Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/13/2010 12:00:00 AM

Los escuderos de los gay

Cada uno de estos cuatro candidatos al Congreso -de distintos partidos- ha sido un defensor de los derechos de las minorías y de la igualdad de la población Lgbt.

En un país donde la despenalización del aborto, la dosis mínima, y el "gustico" todavía levantan ampolla, es una novedad que el tema de la diversidad sexual y los derechos de parejas homosexuales esté en la agenda electoral. Además del intenso cabildeo de parte de la sociedad civil y los medios, cada vez hay más políticos que buscan llegarle al corazón de la comunidad Lgbt, compuesta por lesbianas, gays, bisexuales y transgéneristas.

En algunos casos, el interés que tienen los candidatos en esta comunidad, que cuenta con el 7,5 por ciento de la población, se debe a que piensan -equivocadamente- que tienen un electorado cautivo, homogéneo y fácil de echarse al bolsillo. Para otros políticos, sin embargo, es necesario crear una conciencia para que el tema gay en Colombia trascienda el terreno moral y se ubique en el ético de la igualdad de derechos. Este último es el caso de algunos aspirantes al Senado y la Cámara que entre sus banderas promueven una política de respeto a la diversidad y que, según miembros de las asociaciones que defienden a la población Lgbt, han adelantado acciones para representarla. Entre ellos están Armando Benedetti, del Partido de la U; Angélica Lozano, del Partido Verde; Eduardo Noriega, del Polo Democrático, y Juan Carlos Flórez, de Compromiso Ciudadano.

Armando Benedetti, quien busca su segundo período como senador, ha sido uno de los voceros Lgbt en el Congreso y desmiente que defender sus intereses necesariamente tenga réditos electorales. No en vano cuando ha impulsado proyectos de ley para garantizar los derechos patrimoniales y de seguridad social de las parejas del mismo sexo, ha recibido mensajes despectivos por parte de algunos ciudadanos fundamentalistas que no conciben que alguien de la U pueda liderar el tema. Por si fuera poco, se ha ganado detractores en el Congreso y sus proyectos en esta materia no han tenido suerte porque muchos parlamentarios prefieren votarlos negativamente o retirarse del recinto cuando se discuten, en aras de no perder votos. "Excepto posiciones puntuales, la actitud del Congreso ha sido una decepción. Muchos se comprometen cuando están en campaña, pero después el discurso no se vuelve realidad", afirma Marcela Sánchez, directora ejecutiva de Colombia Diversa, una de las organizaciones que defienden la igualdad plena para la comunidad Lgbt. "Los grandes avances se han logrado en la Corte Constitucional por medio de demandas", insiste.  

Lo mismo piensa Juan Carlos Flórez, candidato al Senado y quien cree que las políticas frente a la población Lgbt pasan por promover una educación para la tolerancia. El ex concejal de Bogotá es un convencido de tratar este tema en el Congreso, puesto que "lo que se ha ganado con las sentencias de la Corte no se puede perder en la práctica". No duda que la discriminación se debe combatir con políticas públicas y que uno de sus objetivos, si llega al Capitolio, será luchar contra las barreras sociales.

Otra candidata comprometida con esta población desde cuando fue alcaldesa de Chapinero, durante la administración de Lucho Garzón en Bogotá, es Angélica Lozano. Durante su gestión fue la promotora de un Centro Comunitario Lgbt para brindar asesoría a padres y jóvenes de la comunidad y con esto abonó el terreno para que creciera una cultura del respeto en la capital. "Quiero llevar a Colombia lo que se hizo en Bogotá, ampliar la tolerancia hacia la diversidad", admite, mientras cuenta que otras de las propuestas que quiere llevar a la Cámara son mejorar la eficiencia administrativa, luchar contra la impunidad, patrocinar el derecho a vivir sin miedo y ampliar las oportunidades laborales de las mujeres.

Para Eduardo Noriega, candidato al Senado por el Polo Democrático con larga trayectoria en los sectores de educación y telecomunicaciones, el tema de la diversidad sexual también se puede tratar desde otros ángulos. Desde el Congreso, buscará "ganar equidad, pluralismo y democracia en los medios de comunicación, pues la libertad de expresión va de la mano con la diversidad". Noriega cree que Internet es una gran herramienta para reivindicar y visibilizar el tema, en especial con las nuevas generaciones, que suelen ser más receptivas.

Aunque todos estos candidatos tienen agendas y partidos distintos, coinciden en que la diversidad sexual es un tema público y que su defensa no es bandera exclusiva de ningún grupo social o político. Es simplemente asumir, que este es un tema ético que no se puede evadir más.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?