Viernes, 28 de noviembre de 2014

| 2012/01/14 00:00

Alberto Ruiz Novoa

"Él siempre fue un constitucionalista, entendía los problemas del país y era muy responsable con el uso del poder en beneficio del pueblo colombiano".

"Él siempre fue un constitucionalista, entendía los problemas del país, era muy responsable con el uso del poder en beneficio del pueblo colombiano, y eso le costó, porque le decían que era de izquierda” dijo sobre su padre Sergio Ruiz, el tercer y último hijo del militar de más alta jerarquía en Colombia, el general Alberto Ruiz Novoa. Nació en Bucaramanga en 1917 y cumplidos sus quince años descubrió su amor por el Ejército. Al estallar el conflicto con Perú, entró al curso de oficiales que ofrecían y a los 16 años ya era teniente. Fue comandante del batallón Colombia en la guerra de Corea, contralor general de la República, comandante del Ejército, comandante de las Fuerzas Militares y ministro de Defensa. Cuando estaba en este cargo, el presidente Guillermo León Valencia decidió llamarlo a calificar servicios, pues lo consideró incompatible con su gobierno. Luego hizo política por un corto tiempo y posteriormente se dedicó a los negocios avícolas. Fue presidente de la Asociación Colombiana de Militares Retirados (Acore) por diez años, y creó el cuerpo de generales y almirantes con el objetivo de asesorar a los gobiernos correspondientes. Sus estrategias y tácticas, como el Plan Lazo y la Acción Cívico-Militar, siguen vigentes. El general Ruiz Novoa, un hombre ilustrado, amante de los libros de historia y de las biografías, vive acompañado de sus familiares, domina el computador, y goza de una extraordinaria lucidez. El 3 de enero cumplió 95 años de una vida en la que siempre se destacó por sus servicios al país.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×