Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2010/05/05 00:00

Candidato: ¿cuál es su estrategia de ordenamiento territorial?

En el quinto capítulo del cuestionario diseñado por la Universidad del Rosario, Semana.com presenta las propuestas de los candidatos en materia de integración y desarrollo regional.

Seis candidatos aceptaron responder el cuestionario preparado por la alianza SEMANA - Universidad del Rosario, con el propósito de conocer a fondo a los aspirantes a la Presidencia. Foto: SEMANA

En esta vigésimo primera entrega del cuestionario programático a los candidatos, la facultad de Ciencia Política y Gobierno de la Universidad del Rosario orientó sus interrogantes al desarrollo regional.
 
Cuatro interrogantes, formulados en este entrega, pretenden establecer las políticas concretas que cada uno de los candidatos le ofrece a las regiones, con el propósito de garantizar los principios constitucionales de ordenamiento territorial y autonomía presupuestal. 
 
Los candidatos también plantean fórmulas para integrar a los departamentos fronterizos en la política exterior. 
 
Con estos interrogantes inicia el quinto capítulo del cuestionario programático, el cual fue denominado ‘Integración y desarrollo regional’. En él, la Universidad del Rosario planteó diez puntos de discusión en los que se busca conocer propuestas “serias y viables” para enfrentar parte de los verdaderos problemas de la mayoría de las regiones.

Señala la Universidad del Rosario que luego de dos siglos el país no ha logrado adoptar un esquema de ordenamiento territorial que combine la diversidad y riqueza de su geografía con sus propósitos de desarrollo y de bienestar. 

Además, señala la Universidad, cada debate presidencial es una ocasión privilegiada para que los candidatos se expresen sobre estos temas, no sólo porque existe un propósito constitucional, por ahora escrito, que exige definiciones en la materia, sino porque mal puede alguien aspirar a dirigir el país si no tiene ideas claras sobre el particular y el tema debe estar presente en la discusión pública. 

Seis de los candidatos, los que registran más del 1 por ciento en la mayoría de encuestas, accedieron a responder este cuestionario: Antanas Mockus, Rafael Pardo, Gustavo
Petro, Noemí Sanín, Juan Manuel Santos y Germán Vargas Lleras. 

Semana.com aclara que las respuestas de cada candidato no fueron sometidas a ninguna edición, ni en contenido ni en extensión, y son ofrecidas de forma íntegra. 

1. ¿Cuáles son sus propuestas para avanzar en el ordenamiento territorial del país? 

 
Antanas Mockus 
 
Nuestra política de desarrollo regional buscará la inclusión y la equidad regional. Consolidará a las regiones como entes gestores de su propio desarrollo, sobre la base del fortalecimiento de la descentralización, la integración, la corresponsabilidad de la Nación y las entidades territoriales, y la inversión pública y privada en programas productivos generadores de empleo y riqueza regional. Privilegiará los ejes de educación, ciencia y tecnología y productividad para disminuir las inequidades regionales. 

Cada una de las regiones de Colombia, a través de la elaboración de agendas de desarrollo territorial: regionales-departamentales-municipales será autónoma en definir sus prioridades y estrategias de desarrollo y la nación privilegiará acuerdos para guiar su intervención. 

El avance en el ordenamiento territorial es central para nuestra apuesta por las regiones, y haremos todo lo necesario para que los congresistas reconozcan la importancia de esa prioridad. 

 
Rafael Pardo 
 
Mis propuestas en este tema buscan hacer realidad el tema de la autonomía territorial. Propongo reformar el ordenamiento territorial existente para facilitar la conformación de regiones entre departamentos y municipios. 

Para este fin, existen figuras como las áreas metropolitanas, las ciudades-región, las provincias y las regiones.

De esta forma, impulsaré la autogestión desde las regiones y estableceré una verdadera autonomía fiscal para las regiones. 

Así mismo, buscaré acabar con las desigualdades existentes entre las regiones del país. Un mecanismo que podría ser útil para acabar con la desigualdad regional sería la implementación de un Fondo de Compensación Regional. 

 
Gustavo Petro 
 
Las políticas deben construirse con implicaciones territoriales, que contribuyan a la creación de sinergias regionales, hacia una reconfiguración del territorio bajo parámetros ambientales y sociales. 

En suma, políticas para construir región en la práctica. Es necesario aprobar la tantas veces aplazada Ley Orgánica de Ordenamiento Territorial e iniciar un proceso de revisión a fondo de los Planes de Ordenamiento Territorial, complementándolos con otros instrumentos de reorganización territorial regional y municipal, tales como los planes de acción en biodiversidad, los sistemas regionales de áreas protegidas, los Planes de Manejo de Cuencas y los planes de vida de grupos étnicos, fundamentales porque representan una importante proporción de nuestro territorio continental. 

