Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2016/01/16 22:00

¿Es posible hacer crítica de cocina por Instagram?

Alejandro Escallón necesitó solo un paladar educado, un celular y una cuenta en una red social para crear BogotáEats, una propuesta diferente para hablar de comida. SEMANA habló con él.

SEMANA: ¿Es posible hacerle críticas serias a un restaurante a través de una ‘app’?

ALEJANDRO ESCALLÓN: Esas redes sociales hacen todo más simple. Y lo que yo hago ahí es reflejar mi opinión como cliente mediante una calificación sencilla y una imagen. Esto es más atractivo que un artículo en un periódico.

SEMANA: Su cuenta BogotáEats tiene más de 60.000 seguidores, y hasta 600 personas pueden comentar un solo ‘post’ suyo. ¿Esto qué quiere decir sobre la gente hoy a la hora de salir a comer?

A.E.: Las rutinas han cambiado. En Bogotá, la gente sale a comer los domingos. Antes iban siempre a los mismos restaurantes. Hoy elegir y satisfacer el paladar de toda una familia es difícil. Entonces una crítica breve y de fácil acceso es la guía perfecta.

SEMANA: ¿Pero cuáles son sus criterios?

A.E.: Para mí lo que realmente importa es el conjunto de la experiencia a la hora de comer. Al final del día pondero el todo para poder escribir sobre el lugar.

SEMANA: A la hora de salir a comer, ¿hay una diferencia entre Alejandro Escallón y BogotáEats?

A.E.: Sí. Cuando salgo hacer crítica tiendo a mirar las cosas con más detalle. Me enfoco en elementos por los que, a mi juicio, no deberían cobrar, como una adición de queso parmesano o el pan.

SEMANA : ¿No cree, más bien, que un experto debería hacer la crítica?

A.E.: Comer es una experiencia cotidiana. Entonces yo creo que cualquiera se puede identificar con lo que cuento, que son las vivencias de un comensal normal en una ciudad donde la oferta gastronómica crece.

SEMANA Usted es administrador de empresas. ¿Por qué terminó en estas?

A.E.: Toda la vida he sido un amante de la comida. Empecé en 2014, inspirado por la película Chef, pero sobre todo porque en otras partes del mundo había gente haciendo blogs de comida. En Bogotá los restaurantes abundan, pero no había nada así.

SEMANA: ¿Cada cuánto va a probar los platos?

A.E.: Más o menos 3 o 4 veces por semana.

SEMANA: ¿Cuáles son sus restaurantes favoritos?


A.E.: Pajares Salinas, que es un clásico. Me gustan la pizza de Stromboli Deep Dish Pizza, las hamburguesas de Home and Burgers y el ramen de Todomachi Ramen Bar.


SEMANA: Pero usted también ha calificado, por ejemplo, a un piqueteadero.

A.E.: Me ha pasado que, a veces, he calificado a un perro caliente de la bomba de gasolina mejor que a un lomo de un restaurante. Esto no significa que alguno de los dos sea mejor o peor, sino que no pueden compararse.



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.