Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2001/07/16 00:00

Alerta máxima

Alerta máxima

Una vez mas la clase política de la Costa Caribe interpone sus intereses personales a los públicos. Mediante una serie de ‘micos’ que están a punto de aprobarse en la Cámara pretenden convertir los parques nacionales naturales de Santa Marta, Barranquilla y Cartagena en terrenos disponibles para realizar allí actividades turísticas y portuarias que acabarían con las riquezas biológicas y culturales que ellos albergan. Aunque la medida también afecta a Corales del Rosario, Isla de Salamanca y Ciénaga Grande de Santa Marta, el blanco es el Parque Tayrona. Desde su creación, en 1964, éste ha sido vapuleado desde todos los frentes. Titulaciones ilegales de terrenos que habían sido saneados en los años 60 y 70, uso indebido de sus playas, embarques de marihuana, entre otros. El país no puede admitir que se destruya el máximo símbolo del Sistema de Parques Nacionales, el Parque Tayrona.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.