 
Noemí Sanín

La propuesta central tiene que ver con el reconocimiento del potencial de desarrollo y de iniciativa que se expresa en los escenarios regionales y locales, en un país que histórica y culturalmente ha estado marcado e impulsado por dinámicas e iniciativas regionales, que han sabido aprovechar las características y posibilidades de los diferentes espacios económicos de la Nación. 

Esta realidad ha ido permeando las instituciones y el discurso político del país y, en mucho menor grado, las políticas concretas y su aplicación. 

Nosotros proponemos que se le abra espacio a esas iniciativas regionales en el diseño y aplicación de las políticas públicas, para corregir una tendencia re-centralizadora que se impuso durante los últimos años. 

Hay que diferenciar claramente el ámbito espacial de las políticas para que aquellas que son de impacto local sean locales y las regionales, se desarrollen en la región correspondiente. Esto es válido para las políticas sociales - educación, salud, cultura..._ que si bien tienen una dimensión nacional, su aplicación y muchos de sus énfasis tienen contenidos específicos que deben ser reconocidos. 

En lo económico hoy se valora el papel de la mesoeconomía en la conformación de las condiciones de competitividad sistémica, de la conformación de un entorno favorable a la producción y la eficiencia productiva. De ella hacen parte las inversiones en infraestructura de comunicaciones, la capacitación y el entrenamiento, el manejo del ambiente y en general el aprovechamiento racional y sostenible de los recursos naturales. 

 
Juan Manuel Santos 

Promoveremos que municipios y departamentos adopten planes de ordenamiento territorial que incluyan la conservación de reservas boscosas, la protección de cuencas hídricas, el control de la erosión, los deslizamientos e inundaciones y el uso adecuado del suelo productivo. 

Adicionalmente, vamos a seguir avanzando en el tema de vivienda en todo el país. Para esto, no podemos tener nueve entidades diferentes encargadas del tema. Para esto, crearemos el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio, dotándolo de los instrumentos necesarios para que la vivienda deje de ser una promesa política perpetua y se convierta en una realidad para todos, que dinamice el crecimiento de toda la economía. 

Las políticas de vivienda diseñadas en Bogotá y para Bogotá, son muchas veces inaplicables en otras ciudades y en los pequeños municipios del país. Vamos a revisar las normas urbanísticas, a clasificarlas por tamaño de municipio, y a desarrollar iniciativas de planeación con este mismo criterio. Además tendremos ayudas de gestión a los municipios de menos de 100 mil habitantes. 

 
Germán Vargas Lleras 
 
Mi Gobierno será respetuoso de la autonomía de las entidades territoriales, pero también vigilante de que cumplan sus obligaciones como les corresponde. Pondré todo de mi parte para que durante el cuatrienio 2010 – 2014 el Congreso de la República apruebe por fin la Ley de Ordenamiento Territorial, la cual resulta fundamental para que el país avance en materia de descentralización. 


2. ¿Está de acuerdo con la transitoriedad introducida a la Constitución en materia de transferencias a las entidades territoriales? 


Antanas Mockus 
 
No con todo. Las transferencias y regalías deben ser reordenadas en función de promover regiones gestoras de su desarrollo, más no olvidadas por el gobierno Nacional. 


 
  

 
Rafael Pardo 
 
No estoy de acuerdo con la permanencia de los paréntesis introducidos a la Constitución porque considero que son un obstáculo a la descentralización. Vale la pena recordar que el liberalismo ha sido el partido político que más ha defendido la descentralización en Colombia y que, en su momento, nos opusimos al recorte de las transferencias a la salud y educación.

La autonomía regional y territorial sólo será una realidad cuando las regiones cuenten con los recursos que les permitan adelantar sus propios proyectos y las transferencias son fundamentales para lograr este objetivo. 
 

Gustavo Petro 
 
Yo, como Senador, me opuse a estas modificaciones. Hay que volver a como estaba el sistema de transferencias, e incluso profundizar en el desarrollo de los principios constitucionales de autonomía en toda su cabalidad. 

El espíritu de la modificación es la recentralización, porque le quita la plata a los municipios para poner a los actores locales como mendigantes de los consejos comunitarios, desestructurando las mediaciones políticas de la democracia y la legitimidad de las organizaciones.

