Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/23/2015 10:00:00 PM

Alarmas encendidas por índices de corrupción

En Colombia las gobernaciones, contralorías y alcaldías están en su mayoría permeadas por la corrupción.

Este jueves la corporación Transparencia por Colombia presentó los resultados territoriales del Índice de Transparencia de las Entidades Públicas para 2013 y 2014. Un informe que evalúa la gestión de municipios, gobernaciones y contralorías departamentales y enciende a las alarmas frente a qué tan preparadas están estas instituciones para frenar la corrupción. Las cifras no son nada alentadoras. En síntesis, las gobernaciones, contralorías y alcaldías son en su mayoría entidades porosas, que se ven permeadas por la corrupción fácilmente. Veinte de los 41 municipios quedan clasificados en nivel alto o muy alto de riesgo de corrupción y lo más preocupante es que ninguno logra el nivel bajo. La calificación más aceptable la obtienen Barranquilla, Mosquera y Pereira y las más riesgosas Sincelejo, El Zulia (Norte de Santander) y Leticia. Mientras las gobernaciones de Antioquia, Santander, Caldas y Meta logran un nivel moderado de riesgo, las de Chocó, Vaupés y Guainía, territorios condenados al rezago, están en alerta roja. Las contralorías tampoco se salvan. Solo dos alcanzan un nivel moderado de riesgo y más de la mitad (56 %) se encuentran en nivel alto o muy alto. El panorama demuestra que hay una institucionalidad departamental débil y plagada de fallas en el diseño de su proceso de gestión y con las elecciones regionales encima, la cosa pasa de moreno a oscuro. 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?