Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2015/08/19 15:00

Alarma por alimentación escolar en la costa

El Ministerio de Educación canceló los contratos de operación en Atlántico y Bolívar. Además, la Contraloría adelanta cinco procesos de responsabilidad fiscal por 6.000 millones de pesos.

Gina Parody informó que a partir del próximo año el programa de alimentación escolar será reestructurado. Foto: Cortesía Ministerio de Educación.

El programa de alimentación escolar sigue en el ojo del huracán. Este martes, el Ministerio de Educación suspendió los contratos con los operadores Fundación Kabala y Unión Temporal Alimentar, encargados del servicio en Atlántico y Bolívar. La decisión se tomó luego de una visita de inspección a dos instituciones en Puerto Colombia (Atlántico) en la que estuvieron el contralor, Edgardo Maya Villazón, y la ministra de Educación, Gina Parody.

Durante esta supervisión quedaron en evidencia las irregularidades en el manejo y la distribución de los alimentos escolares. Los niños no están recibiendo la cantidad de comida adecuada, hay víveres en mal estado y no hay condiciones de higiene óptimas para la manipulación de la comida. Frente a esta situación, Maya Villazón hizo un llamado al Gobierno para declarar la emergencia frente al tema de alimentación escolar.

Justamente, la Contraloría adelanta cinco procesos de responsabilidad fiscal por irregularidades en el programa, que sumarían 6.000 millones de pesos. Según Maya Villazón, los primeros hallazgos indican una falta de transparencia en la contratación, que se evidencia en la elección de oferentes únicos.

"Encontramos a contratistas que no solo manejan un departamento, sino varios y que no solamente manejan un municipio, sino muchos. Entonces, ¿cuál es la transparencia de la contratación?", enfatizó. Estos procesos fiscales están abiertos desde 2013 y atañen a los departamentos de Magdalena, Guajira, Chocó, Nariño y Sucre.

“Son miles y miles de niños que están siendo víctimas y no beneficiarios de este programa de alimentación, por eso queremos llamar la atención sobre el tema de los operadores de alimentación, se está contratando a lo largo del país a dedo, por eso vamos a extender y responsabilizar a alcaldes y gobernadores”, añadió el contralor.

En este sentido, los resultados sobre la auditoría que realizó el ente fiscal al programa de alimentación escolar, para los años de 2013 y 2014, también son desalentadores. Se detectó, por ejemplo, incumpliento en la variedad del ciclo menú, de los lineamientos técnicos fijados para los restaurantes y del gramaje en las raciones. Además, se reiteró que aún existen instituciones a las que no llega el servicio.

Sin mencionar que en algunos casos los niños no se están diferenciando por sus grupos de edad. "Por lo que no reciben los nutrientes adecuados", apuntó la Contraloría. También hay estudiantes que deben ingerir los alimentos en el piso o en comedores improvisados.

De acuerdo con Maya Villazón, "hay un billón cien mil millones de pesos en programas de alimentación escolar que salen del Ministerio de Educación, del Sistema General de Participaciones, de regalías y de recursos propios de los departamentos". De hecho, en 2014 se destinaron 1.175.579 millones de pesos para el funcionamiento del programa de alimentación escolar.

Por eso el contralor pidió al Ministerio de Educación crear una unidad administrativa para asumir “la dirección y el manejo de este programa porque no se puede continuar dependiendo de que una gobernación o municipio acepten aportar o recibir recursos cuando le convenga”. En este sentido, la ministra Parody fue enfática: “Hacemos un llamado a los alcaldes y gobernadores el país para que tomen acciones pertinentes ante el funcionamiento de los operadores en sus regiones”.

Tanto Maya como Parody insistieron en que si es necesario se responsabilizará a los alcaldes, gobernadores y otras aitoridades que pudieran resultar comprometidas en las irregularidades.

Según aseguró la fuministra, la decisión de cancelar contratos hace parte de las medidas que se vienen implementando para enfrentar las irregularidades en la prestación del servicio de alimentación escolar. Justamente, porque estas fallas ponen en riesgo la integridad y el bienestar de los niños en el país.

Hace apenas nueve días, la Defensoría del Pueblo reveló que las normas sanitarias de este programa se incumplían en 13 municipios de Atlántico, Chocó y La Guajira.

Hoy el Ministerio de Educación volvió a hacer un llamado a las entidades territoriales de Atlántico, Ciénaga, Córdoba, Bolívar, Santa Marta, La Guajira, Magdalena, Lorica, Sahagún y Uribia por el bajo desempeño que tuvieron en el proceso de interventoría que realizó la Universidad de Antioquia. En estos sitios se reportaron los mayores hallazgos por irregularidades.

Gina Parody también anunció que a partir del próximo año el programa de alimentación escolar será reestructurado. “Nosotros vamos a cambiar todas las reglas de juego en materia de alimentación escolar, las regiones deben poner recursos, vamos a procurar que todos los recursos se vayan hacia el mismo plan, hoy lo que tenemos es una dispersión y eso no permite que tengamos más y mejor comida”, sostuvo.

Para más noticias sobre educación y política pública del sector visite nuestra sección.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.