La corrupción debe ser combatida también en las regiones, pero no utilizarse como excusa para imponer un modelo centralista, obsoleto, que no puede responder a la realidad regional de nuestro país. 


Noemí Sanín 
 
En la Constitución el tema de la descentralización quedó a mitad de camino en tanto que la instancia intermedia entre la Nación y el municipio, el actual departamento o la futura región, quedó literalmente en el limbo, con lo cual la estructura y operación territorial del Estado está inconclusa. 

Reconociendo que el ordenamiento espacial de la vida social y económica nace más de la dinámica de la vida social concreta y no de las disposiciones legales y que los flujos e interrelaciones, las localizaciones de las inversiones pero también de las viviendas obedecen al juego de las demandas y de las expectativas - posibilidades de las circunstancias concretas-, es necesario, sin embargo, que se definan el procedimiento y los mecanismos para fortalecer esas instancias intermedias y para darle una clara presencia y papel a la inversión pública en esos territorios. 

Somos partidarios de un proceso de fuerte regionalización que sea fruto de un amplio acuerdo ciudadano que permita superar las reticencias embozadas de los intereses políticos regionales que han bloqueado sistemáticamente su discusión y aprobación en el Congreso de la República. Podría ser tema para un referendo, que permita que sea la voz ciudadana y no los intereses de sectores políticos la que se imponga. 


Juan Manuel Santos 
 
Por supuesto que estoy de acuerdo. Como Ministro de Hacienda realizamos las reformas con las que la descentralización, que iba por mal camino, corrigió su rumbo pero sin sacrificar las participaciones de municipios y departamentos-que aumentaron de 11 billones en 2001 a 23 billones en 2010- y además generamos los recursos para dar un salto enorme en las coberturas de salud y educación. 

Mientras que entre 1993 y 2000 la cobertura de educación básica y media creció tres puntos, en 2001-2009 creció más de diez. Por otra parte, entre 1997 y 2001 la cobertura en salud creció de 34% a 50% pero a finales del 2009 ya estábamos cerca de lograr la cobertura universal. 

Gracias a las reformas, muchos departamentos y municipios piensan hoy en mejorar la eficiencia y calidad de sus servicios mientras que en los noventas estaban luchando por no quebrarse. 

Hemos alcanzado logros importantes pero debemos seguir avanzando. La descentralización claramente necesita ajustes para lograr autonomía pero con competencias claras; es lamentable la corrupción y las evidentes ineficiencias en el uso de las participaciones y las regalías; y todavía existen departamentos y municipios que tienen amenazada sus sostenibilidad fiscal. 


Germán Vargas Lleras 
 
No consideramos que sea saludable que un tema tan crucial se maneje a partir de normas con carácter transitorio. Es crucial establecer un régimen permanente de transferencias, que tenga las siguientes características: debe satisfacer las necesidades de las entidades territoriales en condiciones de equidad y tiene que ser responsable y sostenible, en cuanto no debe constituir para el país un riesgo grave de insostenibilidad fiscal y debe ajustarse a variables cuya satisfacción sea posible y razonable. 

 
3. ¿Qué nuevas alternativas propone para la generación de recursos en los niveles regional y local? 


Antanas Mockus 
 
Zonas de legalidad, ampliación de oportunidades y capacidades propias de cada zona, y mecanismos de coordinación financiera e institucional. Promoveré el desarrollo de iniciativas de armonización regional y redistribución del gasto entre unidades territoriales afines 



 
Rafael Pardo 
 
Estoy convencido de que es necesario llevar a cabo una reforma tributaria estructural que nos permita tener un sistema más racional y equitativo. La reforma inevitablemente incluirá elementos que impulsen la generación de recursos en los niveles regional y local. 

Una alternativa que he analizado consiste en dar la posibilidad de que los departamentos puedan tener, para ciertos productos, un IVA superior al nacional. El diferencial entre la tasa nacional y la departamental iría a las arcas del departamento.

Como expliqué en la pregunta anterior, también es necesario reconsiderar el recorte a las transferencias ya que éstas son fundamentales para el desarrollo de los departamentos y municipios, a la vez que son un mecanismo que impulsa la autogestión y la generación de recursos entre las entidades territoriales. 


Gustavo Petro 
 
Mi propuesta básica es la de un Pacto Fiscal, acordado con los principales actores de la economía del país. Garantizará la obtención de recursos tanto para el Estado central, como para las entidades regionales, que se destinarán al desarrollo territorial a escala regional y a escala local. 

