Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2015/11/10 16:34

Las 10 cosas que debería enseñarle a su hijo

En el libro 'Descubre tu GPS', la psicóloga Gloria Isaza Posse advierte sobre los principales errores, falencias y temores en la crianza de los niños y niñas.

La psicóloga Gloria Isaza Posse y su nuevo libro 'Descubre tu GPS'. Foto: Archivo SEMANA.

Si la vida de los niños fuera como una película, esta podría resumirse en la historia de Pixar Intensamente. Todo el tiempo los pequeños están enfrentados a muchas y muy diferentes emociones. El mundo moderno, según la psicóloga Gloria Isaza Posse, hace que muchos padres busquen entregarles “una vida sin dificultades” en la cual muchos, llenos de actividades extracurriculares, cursos y metas, intentan más cumplir los sueños de sus papás que los propios.

Por eso, Isaza, quien diariamente atiende a decenas de niños y niñas en su consultorio de psicología decidió escribir el libro Descubre tu GPS. Según ella, se trata de una guía para que los niños puedan encontrar, como con cualquier otro GPS, cuál es el destino al que quieren llegar.

La autora, quien ha escrito otros libros como Algo pasa en mi casa, El divorcio de mis papás y Un momento difícil, la muerte de un ser querido, recopiló las principales preocupaciones de los niños. Estas están contenidas en un manual acompañado de frases de los mejores autores de la literatura infantil y de consejos para llevar mejor la vida.

Estos son los 10 tips que los adultos pueden darles a los más pequeños:

1. Encuentra tu GPS: Este es “un sistema de orientación propio, que te guía en el conocimiento de quién eres, hacia dónde quieres ir y cuáles son las rutas que puedes seguir para lograr lo que te propones. Tu GPS no puede tomar ninguna decisión por ti. Su función es apoyarte con la información para que tú lo hagas. Tú eres el comandante de esta travesía”.

2. Conoce tu punto de partida y de llegada: Cualquiera que sea la ruta que los niños escojan, lo importante es que ellos sean quienes determinen cuáles son sus metas. Hay que enseñarles que esos caminos tienen unas reglas y que a veces lo importante no es llegar primero sino llegar mejor. 

3. Acepta las diferencias: Respetar que cada persona “tiene una manera de ser, unas opiniones y un modo de actuar propio. Escuchar, respetar y aceptar a las personas como son, aunque a ti no te gusten o te molesten te permiten descubrir que hay otras formas de pensar y de hacer las cosas”.

4. Sé transparente: “Cuenta cómo sucedieron las cosas en realidad, expresa lo que sientes y piensas así no sea lo que esperan los demás. Reconoce lo que te gusta y lo que no. Di la verdad aunque las consecuencias de lo que hiciste sean un regaño o un castigo”.

5. Cumple: “Ser puntual, entregar tus tareas a tiempo, cumplir lo que prometes, no contar sin permiso lo que tus amigos te cuentan, avisar si sabes de alguien en peligro, son comportamientos que demuestran que para ti es importante hacer lo correcto, aunque algunas veces sea difícil”.

6. Perdona:
“Perdonar y disculparse son las dos caras de una misma moneda. Discúlpate si cometiste un error que ofendió a otro. Acepta las disculpas de quien te ofendió y perdónalo. Y discúlpate y perdónate a ti mismo si has cometido un error y te sientes mal”.

7. Aprende a negociar:
Dialogar es muchas veces la “clave para solucionar las dificultades que se te presentan con tus papás en tu familia o con tus profesores en el colegio. El poder que tiene negociar es que te enseña a escuchar al otro, buscar ideas para solucionar la dificultad, llegar a un acuerdo de qué van a hacer, ensayar la solución y ver si funcionan o si deben buscar otra”.

8.  Acompaña: “Ayuda a otras personas cuando estén viviendo momentos difíciles. Si tus papás están preocupados por la enfermedad de tus abuelos, tu amigo se siente triste porque sus papás se separaron, o uno de tus compañeros se siente mal porque está solo o está siendo matoneado en el colegio”.

9. Cuídate:
“Tu cuerpo necesita energía para estudiar, crecer, levantarse. Respira aire puro, aléjate de las personas que fuman, duerme, intenta acostarte a la misma hora ni con hambre ni muy lleno. Come bien, disfruta cada alimento, atrévete a probar nuevas comidas y comparte tiempo con tus amigos”.

10. Haz algo diferente:
“Ríete, los expertos dicen que esta es la mejor medicina para sentirse animado. Abraza. Así haces que el otro se sienta seguro, querido y acompañado. Ayuda a otro. Comparte. Agradece. Quiérete”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.