Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2001/09/17 00:00

Alguien debe hacerle caso al Presidente

El senador Rafael Orduz Medina pone el dedo en la llaga en la polémica por la fumigación con glifosato para erradicar cultivos ilícitos.

Alguien debe hacerle caso al Presidente

SEMANA: ¿Usted de veras está en contra de la fumigación con glifosato por mandato de los narcos y la subversión?

Rafael Orduz: No, por mandato de la naturaleza y de la salud humana subvertidas.

SEMANA: Pero el Ministro insiste en que narcos y subversivos han orquestado una campaña para erradicar la fumigación.

R.O.: Debe ser que él ingiere glifosato con corn flakes.

SEMANA: El Ministro no está solo. La embajadora de Estados Unidos comparte esta tesis.

R.O.: Sí, porque cierta burocracia del Departamento de Estado le teme al desempleo.

SEMANA: ¿No le da miedo que con estas aseveraciones le quiten la visa?

R.O.: No, porque en Estados Unidos hay muchísimos que cuidan de la salud y el medio ambiente.

SEMANA: ¿Qué piensa de la afirmación del zar antidrogas de Estados Unidos de que está dispuesto a venir al Putumayo con su familia a exponerse a una fumigación con glifosato?

R.O.: ¿Se lo imagina? Pobrecito: si de verdad llega a Mocoa se brota del calor.

SEMANA: ¿Cómo le parece la posición del Ministro del Medio Ambiente?

R.O.: Agachado y mirando a los laditos.

SEMANA: ¿Y del Presidente?

R.O.: El problema de él es que aún no le han entregado el estudio de impacto ambiental que exigió cuando protestó contra el uso del glifosato. El informe se lo han demorado porque él hizo eso siendo senador en el año 92. Alguien debe hacerle caso al Presidente.

SEMANA: Con todo esto, ¿qué siente por el Ministro de Justicia?

R.O.: Creo que es mal compadre. Hace lo contrario de su compadre Misael Pastrana, del que la historia dice era gran ecologista.

SEMANA: Muchos dicen que si no se usa glifosato el Plan Colombia se cae.

R.O.: Esa es la tesis de los que les falta imaginación y no pueden proponer un plan de desarrollo alternativo sólido y que con certeza apoyaría la comunidad internacional

SEMANA: ¿Y cuál puede ser el plan?

R.O.: Un plan inteligente que provea soluciones sociales y económicas a los pequeños cultivadores, campesinos e indígenas, que son el primer eslabón del negocio del narcotráfico y que apenas obtiene menos del 1 por ciento de las ventas brutas del negocio.

SEMANA: ¿Qué dice del chiste: ‘Tan malo es el glifosato que los gringos prefieren consumir cocaína’?

R.O.: No es verdad. Al menos el zar Antidrogas sí ha dado a entender que a él le gusta consumir glifosato.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.