Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/11/2010 12:00:00 AM

¿Al fin qué?

Esta semana se sabrá qué tan comprometido está el Congreso con la ley de víctimas.

Aunque de boca para afuera la mayoría de los parlamentarios dicen estar de acuerdo con el proyecto de ley de víctimas que circula en el Congreso, a la hora de las votaciones no se ve el mismo consenso. El martes pasado, 22 representantes a la Cámara presentaron impedimentos para votar el proyecto y argumentaron que familiares suyos habían sido víctimas del conflicto armado. Tomaron esta decisión a pesar de que existe un concepto del Consejo de Estado en el que se hace explícito que las razones familiares no son argumento para abstenerse de votar, puesto que no representan ningún conflicto de interés. Adicionalmente, no tiene sentido que mientras en la Comisión Primera de la Cámara no se votó ningún impedimento, sí se haga en plenaria. La mayoría de los que se declararon impedidos fueron congresistas de La U que hicieron previas consultas con el presidente de su partido, el senador Juan Lozano, para no votar. En la misma sesión, en la que los que se declararon impedidos terminaron descompletando el quórum, La U insistió en crear un artículo especial para víctimas de agentes del Estado. Es difícil entender esta insistencia puesto que, días antes, en reunión de la mesa de Unidad Nacional con el presidente Juan Manuel Santos, esta posibilidad había sido descartada. El lunes el proyecto volverá a discutirse en plenaria de la Cámara y se sabrá cuáles congresistas, definitivamente, están comprometidos con una de las iniciativas bandera del gobierno.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.