Sábado, 21 de enero de 2017

| 2016/01/28 12:17

Seis palabras para desprestigiar ideologías

Las posiciones políticas suman tantos adeptos como detractores, de ahí el surgimiento de ciertos términos para desacreditarlas.

Seis palabras para desprestigiar ideologías Foto: Archivo Semana
;
Semana Educación

La riqueza del castellano, unido a la capacidad del ser humano de renovarlo (y la de la Real Academia Española, RAE, de aceptar nuevos términos entre sus filas, algo que no siempre se entiende) provoca el surgimiento de nuevas palabras que se adecúan a los tiempos que corren.

Ese es el caso de ciertos términos que nacen, gracias en parte a la creatividad humana, para calificar las tendencias políticas e ideológicas, muchos de ellos con significado peyorativo. Es una forma de desacreditar al contrario desde el lenguaje. Semana Educación recoge algunos de los más recurrentes y le explica de dónde surgen.  

Mamerto

Esta palabra todavía no ha entrado en el salón de la fama de la RAE, pero su uso es tan común como cotidiano.

En la actualidad se emplea para designar (y ofender) a alguien que se define como ‘comunista’, ‘anticapitalista’ y ‘anti neoliberal’. Ahora bien, la normalización del calificativo ha suscitado que también sirva para catalogar a un campo de personas más amplio: todas aquellas que comulgan con ideas izquierdistas, y descarta los movimientos de la derecha.

El origen de ‘mamerto’ como descalificativo se remonta a los años 60. Entre ‘los Chaparrines’, un grupo humorístico con programa propio en la radio nacional, se encontraba Mamerto, uno de los protagonistas que se despuntó por ser el más torpe e ingenuo. El personaje sirvió para que ciertos detractores del PCC usaran su nombre para designar a los dirigentes de la coalición, en un intento de juego de palabras.

Antes de ‘los Chaparrines’ se empleaba el término mamerto para designar “a quien se mama”, a quien desiste y abandona una tarea o lucha. La persona que pone peros.

En otras palabras, un mamerto, en su significado originario y coloquial, sería “alguien que saca el culo”, al margen de posiciones políticas. Es cualquiera que comulga con un discurso y lo abandona a merced de otro que le suponga un menor esfuerzo o una lucha más aireada. Así pues, los mamertos también son de derecha.

Godo

Sólo hace falta introducir la frase “Colombia, país de godos” en Google para ver lo instaurada que está esta frase en el imaginario colectivo del país. El metabuscador devuelve 138 mil entradas al respecto. 

El término tiene diferentes acepciones. Así se designaba a un individuo de los Godos, uno de los pueblos germánicos originarios en tiempos del Imperio Romano. También a los defensores de los intereses de la corona española durante las Guerras de Independencia de Hispanoamérica (españoles y criollos por igual). En la actualidad, los habitantes de las Islas Canarias, España, emplean el calificativo para designar a los españoles peninsulares.

En el caso de Colombia, ‘godos’ eran aquellos criollos que, tras la Independencia, hacían alarde de su riqueza y ascendencia española. Se empleaba pues como sinónimo de ‘noble’, ‘español’ o ‘nuevos ricos’.  El término se fue asentando en el lenguaje informal desde la segunda mitad del siglo XIX para designar de forma peyorativa a los simpatizantes del Partido Conservador.

En la actualidad, el descalificativo se ha ampliado a toda persona que comulge con un ideario arcaico u obsoleto. Por ejemplo, ‘godo’, aquel que comulga con el machismo.

Más términos

Furibista: de forma despectiva, es el término que se usa para referirse a quienes simpatizan con el ex presidente Álvaro Uribe. A aquellos que son los viscerales y fanáticos del ex mandatario. En sus conversaciones cotidianas mantienen un discurso pro uribista y tratan de enemigos de la patria y amigos de la guerrilla a quienes no comulgan son sus ideas.

Feminazi: surgió en la década de los 90 de la mano del locutor de radio estadounidense Rush Limbaugh, conservador ligado al Partido Republicano de Estados Unidos, para referirse de forma peyorativa a las mujeres que defendían el derecho a abortar. En la actualidad, es un descalificativo para designar a un grupo de mujeres que defienden la superioridad de estas frente a los hombres.

Facho: De acuerdo con la RAE, ‘fachoso‘ es aquella persona “de mala facha, de figura ridícula”. En el argot coloquial, se emplea para designar a los que comulgan con ideas de derecha arcaicas, radicales y de tendencia fascista.

Zurdo: Otra forma despectiva de denominar a las personas con ideales de izquierdas o que no simpatizan con las políticas y partidos de derecha.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.