Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/8/2012 12:00:00 AM

Alberto Aguirre

Para definir a Alberto Aguirre hay que pasar por innumerables oficios: abogado, librero, editor, periodista, columnista, fotógrafo, crítico de cine y comentarista deportivo.

Para definir a Alberto Aguirre hay que pasar por innumerables oficios: abogado, librero, editor, periodista, columnista, fotógrafo, crítico de cine y comentarista deportivo. Y todo lo hizo bien. Era, además, un librepensador y un crítico sin pelos en la lengua. El intelectual murió el sábado 25 de agosto en el Hospital Pablo Tobón de Medellín como consecuencia de un derrame cerebral. Su cuñada Isabel López, le dijo al periódico El Mundo, “él siempre salía a leer la prensa a la calle, alrededor de su casa, por el sector de Suramericana, y aunque había perdido un poco la memoria seguía con esa costumbre”. Darío Ruiz, periodista y amigo, lo recordó de esta manera: “Perteneció a la generación que yo llamaría de los años cincuenta, a la que le tocó la aparición de una intolerancia religiosa y cultural muy grande. A esa generación pertenecen Manuel Mejía Vallejo, Carlos Castro Saavedra, entre otros. Ellos fueron los que crearon la Casa de la Cultura de Medellín, y los que lucharon por los festivales populares del libro, tuvieron que pelear contra la intolerancia del medio”. Aguirre dedicó al periodismo su formación jurídica, entre otras, con su columna ‘Cuadro’, una de las más leídas en Cromos, El Colombiano y El Mundo. Allí denunciaba las falencias del Estado colombiano, criticaba ácidamente a la clase política y defendía los derechos de los menos favorecidos. Brilló por sus tertulias, fundó la Agencia France Presse y cuando se retiró creó la Librería Aguirre. Fue famosa porque se encontraban libros y revistas del mundo, y el lugar se convirtió en el preferido de los paisas y de quienes viajaban a la capital antioqueña y querían deleitarse con buenos contenidos. En su obituario, escrito para la edición 79 de la revista SoHo, Aguirre escribió: “Donde me puncen me matan, porque yo soy todo corazón”. Familiares, amigos y personas cercanas a Alberto Aguirre le rindieron el lunes pasado un sentido homenaje que terminó con una misa en la iglesia San Joaquín en Medellín.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.