Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/6/2017 8:11:00 PM

“El mundo debe aprender de la energía y pasión de los jóvenes colombianos”

En entrevista con SEMANA, sir Ciarán Devane, director ejecutivo del British Council, explicó que la clave para vivir en un mejor país es la capacidad de escuchar al otro, sin discriminar las diferencias.

;
Semana Educación

SEMANA (S): ¿Por qué vino a Colombia?

Sir Ciarán Devane (C.D.): Estoy aquí porque hemos tenido una larga línea de tradición y relación con Colombia, la cual, hemos venido trabajando desde 1939 desde la educación, el arte y por supuesto el manejo del inglés. Ahora Colombia está en un momento histórico, creemos que podemos hacer una gran contribución, pues hemos trabajado en más de 150 países en el mundo, sobre todo en naciones que han tenido que superar conflictos históricos como el de aquí. Por ejemplo, en Irlanda del Norte, hay una fuerte conexión entre las personas que participaron en el proceso de paz de allá y en el colombiano y también en la fase de implementación.

Desde la primera vez que vine al país, las cosas han cambiado bastante. Recuerdo que era 1998, y la gente se preocupaba mucho por la seguridad. El país ha pasado esa página del terror y este es un nuevo capítulo donde el progreso está a la vuelta de la esquina. Me siento orgullo de estar aquí y ver cómo las cosas han cambiado.

Lea: Así se enseña la paz en el país

S: ¿Qué clase de relación hay entonces entre el British Council, Reino Unido y Colombia?C.D.: Con Colombia tenemos un gran lazo, pues estamos aquí desde antes de que nos constituyéramos como una organización. A través de los años, hemos consolidado alianzas con el Gobierno, con organizaciones y con instituciones educativas y culturales en temas sociales, culturales y artísticos.  A pesar de las dificultades nos sentimos muy orgullosos de todo lo que hemos logrado ya que nuestra relación es muy profunda. Además, Colombia y su gente son un gran ejemplo de resiliencia para el resto de países en el mundo. Por eso también queremos llevar ese tipo de experiencias al exterior.

S: ¿Qué clase de experiencias?
C.D.: Si miramos el trabajo que hemos hecho con los jóvenes que han sido víctimas del conflicto en Paquistán, por ejemplo, hemos tocado el tema de las habilidades para trabajar con las comunidades para mejorar la calidad de vida. En Uganda también sucedió lo mismo, ya que su sociedad pasó por un tema del restablecimiento de la paz. Es importante que se aborden temas como el de construcción de sociedad, los jóvenes son la clave para eso. Además, el desarrollo económico de los países más pobres necesita del emprendimiento joven para superar la pobreza. Otra experiencia importante es la que estamos viendo en Siria con el tema de la igualdad; allí se han intentado superar las diferencias entre las áreas más divididas del país por problemas étnicos y religiosos que han fracturado a la nación. Es por eso que hay que ayudarle a los jóvenes a construir las habilidades que necesitan para consolidar países más estables. Otro punto importante para construir paz es que las partes en conflicto deben aprender a reconocerse y ver qué tienen en común para vivir en comunidad, esto lo aprendimos con el caso de Irlanda del Norte y creo que Colombia podría ser el ejemplo perfecto ahora.

S: Para usted, ¿qué tipo de habilidades necesitan los jóvenes para vivir en paz en Colombia?
C.D.: Hay muchas habilidades. La más importante, creo yo, es que hay que empezar por la apreciación y el entendimiento: si empezamos por entendernos a nosotros mismos, vamos a ser capaces de contar nuestra propia historia y escuchar al otro, sin discriminar sus diferencias. Esto nos lleva luego a capacidades técnicas como emprender un proyecto y manejo del dinero. Pero para que esto ocurra, se necesita también desarrollar la confianza y la autoconfianza. Otro tema importante es la capacidad de hablar con la autoridad, pues hay que incentivar a los más jóvenes a participar en iniciativas que cambien la sociedad y a las comunidades. 

S: ¿Qué rol deben tener los jóvenes ahora en Colombia?
C.D.: Creo que hay dos cosas muy importantes. La primera es que los jóvenes siempre se han caracterizado por tener arrojo, por tener coraje y tener la capacidad de transgredir lo establecido; hay que rescatar eso, pero en el sentido de construcción de una mejor sociedad. La gente joven tiene que ser valiente y transmitirle eso a los demás. En segundo lugar, los jóvenes deben propender por vivir en comunidad, trabajar en equipo y construir sociedad, y esto con el objetivo de liderar proyectos sociales y emprendimientos sociales.

Le puede interesar: ¿Cómo va la educación en América Latina?

S: ¿Cómo cree que la educación puede cambiar la historia del país?
C.D.: Todos somos producto de diferentes experiencias. Lo que la buena educación puede hacer es formar a la gente, pero también darle una perspectiva más crítica de su entorno, ver y transformar su realidad. La educación le da el poder a las personas de debatir temas decisivos. Un buen sistema de educación no solo se basa en contenidos y conocimientos, sino también en habilidades como la capacidad crítica y la de explorar nuevas ideas. Darle acceso a las personas a una buena educación, no solo les ayudará a cambiar su realidad, sino que también les dará la oportunidad de brindar prosperidad a su comunidad.

S: ¿Cómo ve al país en materia de bilingüismo?
C.D.: En mi experiencia, puedo decir que estoy impresionado. He estado con gente que además de tener un buen nivel de inglés, tiene la ambición de mejorar y seguir aprendiendo más. El Gobierno, por su parte, ha implementado diferentes estrategias para convertir a Colombia en el país más preparado en materia de inglés en la región en los próximos años. Factores como estos, también internet y diferentes relaciones culturales hacen que los colombianos puedan estar en mayor contacto con el exterior y se distingan entre otras personas.  

S: Pero todavía queda mucho por mejorar, ¿qué estrategias hay que implementar para reforzar el nivel de inglés del país?
C.D.: La experiencia de otros países lleva a concluir que hay que empezar desde la infancia. De hecho, si se empieza temprano vamos a tener jóvenes que no solo sean bilingües, si no que hablen tres o hasta cuatro idiomas. Aprender inglés es un proceso contínuo pero hay que introducirlo desde la primaria, pasando por el bachillerato, luego la universidad, hasta que en la especialización ya se pueda hablar de una manera más fluida. Colombia tiene que ser un país que se sienta cómodo hablando diferentes idiomas.  

Relacionado: Las habilidades para un mayor éxito en el mundo

Por otro lado, hay que apoyar a los maestros en la enseñanza del inglés. Sin los maestros no es posible transmitir conocimiento. Ellos también necesitan formación de calidad, inversión y estándares muy elevados. Invertir en buenos maestros paga. 

S.:Usted ha tocado diferentes experiencias en el mundo. Pero, ¿qué debe aprenderle Reino Unido a Colombia?
C.D.: Yo creo que la pasión, el emprendimiento y la energía de la gente joven. He visto diferentes ejemplos en el mundo, como en Belfast; pero los colombianos son una inspiración en el mundo. Los jóvenes aquí tienen una manera muy enérgica de pensar, se muestran orgullosos de su cultura, su arte y las cosas que hacen y es algo muy rescatable. tenemos que tomar ejemplo de ellos.

Para estar enterado sobre las noticias de educación en Colombia y el mundo, síganos en Facebook y en Twitter.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1851

PORTADA

El doloroso asesinato de 81 líderes (este año)

José Jair Cortés es el más reciente de casi un centenar de líderes asesinados este año sin que el Estado pudiera evitarlo.¿Cómo parar este desangre?