Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2015/08/06 09:30

Mineducación interviene a la Unad

Por irregularidades académicas, administrativas y financieras, el gabinete en cabeza de Gina Parody le impuso medidas preventivas a la Universidad Abierta y a Distancia.

Jaime Alberto Leal, rector de la UNAD. Foto: Archivo Dinero.

El escándalo de la Fundación Universitaria San Martín parece ser apenas el primer capítulo de todas las irregularidades que se tejieron en varias universidades del país. Este jueves, la ministra de Educación, Gina Parody, anunció medidas preventivas para la Universidad Abierta y a Distancia (Unad). Institución que desde noviembre pasado estaba en la mira de este gabinete por cuenta de la reelección de su rector, Jaime Alberto Leal.

La institución está obligada a implementar un plan de mejoramiento que tenga en cuenta las recomendaciones del ministerio. Esta es una de las medidas de prevención que están previstas en la Ley de Inspección y Vigilancia sancionada en diciembre pasado. En pocas palabras, la Unad está bajo la lupa del gabinete.

“Tenemos que sacar a todos los mercaderes de la educación”, enfatizó Parody. Justamente, la decisión contra la Unad obedece a las irregularidades académicas, administrativas y financieras que se encontraron en las visitas de inspección y vigilancia. Situación que estaría afectando la calidad de la prestación del servicio educativo.

Por ejemplo, la contratación de la plataforma tecnológica asciende a 1.400 millones de pesos y, de acuerdo con el ministerio, no se agotó el procedimiento para dicha gestión.  También se encontró que algunos de los contratos suscritos no cuentan las pólizas de cumplimiento necesarias.

De nuevo salió a relucir el tema de la sede que la universidad tiene en La Florida, Estados Unidos. “Tienen sus propios órganos. Se verificó que no desarrolla actividades académicas y administrativas, así como tampoco cumple funciones de docencia, investigación y extensión en su condición de prestadora del servicio educativo”, explicó el gabinete de Educación.

Y añadió que esta sucursal sigue recibiendo dineros públicos desde la Unad Colombia, “provenientes entre otros de convenios suscritos con entidades territoriales”. Uno de los grandes sinsabores es que como la sede en Estados Unidos se rige por las leyes de La Florida, ninguno de los programas de esa institución cuenta con el registro calificado del Ministerio de Educación.

En octubre del año pasado la Contraloría reveló que la Unad había creado esa sede en el extranjero con recursos públicos. Lo que le habría costado al Estado 5.939 millones. Sin embargo, el pasado 3 de junio, la Procuraduría exoneró al rector, Jaime Alberto Leal Afanador, por los cargos que el ente fiscal le había imputado debido al detrimento patrimonial. Decisión con la cual, al parecer, se le había puesto punto final al tema de la sucursal en La Florida.

En cuanto a la parte administrativa, el ministerio explicó que la designación del representante de los egresados ante el Consejo Superior Universitario estaría viciada. Justamente, porque quien ocupa ese cargo también tiene una vinculación laboral con la institución. “En contra de lo establecido en el régimen de inhabilidades e incompatibilidades”, sostuvo la cartera.

"Esperamos que estas medidas permitan que la @UniversidadUNAS supere las dificultades actuales y restaure sus condiciones de calidad", trinó Gina Parody.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.