Lunes, 26 de septiembre de 2016

| 2016/09/24 09:00

Pupitres-ciclas para niños hiperactivos y otras historias

En Canadá se han inventado una forma de que los menores que sufren déficit de atención estén atentos a las clases. Estas son algunas de las noticias curiosas de la semana

Pupitres-ciclas para niños hiperactivos y otras historias Foto: Colegio Des Cédres
;
Semana Educación

En Quebec (Canadá) existe un colegio, el Des Cédres, que ha desarrollado una técnica única para fomentar que sus alumnos hiperactivos se concentren en las clases. Lo llaman el pupitre cicla, una mesa más alta de lo normal que incluye unos pedales en la parte inferior, donde deben situarse los pies.

De esta forma los niños con déficit de atención gastan energía en el pedaleo. De acuerdo con Mario Leroux, profesor de esta escuela, uno de los mayores problemas para lograr que los menores hiperactivos se concentren es su necesidad de estar en constante movimiento, le dijo a un periódico regional. El pupitre cicla les obliga a hacer ejercicio físico, al tiempo que les relaja y les permite una mayor concentración a nivel cognitivo.

El invento es todo un éxito. Sin embargo, existe un único pero: su precio. Y es que cada unidad tienen un costo de 1.000 euros (algo más de tres millones de pesos). La institución educativa cuenta por el momento con cuatro de estas mesas con pedales que utilizan niños de entre 5 y 8 años.

La alumna que se enamoró del conserje

Es una de las noticias más sorprendentes de los últimos días. Una historia de amor particular que se fraguó entre las cuatro paredes de un colegio público escocés.

Lisa Miller es una de las protagonistas de esta peculiar historia, quien, a sus 18 años le pidió matrimonio a Jim Kerr, un hombre de 60 años. Hasta ahí todo dentro de la legalidad. Sin embargo, el problema reside en que ella fue alumna de la institución en la que él ejercía de conserje.

Y es importante subrayar “ejercía” porque, tras hacer público el romance y la petición de matrimonio a través de un vídeo colgado en Youtube por la propia Miller, Kerr fue despedido por la dirección del colegio alegando “comportamiento improcedente”.

Kerr no enfrentará cargos ante la Justicia porque, aunque la diferencia de edad con la que será su futura mujer es muy llamativa, ambos iniciaron su relación cuando ella era mayor de 16 años, edad legal en Escocia para mantener relaciones sexuales consentidas con una menor.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.