Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/17/2015 4:15:00 PM

Los grados que la crisis de la San Martín no pudo detener

Este viernes la institución otorgó su título profesional a 208 alumnos. Además, anunció el inicio de clases para los programas presenciales.

En medio del aguacero de líos que desde hace seis meses enreda a la Fundación Universitaria San Martín, este viernes se produjo una buena noticia: el grado de 208 estudiantes. Las facultades de Publicidad y Mercadeo, Finanzas, Negocios y Relaciones Internacionales, Veterinaria y Zootecnia, Odontología y Medicina entregaron oficialmente el diploma a los nuevos profesionales. Una fecha que puede considerarse histórica si se tiene en cuenta la crisis que atravesó la institución y que la dejó en estado de coma.

“Hoy es un día de esperanza porque pensamos que se nos había embolatado el diploma”, aseguró Diana Oliveros, graduanda de Publicidad y Mercadeo. Su sentimiento es compartido por el rector Germán Sierra, directivo designado por el Ministerio de Educación, quien no titubeó al asegurar que el grado de estos estudiantes “es un símbolo de que después de la tormenta llega la calma”.

Por eso calificó el evento como “gratificante para la familia de la Fundación San Martín y para estos padres de familia que confiaron el sueño de sus hijos”. Agregó que pese al escepticismo frente a los grados “este plenum les cumplió en una ceremonia que los dignifica, los recupera y los muestra a la sociedad como unos ciudadanos de bien y personas competentes para desarrollarse en el sector productivo”.  En pocas palabras, dijo, la institución que tiene a cargo está cumpliendo.

El calvario que alcanzaron a padecer algunos de estos estudiantes cuando estalló la crisis hoy se convirtió en euforia. “Nosotros, que ya estábamos a punto de graduarnos, pensamos que se nos había quemado el pan en la puerta del horno. Fue un golpe durísimo porque confiábamos en que la universidad estaba bien. Pese a las dificultades al final del camino se ve la luz. Es un orgullo para todos nosotros graduarnos”, sostuvo Javier Forero, graduado de Publicidad y Mercadeo.

Las sonrisas, togas, birretes y diplomas inundaron el auditorio principal de la San Martín en Bogotá. Sitio que, paradójicamente, lleva el nombre de Mariano Alvear, fundador y exdirectivo de la universidad  que hoy enfrenta un proceso penal y tiene detención domiciliaria por las supuestas irregularidades administrativas que habrían puesto en jaque a la institución. Un hecho que, según Diana Oliveros, los obligó como estudiantes a unirse “para no dejar tiradas las cosas porque ya no podíamos dar vuelta atrás. Sabíamos que pasarnos a otra universidad era un retroceso”.

De ahí que esta estudiante reconozca la labor que desempeñaron algunos docentes y directivos para alcanzar el objetivo de graduarse: “Como dice el dicho uno no escoge a la familia pero sí a los amigos. Tuvimos un problema con el papá de la Fundación Universitaria San Martín, pero estamos rodeados de buenos profesores que nos ayudaron”. Su colega, Javier Forero, insistió en que “las personas que están estudiando no deben preocuparse, este diploma es prueba de que se consiguen los resultados y que finalmente lo que gana es la justicia”.

Programas presenciales

Luego de que el pasado primero de abril se anunciara  la reapertura de matrículas, el rector Sierra aseguró que entre el miércoles y el jueves de la próxima semana empiezan las clases de los programas presenciales, pues ya está inscrito el 70 por ciento de los estudiantes que participaron en la preinscripción.

“En este momento tenemos 2.033 alumnos de programas presenciales, esperamos que entre hoy, el lunes y el martes esta cifra pueda remontarse a los 3.000 estudiantes”, aseguró. En total, junto con los estudiantes que están cursando las carreras a distancia, a la San Martín regresaron 9.000 alumnos. Además, hay alrededor de 300 que han sido reubicados porque estaban en una situación irregular y sus carreras no contaban con los registros calificados.

“A estos estudiantes se les entregan las notas, se hace un acompañamiento a la institución de educación superior en la que estén interesados, se les realiza una evaluación y son aceptados en esa universidad. Significa que les está garantizando el derecho a la educación”, sostuvo Sierra.

Trabajadores

Frente a la situación de todos los trabajadores de la San Martín, el rector explicó que es positiva. “Hemos llamado a unos 300 trabajadores a los cuales se les pagó el mes de la reapertura y aquello fue una gran alegría llanto porque habían recibido un salario después de tanto esperar”, explicó. Añadió que la mesa laboral instalada con el Ministerio de Trabajo está andando pero es un proceso que lleva bastante tiempo “porque hay que determinar la situación de cada trabajador, cómo ingresó si tiene sus papeles en regla, qué se le debe. Es un ejercicio que no requiere velocidad sino calidad”.

Para más información sobre la Fundación Universitaria San Martín y las decisiones alrededor de la crisis, visite nuestra sección.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.