Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/9/2010 12:00:00 AM

¿Qué significa la subida de la marea verde?

Se podría dar una votación sin antecedentes por el aumento del voto de opinión. La segunda vuelta parece ser irreversible y en ella, las coaliciones gravitarán sobre acuerdos ideológicos. ¿Por qué?

“La ola verde”, “la fiesta verde”, “la marea verde”, “la fiebre verde” son algunos de los calificativos con los que se define en Internet el ascenso de Antanas Mockus en las encuestas.

En menos de una semana, el candidato del Partido Verde ascendió en el registro de intención de voto más de 10 puntos, según la más reciente encuesta del Centro Nacional de Consultoría-CM&, en relación con las encuestas publicadas tras el Gran Debate.

Según el Opinómetro de Datexco, publicado por El Tiempo y La W, está a cinco puntos de Juan Manuel Santos y subió cerca de 15 puntos en relación con una encuesta similar publicada el 26 de marzo por esa misma empresa.

La encuesta del Centro Nacional de Consultoría fue hecha en 37 ciudades principales, mientras que la de Datexco, en 13. En la primera, Mockus registró el 22 por ciento de la intención de voto y Santos el 37 por ciento. En la segunda, Mockus registró el 24, 8 por ciento de intención de voto y Santos el 29,5 por ciento.

El resultado de las encuestas se dio luego de que el ex alcalde de Medellín Sergio Fajardo, quien se había presentado como candidato por el movimiento Compromiso Ciudadano, declinara su participación en las elecciones y aceptara ser la fórmula vicepresidencial del Partido Verde.

El escritor Héctor Abad Faciolince, quien fue uno de los columnistas que pidieron la fusión entre los ex alcaldes, celebró la fusión Mockus-Fajardo vaticinando: “su candidatura crecerá como espuma, como una gran marea verde”. Y se atrevió a anticipar que “en la segunda vuelta sorprenderán a cualquiera que sea su contrincante”.

Figuras como el cantante Juan Esteban Aristizabal, Juanes, y la actriz de televisión Alejandra Borrero se han adherido a la campaña que se ha convertido en un fenómeno mediático.

Para el director del grupo de investigación de partidos políticos de la Universidad Nacional, David Roll, el ascenso de Mockus en las encuestas es un fenómeno urbano que va a tener un gran impacto en los resultados.

“La mayor parte de los votantes está en las ciudades donde el electorado busca nuevos personajes, como Mockus y Fajardo, que si bien no son anti-políticos, no provienen de la política tradicional”, explicó Roll.

Pero ¿qué significa el ascenso de Mockus en las encuestas?

Los resultados de las recientes encuestas arrojan tres conclusiones: que la intención de voto por Sanín se ha debilitado, mientras Santos se mantiene; que la campaña de Mockus se fortaleció con la llegada de Fajardo, y que la participación en las elecciones podría aumentar y en ese caso el voto de opinión será determinante. Veamos:

1 - El uribismo se descompuso sin Uribe

El uribismo está fragmentado en tres fuerzas políticas representadas por personajes de distintos partidos: Juan Manuel Santos, de la U; Noemí Sanin, del Partido Conservador, y Germán Vargas Lleras, de Cambio Radical.

La estrategia de campaña de Santos, quien ya logró la adhesión de Vargas, se ha concentrado en quitarle votos al Partido Conservador.

Para un investigador de partidos políticos y temas electorales de la Universidad del Valle, el profesor Javier Duque, “el uribismo siempre ha sido una coalición de tipo personalista y no partidista”.

El investigador explicó que el personalismo del uribismo ha sido en dos dimensiones: una, alrededor de Uribe, quien ha sido el centro de gravedad, y otra, alrededor de los líderes de los partidos que integran la coalición.

Tras la salida del juego de Uribe, “los personalismos de los otros líderes políticos comenzaron a tirar para su lado. Eso pone al uribismo en su justa dimensión”, concluyó Duque.

En criterio del columnista y director de la corporación Nuevo Arco Iris, León Valencia, la pelea en la que se han trenzado Juan Manuel Santos, de La U, y Noemí Sanín, del Partido Conservador, evidencia que el uribismo dejó de ser sin Uribe.

“Mientras el uribismo da un espectáculo bochornoso por la división, el Partido Verde le apuesta a la campaña positiva, sin ataques personales a los demás candidatos”, dijo Valencia.

2 - Aumentará la participación

Según la más reciente encuesta de Datexco, la intención de voto en las próximas elecciones aumentó dramáticamente, tras el anuncio de que Fajardo se unió con Mockus. Así, pasó del 54,8 por ciento, que registró en la encuesta de Datexco publicada el 26 de marzo, al 83,9, en la última.

Es decir, en menos de 15 días, se elevó casi en 30 puntos la intención de votar en las principales ciudades.
 
Para Valencia, la naturaleza de la campaña podría imponer un nuevo récord en participación. “Es probable que asistan a las urnas cerca de 16 millones de personas, con voto urbano y voto joven”, dijo.
 
El profesor Duque explicó que en la medida en que se decantan las campañas y se reduce el número de favoritos de la baraja, “la participación va a aumentar y la franja de voto de opinión va a seguir creciendo”

3- ¿El voto de opinión o las alianzas?

Además del aumento inusitado de la intención de voto por Mockus y de la voluntad de participar en las elecciones, los resultados de la reciente encuesta de Datexco revelan que los demás candidatos registran un leve descenso.

La mayoría de analistas consultados por Semana.com coincide en que Santos está llegando a su tope de intención de voto. Eso quiere decir que aunque es quien puntea las encuestas, no sería Presidente en primera vuelta. Dado que la participación aumentará en las ciudades, según se prevé, el voto de opinión va a ser muy importante en la primera vuelta, lo que favorece a Mockus, quien se perfila como el más probable contendor de Santos.

En una segunda vuelta con esos dos candidatos, se producirían alianzas cuyos resultados son todavía impredecibles.

Para Valencia, no es claro que los acuerdos de los candidatos derrotados se reflejen en el comportamiento de los electores. “En las recientes elecciones de Presidente, el electorado ha elegido por convicción, antes que por compromisos partidistas”, dijo Valencia.

Muestra de ello fue la elección de Uribe, quien en dos ocasiones ganó la Presidencia inscrito por un movimiento constituido por firmas y no por una filiación partidista explícita.

Por el contrario, para Duque las alianzas terminarían por inclinar la balanza hacia un lado. Pero, en su criterio, la afinidad ideológica de los candidatos será clave para que éstas se den.

En ese sentido, el candidato Germán Vargas Lleras, de Cambio Radical, ya anunció su adhesión a Santos para la segunda vuelta. Pero los demás candidatos todavía no se han atrevido a decir a quién apoyarían, pues todo depende de los resultados de la primera.

El ascenso de Mockus en las encuestas supone la posibilidad de que una propuesta refrescante de la política llegue al poder. Pero aún falta mucho. Eso sí, el último tramo de la carrera por la Casa de Nariño se pone cada vez más emocionante.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.