Viernes, 20 de enero de 2017

| 2010/05/31 00:00

Adiós en blanco y negro

Adiós en blanco y negro

Gary Coleman, famoso por su papel de Arnold en la serie Blanco y negro, murió la semana pasada a los 42 años, aunque todavía se veía y se comportaba como un niño de 12. Aquejado por una enfermedad en el riñón que frenó su crecimiento cuando medía apenas 1,40 metros, la estrella infantil famosa por su frase “¿Qué estás diciendo, Willis?” nunca pudo consolidarse como actor adulto y desde que terminó la serie vivió una vida de escándalos. Primero demandó a sus papás por retenerle más de ocho millones de dólares que el pequeño recuperó y se gastó en un año. Luego agarró a golpes a una conductora de bus y atropelló a un hombre que trató de tomarle una foto. Para completar, fue protagonista de fuertes peleas con su esposa, quien lo acusó de ser un “niño chiquito” a quien solo le interesaban los trenes de juguete y lloraba cuando tenía hambre. Buscando recuperar la fama perdida, Coleman fue candidato a gobernador de California en 2004, pero perdió las elecciones con otro actor, Arnold Schwarzenegger.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.