite británica en Dacca, Scholastica, una de las mejores del país en términos de calidad educativa y prestigio internacional. Rohan Imtiaz, otro de los yihadistas cuya identidad ha salido a la luz, es hijo de Imtiaz Khan, un político de la Liga Awami, el partido del Gobierno bangladesí.

Sólo uno de los perpetradores de la masacre, Khairul Islam Payel, hijo de un obrero, recibió instrucción en una escuela coránica, mientras que el resto de sus compañeros se formaban en colegios y universidades de corte pro occidental. 

El perfil de estos radicales se aleja mucho del estereotipo de individuo con escasos recursos reclutado en una madrasa (escuela musulmana de estudios superiores)  que suele caracterizar a este tipo de asesinos. Sin embargo, la realidad es que este patrón sólo se cumple en las bases de la pirámide de estas sociedades. En lo más alto, donde se localizan los cabecillas, la dinámica es completamente diferente: personas con un alto nivel de formación  e instruidas en instituciones educativas de corte occidental.

Tal es el caso, por ejemplo, del actual líder del ISIS, Abu Bakr al Baghdadi. Le avala una licenciatura, una maestría y un doctorado en estudios coránicos que obtuvo en la Universidad Islámica de Bagdad.

‘Siete preguntas para entender qué es el Estado Islámico‘

Su antecesor en términos de radicalismo, Osama Bin Laden, era hijo de Mohammad bin Awad bin Laden, uno de los empresarios de la construcción más adinerados de Arabia Saudí. Asistió a la escuela secular privada Al-Thager, donde se codeó con la élite saudita, príncipes incluidos. Se graduó en la Universidad Rey Abdul Aziz, también privada, aunque se desconoce si lo hizo en Administración de Empresas o Ingeniería.

Notables hojas de vida en la guerrilla

Este mismo patrón se repite entre los cabecillas de las Farc. Especialmente entre los que integran el secretariado y durante tres años han negociado los acuerdos de paz con el Gobierno de Juan Manuel Santos.

Iván Márquez, por ejemplo, quien estudió Derecho en la desaparecida Unión Soviética, o Rodrigo Londoño Echeverry, alias ‘Timochenko’,  con estudios en medicina y especialización en cardiología por la Universidad Patricio Lumumba de Moscú, Rusia.

Jaime Alberto Parra alias “Mauricio Jaramillo”, por su parte, inició estudios también en medicina en la Universidad Nacional, aunque solo cursó seis semestres. Años más tarde, y con el apoyo del  Partido Comunista, terminó sus estudios en Cuba. En el caso de Milton de Jesús Toncel Redondo, alias ‘Joaquín Gómez’, se graduó en Ingeniería Agrícola en la antigua URSS y fue profesor de la Universidad de la Amazonía en la sede de Florencia (Caquetá)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.