Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2000/10/09 00:00

A, b, c, coca-colo

A, b, c, coca-colo

Hace 50 años los jóvenes bogotanos que habitaban en el lejano norte de la ciudad (Teusaquillo y Chapinero) eran conocidos como la generación de los coca-colos. Sus padres se asombraban de las llamativas expresiones que usaban. He aquí parte de su léxico y su significado actual:



Ni a palos: De ninguna manera.

A lo Tyrone Power: A lo tenaz.

Desde chiquito y por familia: Yo soy así y nada que hacer.

Estoy verde de la enamorada: Estoy supertragado.

Ni hablar del peluquín: Esa platica se perdió.

Las Milton: Mujeres gordas.

Eres más simple que un caldo de bolas de cristal: Sobra la explicación.

Me puso el toque de queda: Me echó.

Me aplanchó: Me regañó.

Se me paralizó la caja de dientes: Me quedé sin palabras.

Siempre es que el rojo quiere decir peligro: Se les decía a los liberales.

• ¡Tanto azul para tan poco cielo!: Se les decía a los conservadores.

Es un tigre barbado: Es un duro.

Si mi chato: Sí, llave.

Paleta y cielo azul: Estás divino.

Emoción galleta: Lo máximo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.