Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/12/2016 7:00:00 AM

“El talento nacional no puede estar aislado del exterior”

La educación STEM está revolucionando las aulas de clase en el país. Por eso, Semana Educación entrevistó a Ana Morato, directora general de Clarke, Modet & Co. sobre este tipo de formación que está cambiando la forma de ver la ciencia.

;
Semana Educación

La realidad enfrenta a todos los países a prepararse hacia el desarrollo tecnológico y de conocimiento. Es por medio del énfasis en carreras en áreas de Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemática (STEM, por sus siglas en inglés) que los países podrán garantizar el recurso humano para asumir estas necesidades que el desarrollo y la globalización requieren.

La importancia de la Educación STEM muestra la pertinencia de la ciencia para la vida, desarrolla capacidades hacia la innovación, el pensamiento crítico y el ejercicio democrático. Es tal la importancia de la Educación STEM que será uno de los paneles principales durante la Cumbre Líderes por la Educación 2016 este 14 y 15 de septiembre.

Por su parte, los países de América Latina enfrentan un importante reto al incorporar el enfoque STEM dentro de sus currículos, complementando las competencias básicas con dicho enfoque, lo cual podría solucionar muchos de los problemas que enfrenta la región; por ejemplo, educación de calidad, empleo, mayor cobertura en atención médica, entre otros.

SEMANA EDUCACIÓN (S.E:): ¿Qué es Clarke, Modet & Co. y a qué  se dedica en el país?
Ana Morato (A.M.): Clarke, Modet & Co. es una multinacional consultora en temas de innovación y propiedad intelectual. Nos encontramos en 10 países como España, Portugal, México, Colombia, Venezuela, Perú, Brasil, Uruguay, Chile y Argentina. Acá en Colombia estamos desde hace más de 21 años y nuestra misión consiste en asesorar a instituciones, tanto empresas, como universidades en todo lo que es el ciclo integral del conocimiento. Nosotros trabajamos desde la parte de generación con herramientas de inteligencia tecnológica, de prospectiva tecnológica, de apoyo a la identificación de nuevas tendencias y oportunidades. Además nos enfocamos en la parte de protección desde el conocimiento, con todo lo que son marcas, patentes, diseños, modelos y utilidad. También ayudamos a gestionar adecuadamente todos los intangibles de las compañías. Y en la parte de explotación, con temas de acompañamiento en procesos de transferencia de tecnología, valoración de intangibles y también defensa en litigios de los derechos en la competencia.

S.E.: Usted habla de que uno de los factores importantes en su organización es la innovación, ¿Por qué  es importante el concepto de innovación para la Educación de Colombia?
A.M.: De tanto usar el concepto de “innovación”, creo que está perdiendo su validez y verdadero significado: se está vaciando. La verdadera innovación consiste en poder reinventarse constantemente de la mano con dos factores: el primero es la incorporación de la tecnología; y el segundo es la capacidad de responder de una manera ágil a las demandas del mercado. A partir de esos dos elementos, hay que renovarse continuamente, buscar nuevos productos y nuevas áreas de desarrollo. Sin embargo, hay que tener claro que la tecnología es una de las claves de la innovación que muchos no están teniendo en cuenta y de hecho olvidan.

S.E.: Entonces es ahí donde entra a jugar la Educación STEM, ¿Cuáles son sus beneficios para el país?
A.M.: Nosotros desde Clarke, Modet & Co. estamos muy relacionados con lo que significa la educación STEM en el país. Al fin de cuentas, Educación Stem quiere decir que nuestros profesionales no solo tienen competencias blandas, sino duras en materias como Ingeniería, Física, Ciencia de los Materiales, Biotecnología y demás. Estas de verdad son las competencias que ayudan en procesos de desarrollo tecnológico y apoyo en la innovación. Es difícil en una empresa desarrollar un proceso de innovación si no hay personal con este tipo de formación. En los últimos años se ha apostado mucho por temas de gestión, economía, derecho internacional y demás; pero el motor que mueve un país son las ciencias duras. Ejemplos de ello son países como Alemania, Japón, ahora China e India que están haciendo una inversión salvaje por este tipo de formación.

S.E.: ¿Cómo implementar entonces este tipo de metodología en las aulas del país?
A.M.:Los jóvenes deben ver que con este tipo de disciplinas (STEM)  tienen la llave para crear, innovar, desarrollar y convertirse en mentes mucho más creativas. Toda esa creatividad se debe poner al servicio del desarrollo de la economía del país y eso lo que supone son apuestas de gobierno y formación desde pequeños.

S.E.: Desde su perspectiva, ¿Cree entonces que el país va por buen camino en aplicar este tipo de formación?
A.M.: Al país todavía le falta. Para mí hace falta incorporar tecnología en la industria, también modernizarla y hacerla mucho más competitiva. Esa es una de las claves: una apuesta por determinados sectores industriales, no quiere decir todos, pero desde la administración se debe incidir en una serie de sectores y hacer una apuesta  real por ellos. Además, falta traer talento; no estoy diciendo que en Colombia no lo haya, pero cuando digo esto, hago referencia a que el país necesita atraer multinacionales, ese es un sector que jalona mucho la economía. El talento nacional no puede estar aislado del exterior y por eso se necesita un contacto, una sinergia, con el talento mundial.

Ana Morato será uno de los panelistas principales en el panel de STEM durante la Cumbre Líderes por la Educación 2016. Para mayor información, lo invitamos a participar para que conozca las discusiones más actuales en temas de educación.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.