Al respecto proponemos: a). un impuesto predial rural a las medianas y grandes propiedades, que permita la inversión social y a la protección de los sectores económicos más vulnerables de la misma población rural; b). un porcentaje de los recaudos por parafiscales de los productores campesinos y comunitarios, que será destinado a mejorar su propia producción y al fortalecimiento de investigación popular que permita la apropiación del desarrollo tecnológico productivo con criterios de sostenibilidad; c). un impuesto del 0.01% a las transacciones bursátiles, destinado a al desarrollo rural y a la promoción de la producción campesina y de otras comunidades rurales del país.

Un pilar fundamental de los recursos para las regiones serán las regalías. Debemos transformar el Fondo Nacional de Regalías. Daremos el poder a las comunidades en la definición, aprobación, desarrollo y control de estos recursos, en vez de favorecer el clientelismo y la politiquería, o premiar planes de desarrollo desarticulados con las regiones y sus prioridades. 

 
Noemí Sanín 
 
Cómo criterio general, las regiones y municipios deben tener un acceso franco a las rentas que genera su riqueza natural – minería, agua, suelos, bosques…-. Esto nos lleva al tema de las regalías que deben reestructurarse para que sean fuentes de financiamiento de proyectos regionales de desarrollo y no de “elefantes blancos” municipales y de la corrupción que campea en muchos de los municipios que hoy las están recibiendo. 

En este punto, debe trabajarse de manera tal que las iniciativas y aspiraciones regionales sean compatibles y complementarias de los proyectos nacionales, dada la magnitud de los recursos de las regalías, que por esa razón deben tener una fuerte presencia en los territorios donde se origina la riqueza pero, simultáneamente debe garantizarse que esta se irradie a regiones más amplias, a través de proyectos que combinen lo local con lo regional. 


Juan Manuel Santos 
 
La autonomía es una condición necesaria para que la descentralización funcione adecuadamente. Propenderemos para que, especialmente los departamentos, logren una verdadera autonomía, ligada a competencias claras. 

La discusión sobre las finanzas territoriales no puede reducirse al problema de cuánto transferir; creemos que el problema fundamental que debemos solucionar es cómo logramos que los departamentos y municipios generen más ingresos propios que les garanticen su autonomía. 

Necesitamos adecuar el marco institucional. La expedición del Estatuto tributario territorial y la Ley orgánica de ordenamiento territorial serán herramientas útiles para dar autonomía, pero con responsabilidades. La propuesta de la Federación Nacional de Departamentos con respecto al estatuto tributario es un buen comienzo. 

Diseñaremos esquemas atractivos para que los municipios usen intensivamente el impuesto predial como fuente de recursos propios. 

De esta manera, no sólo se aumentará el recaudo sino que además propiciaremos la legalización de predios y un uso más eficiente de la tierra. 

Hoy los monopolios de licores y loterías generan más problemas que beneficios para las finanzas departamentales. Avanzaremos en su reducción e implantaremos una política competitiva en estos sectores que al final generen más recursos para los departamentos para gastar en salud. 

Debemos modernizar y quitar de las garras de la corrupción a las fuentes de recursos territoriales como el Chance. Implementar el chance electrónico es una medida efectiva para fortalecer el control y aumentar la transparencia. 


Germán Vargas Lleras 
 
Soy un firme creyente en la necesidad de combatir la pereza fiscal de las regiones, no como una afrenta a la descentralización, sino todo lo contrario, como el reconocimiento de la capacidad y el dinamismo de las regiones para labrarse su propio futuro. 

En particular, considero necesaria una verdadera actualización catastral que utilice las herramientas tecnológicas de última generación para dinamizar el recaudo del impuesto predial. Igualmente, se deben aprovechar bien los recursos provenientes de las plusvalías y del impuesto de industria y comercio. 
 

4. ¿Qué políticas específicas de desarrollo de fronteras implementará para que las autoridades de los departamentos fronterizos participen en la formulación y aplicación de la política exterior? 


Antanas Mockus 
 
Pondremos énfasis primero en normalizar las relaciones políticas, sociales y económicas con los vecinos. Las relaciones exteriores deben estar en manos de la Cancillería, sin embargo de forma más eficiente se requiere comunicación con las comunidades de frontera, para ampliar el espectro de políticas que requieren. 

Haré uso de los mecanismos administrativos de coordinación con los gremios, cámaras de comercio y autoridades de zona de frontera para optimizar su participación en la política exterior. 


Rafael Pardo 
 
Es necesario tener una política de fronteras que reconozca la vocación especial de cada zona, con el fin de mejorar las condiciones de vida de sus habitantes y para mejorar las relaciones comerciales y diplomáticas con los países vecinos. 

