Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2016/02/27 09:00

En Soacha, 1500 niños no van al colegio

El sobrecupo de alumnos en colegios oficiales, unido a la falta de infraestructura complementaria han provocado la situación. Ni el Ministerio de Educación, ni la Secretaría de Soacha se responsabilizan de este hecho.

El aumento de la población en Soacha ha generado que los colegios no den a basto. Foto: Semana
;
Semana Educación

Los padres llevan más de un mes protestando frente a los colegios de Soacha exigiendo que sus hijos puedan asistir a clase. Son aproximadamente 1.500 los menores que siguen en lista de espera para acceder a algún cupo en una institución educativa del municipio. La cifra la reveló en exclusiva a esta publicación Abel Suárez, secretario de Educación del municipio.

Los motivos, como aseguraron algunos de los padres afectados consultados por Semana Educación, son tres: la elevada demanda de cupos, la falta de infraestructura educativa y la escasa planta docente para hacer frente a la demanda. El desmesurado crecimiento poblacional de Soacha, debido en parte a la construcción de macroproyectos de vivienda de interés social como Ciudad Verde, ha impedido que el municipio tenga la capacidad de enfrentar las necesidades de la población estudiantil. El mismo Suárez confirmó esta información.

El detonante de toda esta situación, de acuerdo al secretario y a las familias afectadas, fue la aprobación en septiembre del Decreto 1851 por parte del Ministerio de Educación (MEN). Por medio de este, se regula la contratación de servicio educativo con colegios privados que efectúan las entidades territoriales, una modalidad a la que se acude cuando la oferta oficial no es suficiente para dar cobertura a los niños cuya educación financia el Estado. Con esta medida, la cartera que dirige Gina Parody busca mejorar los índices de calidad en la educación: se ordenó a las Secretarías de la región no contratar colegios privados por debajo del percentil 20 en los resultados de las Pruebas Saber, como se venía haciendo hasta el momento.

Esta medida supuso el cese de contratación con 29 colegios privados de Soacha que afectó a un total de 5.200 niños, según Suárez. Estos fueron en su mayoría reubicados en colegios oficiales. También en instituciones privadas que cumplen con los requisitos de calidad y que reciben recursos oficiales por recibir a los menores. Sin embargo, todavía faltan más de un millar de estudiantes por asignar. “El decreto nos creó una presión adicional que no teníamos previsto. Adicionalmente, la afluencia masiva de niños que llegaron a finales del año pasado a vivir en las nuevas viviendas de interés social nos generó una presión en las matrículas que tampoco era posible prever”, sostuvo Suárez. Esto último en alusión a las 49.000 unidades de vivienda que están aprobadas para construir en Soacha y de las que ya se han entregado 24.000.

“Desde que el Gobierno Nacional autorizó la construcción de estas viviendas no se han construido suficientes centros educativos. Nosotros permanentemente presentamos proyectos. Ya tenemos radicados 21 ante el MEN. Pero no hemos tenido los recursos para cofinanciarlos, y el Ministerio tiene que brindar el 70% de la inversión”, sentenció el secretario de Educación de Soacha.

A este respecto, Víctor Saavedra, viceministro de Educación Preescolar, Básica y Media, contó a Semana Educación que el Ministerio ya cuenta con los recursos que le corresponden para cofinanciar la construcción de instituciones educativas oficiales. “Nosotros no tenemos que resolver todos los problemas de ellos. Pero sí solucionar un problema estructural que hay en Soacha con inversión en infraestructura. Tenemos los recursos para construir todos los colegios que se necesitan pero sólo podemos hacerlo hasta el 70% en cada institución educativa. Mientras la alcaldía no aporte con el 30% no podremos solventar este problema estructural”.

Así pues, mientras Suárez carga contra el Ministerio por falta de apoyo económico y Saavedra hace lo propio contra la Secretaría, 1.500 niños siguen sin poder asistir a clase.  

 ¿Qué está pasando con los colegios oficiales que sí brindan servicio?

Uno de los colegios más afectados por la situación de la educación en Soacha es la Institución Educativa León XIII, sede Chiloé, de Ciudad Verde. Gina Parody inauguró el centro en noviembre de 2015 como parte de la estrategia para fomentar la implementación de la jornada única en el sector oficial.  

El macrocolegio, destinado inicialmente para 1.440 estudiantes, acoge tres meses después al doble de alumnos en jornada partida para suplir la demanda, afirmó un afectado de Ciudad Verde que prefirió no dar su nombre.

Según este ciudadano “los padres han recurrido al ‘pico y placa’ con los niños: unos van unos días y otros van otros”, explicó, y añadió “el secretario lo que nos dijo es que la llegada de profesores depende de la disponibilidad de docentes que tenga el Ministerio de Educación”.

A este respecto, el secretario de Educación del municipio, Abel Suárez, asegura que hace por lo menos un mes que radicó una solicitud al Ministerio para que le aprobara la llegada de 100 maestros más para esta institución educativa. Saavedra, por su parte, señaló que “hasta ayer a las 5 de la tarde” se radicaron los “últimos documentos necesarios” para hacer la autorización de planta que, según sus estimaciones, no son 100, sino 40 profesores los que se necesitan.

El Ministerio de Educación y la Secretaría de Educación de Soacha tampoco se ponen de acuerdo en este asunto que no resuelve la situación de esos 1.500 niños que siguen sin poder asistir al colegio.

PARA EL DEBATE

¿Qué considera usted que hay detrás del caso de Soacha? Deje sus comentarios en nuestro Twitter @SemanaEd, @Simongrma, @JuliaAlegre1 y @Luis_londono_75

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.