Domingo, 4 de diciembre de 2016

| 2016/03/12 09:00

Cuando los colegios solo buscan resultados

Alarma la obsesión que tienen las instituciones escolares con las Pruebas Saber. ¿Qué tan necesarias son? ¿En realidad miden la calidad de la educación?

Mañana los estudiantes presentarán las Pruebas Saber. ¿En qué medida definen el futuro? Foto: Flickr

El próximo domingo 13 de marzo del 2016, los jóvenes no estarán en sus camas. Estarán formados en largas filas, con los ojos desanimados; tiritando, acaso por el frío de la madrugada que todavía permanece indiferente al calentamiento global, o por el temor producido por los exámenes de Estado. En su cabeza se dibujarán con trazos más claros para unos, y apenas visibles para otros, las nociones que se han debido aprender para presentar las Pruebas Saber 11.

La información de la que disponen sobre este examen parece difusa. Los jóvenes discuten sobre los contenidos mientras aguardan con temor la entrada a los salones. Cuando se sientan en los pupitres, después de que los supervisores hayan comprobado su identidad y ordenado alfabéticamente, les entregan los cuadernillos para evaluar sus competencias. La revista digital Semana Educación en su edición número 14 le explica la educación de Colombia y el mundo. 

Para muchos, el temor tiene una razón de ser: ese día se define su futuro académico. Y es que la admisión a la mayoría de universidades está determinada por los resultados. “Casi todas las universidades implementan las pruebas del Icfes como único criterio de ingreso”, afirmó en un portal de internet Alexis López, director del Centro de Evaluación de la Universidad de los Andes.

El Ministerio de Educación Nacional (MEN) diseñó dos categorías de competencias en las Pruebas Saber 11 para evaluar a los jóvenes y suministrarles información a las universidades sobre las habilidades de los estudiantes que presentan solicitudes de admisión. Por un lado, creó las “competencias genéricas”. Estas miden las habilidades que, independiente de la profesión y del oficio al que se dedicarán los nuevos egresados, son indispensables; por ejemplo, la lectura crítica, el razonamiento cualitativo, las competencias ciudadanas y el inglés, necesarias para todos. Por otro lado, están las “competencias no genéricas”, entre las que se encuentran las Matemáticas, las Ciencias Sociales y Naturales, “propias de oficios o actividades laborales particulares, que resultan de un entrenamiento especializado”, según un informe sobre las Pruebas Saber 11 elaborado por el MEN.

Las categorías no han dejado de producir malestar entre los especialistas; unas disciplinas exijen un conocimiento especializado y otras no.  Consuelo Pabón, doctora en Filosofía y profesora universitaria, le afirmó a Semana Educación en su edición N 14, que el proyecto de la cartera de educación fomenta un aprendizaje automático de Matemáticas y Ciencias que apunta a obtener resultados en las pruebas internacionales, mientras que relega los conocimientos de las Ciencias Humanas al desarrollo de aptitudes generales vacías de contenido. Se trata, en sus palabras, de “una tendencia neoliberal que busca crear grandes masas productivas, pero silenciosas y acríticas. Lo que quieren es eliminar los conocimientos que permitan pensar.”

Pero por más que las Pruebas Saber susciten polémica, siguen siendo determinantes para el futuro de los adolescentes y de los colegios. El examen no solo mide las competencias de los estudiantes de grado undécimo, sino que les hace seguimiento a escuelas y colegios. Según el Ministerio de Educación, las pruebas estandarizadas de Estado son una herramienta para monitorear el desempeño de los colegios y sirven como un referente de calidad.

Tras preguntar a varios colegios que han obtenido buenos resultados en estas pruebas sobre su sistema de preparación, la mayoría respondió que su desempeño no es el resultado de un entrenamiento específico, sino la consecuencia de un largo esfuerzo que comienza desde el ingreso en la institución educativa.

Los Nogales, el colegio que obtuvo el primer puesto el año pasado, aseguró que “tanto el currículo como el enfoque pedagógico son suficientemente sólidos para que los estudiantes presenten los exámenes”. Otros centros, como el Gimnasio Colombo Británico, el segundo con mejores resultados, cuentan con entrenamientos específicos. Si bien reconocen que la preparación es producto de los años recorridos en bachillerato, durante el primer semestre se realizan simulacros y, posteriormente, los estudiantes reciben un refuerzo en las áreas en las que están más rezagados.

Otros profesores aseguraron a Semana Educación que los colegios privados en los que desarrollan su labor y que obtienen excelentes índices de desempeño en las Pruebas Saber 11, elaboran sus currículos con miras a ser los primeros en estos exámenes. Existe un sistema de incentivos para los profesores, que compiten entre ellos, y se crean filtros de excelencia para los estudiantes. Quienes no demuestran habilidades en las competencias empiezan a ver como se les cierran las puertas, se desmotivan y en algunos casos acaban abandonando el colegio. En definitiva, su educación no integra los diferentes procesos de aprendizaje, no respeta las diferentes habilidades. Busca resultados.

Lea más recomendaciones para estudiantes en la edición número 14 de Semana Educación.

Descargue la edición número 14 de la revista digital Semana Educación

Desde un iPhone o un iPad

1. Ingrese en su dispositivo a la aplicación App Store o haga clic en este vínculo.
2. En la opción de búsqueda escriba Semana Educación y luego toque el botón de buscar.
3. Toque el botón descargar cuando vea esta ventana.
4. Si ya tiene una cuenta en App Store solo toque el botón comprar y disfrute de la más completa publicación educativa del país.
5. Si no tiene una cuenta activada, la aplicación le solicitará información personal y de su tarjeta de crédito para efectuar el pago.
6. Puede comprar la edición individual o la suscripción anual.

Desde Android

1. Desde su celular o tableta con sistema operativo Android entre a la aplicación Google Play o haga clic en este vínculo.
2. En la opción de búsqueda escriba Semana Educación y haga clic en buscar y luego en descargar.
3. Si ya tiene una cuenta en Google Play solo toque el botón comprar.
4. Si no tiene una cuenta activada, la aplicación le solicitará información personal y de su tarjeta de crédito para efectuar el pago.
5. Ya puede disfrutar de la más reciente edición de revista digital Semana Educación.

Desde un computador de escritorio

1. Puede ver gratis la primera edición (Revolución: educación sin aulas), la séptima (Educación para el progreso) y la octava (La mejor profesión del mundo) en este vínculo.
2. Para ver más ediciones llame en Bogotá al (1) 6073010 y desde el resto del país a la línea gratuita 01-8000514141. Al comprar la revista digital le darán un usuario y contraseña.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.