Domingo, 4 de diciembre de 2016

| 2016/03/14 07:00

¿Estudiar o no estudiar más horas? Esa es la cuestión

Semana Educación indagó sobre qué tan cierto es que mientras más horas de clase tome un estudiante, mejor será la calidad educativa. Esta es la conclusión.

Una de las problemáticas que soluciona la implementación de la jornada única es el consumo de drogas, el reclutamiento infantil, el trabajo infantil, entre otros. Foto: León Darío Pelaéz

Paz, equidad y educación son los ejes del gobierno de Juan Manuel Santos. Los tres se triangulan como la forma para afrontar un posconflicto. Para cada uno se han diseñado y puesto en marcha distintas políticas encaminadas a lograr el objetivo de una Colombia en paz. En el tercer eje, la educación, se crearon programas como Ser Pilo Paga, formación docente y uno muy especial y al tiempo controvertido: la implementación de la jornada única.

El gobierno planteó la política de aumentar las horas escolares de los colegios oficiales con los objetivos de mejorar la calidad educativa en los niveles de preescolar, básica y media con resultados medibles que evidencien el mejoramiento en las competencias básicas en las áreas de matemáticas, lenguaje, ciencias naturales e inglés, y mejorar en los resultados en pruebas internas (Saber) y externas (Pisa). Estos en cuanto a calidad educativa.La revista digital Semana Educación en su edición número 14 le explica la educación de Colombia y el mundo. 

Por otro lado, también tiene dos objetivos adicionales: fomentar los principios de equidad, calidad y eficiencia en el sector educativo, como una ruta para construir una sociedad más igualitaria, educada y en paz, y para reducir los factores de riesgo y vulnerabilidad a los que se encuentran expuestos los estudiantes en su tiempo libre.

Sin embargo, no se ha podido determinar que la jornada única mejore la calidad de la educación. “En Colombia no se han realizado estudios al respecto”, según el viceministro de Educación Preescolar, Básica y Media, Víctor Saavedra, aunque aclaró que sí se ha demostrado que disminuye embarazos no deseados, reclutamiento infantil, drogadicción, entre otras problemáticas.

El director y fundador del Instituto Merani, Julián de Zubiría, explicó que la jornada única es una medida positiva, ya que es mucho mejor tener a los estudiantes en las escuelas que en las calles, aunque aclaró que el problema es que en Colombia no se ha aprovechado para transformar la educación

Según el especialista, Chile, el país que Colombia toma como referente, primero reestructuró completamente el currículo en 1998 y solo después inició gradualmente la implementación de la jornada única: “Acá primero aumentamos las horas de los niños en la escuela y después pensamos qué hacer con ellos. Es lo que en el lenguaje popular se llama ‘primero ensillar sin tener todavía las bestias’”. 

Aunque la implementación de la jornada única aún no se ha completado, hasta el momento, en los resultados académicos y en las pruebas nacionales e internacionales, no ha significado mayores progresos. Podríamos suponer que más horas de clase se evidencian en mayores conocimientos, pero no ha sido así.

Ejemplo de que el número de clases no implica mayor calidad educativa es España. En promedio, los profesores españoles dictan 7.364 horas, pero los resultados sitúan al país en el puesto 26 de 34. Y es que el debate debe entonces centrarse no en cuántas horas se dictan sino en cómo.

“Si al ampliar la jornada hacemos en la tarde lo mismo, con los mismos docentes, con los mismos textos y reforzando lo que no aprendieron en la mañana, su impacto en la calidad será muy marginal. Eso es lo que está pasando en el caso colombiano”, le explicó de Zubiría a Semana Educación para su Edición 14.

Ante ese panorama la pregunta es por qué la insistencia de la jornada única. Y queda la tarea de plantear programas académicos que representen mejoras significativas en la educación colombiana. Algunos de los puntos que se rescatan de la implementación de esta política, que además significa un reto inmenso para el país, son:

1.Equidad: Los colegios privados, que representan la mayor muestra de instituciones educativas con mejores resultados en pruebas nacionales e internacionales y que sacan la cara por el país, tienen implementada la jornada única desde sus comienzos. Los colegios oficiales, al ser partícipes de esa estrategia, se nivelarán.

2.Prevención de problemas juveniles (drogadicción, pandillismo, embarazos no deseados): Mientras menos tiempo pasen los estudiantes en las calles, más se reducen los riesgos de embarazos no deseados, adicciones, reclutamiento de grupos ilegales como pandillas y organizaciones armadas. Este punto es en el que más beneficia la jornada única a los colegios oficiales, en los que sus estudiantes constantemente se ven en riesgo de caer en alguna de esas problemáticas.

3. El cambio en el rol de la mujer: Las madres cada vez más están incorporándose al mundo laboral y sus jornadas van hasta las 5:00 de la tarde o más. Si sus hijos salen a las 12:00, ¿quién los recoge?, ¿quién los cuida? Puede ser el hombre; sin embargo, este también está trabajando.

La jornada única, aunque ha sido positiva para atender algunas problemáticas sociales, requiere de un análisis enfocado en los contenidos, la promoción del arte y la cultura, los talleres o las propuestas pedagógicas
integrales.

 **Para suscribirse llame en Bogotá al (1) 6073010 y desde el resto del país a la línea gratuita 01-8000514141

Descargue la edición número 13 de la revista digital Semana Educación


Desde un iPhone o un iPad

1. Ingrese en su dispositivo a la aplicación App Store o haga clic en este vínculo.
2. En la opción de búsqueda escriba Semana Educación y luego toque el botón de buscar.
3. Toque el botón descargar cuando vea esta ventana.
4. Si ya tiene una cuenta en App Store solo toque el botón comprar y disfrute de la más completa publicación educativa del país.
5. Si no tiene una cuenta activada, la aplicación le solicitará información personal y de su tarjeta de crédito para efectuar el pago.
6. Puede comprar la edición individual o la suscripción anual.

Desde Android

1. Desde su celular o tableta con sistema operativo Android entre a la aplicación Google Play o haga clic en este vínculo.
2. En la opción de búsqueda escriba Semana Educación y haga clic en buscar y luego en descargar.
3. Si ya tiene una cuenta en Google Play solo toque el botón comprar.
4. Si no tiene una cuenta activada, la aplicación le solicitará información personal y de su tarjeta de crédito para efectuar el pago.
5. Ya puede disfrutar de la más reciente edición de revista digital Semana Educación.

Desde un computador de escritorio

1. Puede ver gratis la primera edición (Revolución: educación sin aulas), la séptima (Educación para el progreso) y la octava (La mejor profesión del mundo) en este vínculo.
2. Para ver más ediciones llame en Bogotá al (1) 6073010 y desde el resto del país a la línea gratuita 01-8000514141. Al comprar la revista digital le darán un usuario y contraseña.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.