Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/21/2014 5:15:00 PM

¿Está bien que alumnos y profesores sean amigos en Facebook?

La tecnología se ha convertido en una aliada de la educación y, aunque hay muchas formas de usarlas en el aula, hay conductas inadecuadas y límites.

El experto en protección de datos de la Universidad de Valencia, España, y doctor en Derecho, Ricard Martínez, advierte enfáticamente que la única red social para que estudiantes y profesores interactúen debe ser el aula virtual del colegio, pues la “amistad” en la red no está exenta de riesgos para todos ellos.

La tecnología tiene ventajas en los procesos de aprendizaje. Las aplicaciones y redes sociales son herramientas de gran valor si se utilizan de la manera apropiada. Los maestros deben usarlas solo con fines académicos y deben promover que sus alumnos accedan a ellas para realizar actividades escolares.

A los menores de 14 años las políticas de esta red no les permite crear un perfil en Facebook y su maestro debe tener esto en cuenta para evitar que se viole la ley. Cuando los alumnos ya están en las redes sociales, es ideal que sus profesores les muestren otras alternativas al uso meramente recreativo y superficial.

Albert Gimeno, director y cofundador de Padres 2.0, una entidad que da solución a los problemas relacionados con las nuevas tecnologías, está de acuerdo con esta postura y añade que “el uso de las redes sociales como herramienta educativa no puede obviarse, no tendría sentido”, y añade que esto demanda “formación en seguridad”. Con este fin propone que los estudiantes reciban capacitación desde la primaria sobre el uso seguro de las TIC, porque si se espera hasta el bachillerato, suele ser demasiado tarde.

Richard Martínez dice, además, que “una cosa es que las redes sociales constituyan parte del objeto del estudio y otra que se conviertan en un entorno de gestión académica”. Las demás interacciones entre estudiantes y profesores deben darse en los foros educativos del aula virtual del colegio.

Los expertos advierten el riesgo que representa para los docentes entablar relaciones con los estudiantes fuera de la escuela.

La “amistad” en redes sociales conlleva el concepto de informalidad y no es prudente ni conveniente que esta sea la relación entre los estudiantes y sus maestros. Martínez explica que es una exposición de la intimidad de unos y otros que no beneficia a nadie.

En Twitter, las interacciones son diferentes, pues no son directas, pero los expertos recomiendan a los maestros que no sean seguidores de sus estudiantes, a pesar de ser seguidos por ellos. Se debe tener en cuenta que las opiniones de los maestros acabarán siendo relacionadas con las del centro educativo en que trabajan, vulnerando la reputación y exponiéndolo a acciones legales.

Gimeno recomienda a padres y profesores respetar el libre desarrollo de la personalidad de los jóvenes y no “espiar a los menores” en redes sociales: “Los niños necesitan reafirmarse en su personalidad, fuera de la supervisión”.

La recomendación general es que estas redes sirvan únicamente como herramienta de aprendizaje y cualquier otra relación entre estudiantes y profesores debe quedar en el entorno académico.

Para leer otros estudios y sugerencias sobre cómo usar las redes sociales en el salón de clases siga nuestro perfil en Twitter @SemanaEd
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.