No es lo mismo formular políticas para Nariño que para La Guajira o Arauca. Es por esto que considero que a la hora de formular políticas hay que tener en cuenta el punto de vista de los habitantes de las zonas fronterizas.

Esto se puede hacer manteniendo un diálogo entre la Cancillería y las autoridades de cada departamento fronterizo. 

De esta forma, no se formularán políticas que desconozcan las necesidades de los habitantes de las zonas fronterizas. Por ejemplo, de esta forma evitaremos que la Cancillería sugiera a los colombianos no viajar a Venezuela. Esta sugerencia muestra un gran desconocimiento de las necesidades de miles de nortesantandereanos y de otros colombianos que habitan la zona fronteriza. Hay muchos colombianos de la frontera que viven en Colombia pero trabajan y estudian en Venezuela, y hasta tienen familia y amigos en el país vecino. A ellos no se les puede pedir que no vayan a Venezuela. 


Gustavo Petro 
 
La participación política y social decisoria de la mayoría de los colombianos debe ser el criterio fundamental para definir el contenido de los procesos de integración. Un mecanismo apropiado en este sentido, es someter los procesos de integración a una consulta popular que tenga como elemento inicial y formativo los cabildos municipales y como elemento decisorio la aprobación del texto final de los acuerdos mediante un referendo popular.

Los sectores, comunidades y pueblos directamente implicados en las decisiones derivadas de los procesos de integración deben constituirse en esferas consultivas de carácter plural para la firma de los acuerdos respectivos. 

Existen figuras que deben ser potencializadas como las Comisiones de Vecindad e
Integración o la Consejería Presidencial de Fronteras creada desde 1995, en donde se gestionan todas las solicitudes que proceden de los sectores públicos y privados con referencia a las regiones de la frontera. 

Nuestro gobierno concentrará sus esfuerzos en las acciones que permitan a las zonas más afligidas participar del avance del desarrollo sostenible, con repercusión en ambos costados de la línea divisora entre los países. 


Noemí Sanín 
 
La política de fronteras hace parte de la estrategia de desarrollo fronterizo, que tendrá la mayor prelación en mi gobierno pues es vital para la normalización de las relaciones con los vecinos. 

Donde hay mayores falencias en materia de salud, educación, cobertura de servicios públicos y seguridad es precisamente en zonas de frontera. Hay que poner en funcionamiento un Consejo Superior de Política para el Desarrollo Fronterizo encargado del diseño, puesta en ejecución, seguimiento y evaluación de la Estrategia. 

Ese Consejo debe estar integrado, al menos, por los ministros de Relaciones, Defensa, Hacienda, Educación, Protección Social, Ambiente y Transporte, el director del Departamento Nacional de Planeación y los gobernadores de los departamentos fronterizos. 

Ese Consejo pondrá en pleno funcionamiento la estrategia de desarrollo fronterizo dentro de los primeros cien días de mi gobierno. Simultáneamente, teniendo en cuenta la dinámica propia de las zonas de frontera, la Cancillería se dará a la tarea de reestablecer de manera prioritaria, y de común acuerdo con los países vecinos, las comisiones binacionales fronterizas, para la coordinación de esfuerzos en las diversas materias de interés bilateral y para potenciar las sinergias en las zonas de frontera. 

 
Juan Manuel Santos 
 
Dotaremos a las fuerzas militares de una capacidad disuasiva y nunca con la iniciativa de agresión. Crearemos un centro de coordinación para la seguridad de las fronteras. Consolidaremos la proyección internacional de la exitosa experiencia de Colombia, poniendo la experiencia colombiana en la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo al servicio de aliados y amigos. La creación del Fondo de Compensación Territorial será fundamental para el desarrollo de las zonas fronterizas del país. 


Germán Vargas Lleras 
 
Las zonas de frontera deben dejar de ser un elemento de aislamiento y separación para constituirse en nexos de unión y espacios privilegiados de cooperación con nuestros vecinos.

Trabajaremos, junto con las autoridades de las entidades territoriales, por el desarrollo de las regiones de frontera del país para mejorar la calidad de vida de sus habitantes e impulsar con los países vecinos la implementación de procesos conjuntos, tomando en cuenta los intereses y los problemas compartidos. 

Tal y como lo manifesté cuando presenté mi política de seguridad integral, el Estado debe desarrollar una estrategia que permita articular la periferia con el centro del país, aumentar la institucionalidad y ofrecer una capacidad productiva real a las comunidades
de frontera.


En la próxima entrega, los candidatos ofrecerán sus propuestas para el desarrollo de puertos, litorales y zonas fluviales.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.