Domingo, 4 de diciembre de 2016

| 2016/07/09 00:00

Los corridos de las Farc

Pocas personas saben más de este género musical en Colombia que Alirio Castillo, quien tras 20 años de producir los famosos ‘Corridos prohibidos’, lanza ahora una colección de canciones sobre la historia de la guerrilla.

Alirio Castillo. Foto: Guillermo Torres

Semana: ¿No le parece ambicioso decir que su disco es la banda sonora del conflicto?

Alirio Castillo: Es una gran apuesta, porque ninguna producción discográfica se ha atrevido a caricaturizar a través de canciones a los personajes de las Farc. Decidí hacer el proyecto en septiembre de 2015, cuando Santos le dio la mano a Timockenko por primera vez. A un país que sufre de amnesia es bueno recodarle qué hizo esta organización criminal.

Semana:¿Qué contiene el disco?

A.C.: Dieciocho canciones sobre delincuentes que elegí por su historia criminal. Entre ellos están Tirofijo y el Mono Jojoy. Es un breve resumen del accionar de la banda terrorista más grande y más antigua del continente americano.

Semana:¿Dónde se consigue?

A.C.: En las pocas tiendas de discos que quedan, en tiendas virtuales y en YouTube.

Semana:¿De dónde sacó las historias de las canciones?

A.C.: En febrero y marzo recorrí zonas afectadas por la violencia en Tolima, Huila, Nariño, Caquetá, Putumayo y Cauca. Hablé con los pobladores y luego verifiqué los hechos en la prensa. Yo solo puedo imaginar qué hicieron esos personajes y escribir las canciones, al escuchar a los campesinos.

Semana:¿Por qué produjo el disco en Estados Unidos?

A.C.: En Colombia, pocos se atreven a trabajar en proyectos de este tipo por los riesgos que corren. No podía comprometerme a cuidar a un montón de artistas nacionales, si ni siquiera puedo cuidarme a mí mismo. En una ocasión, cuando trabajé en unos corridos sobre las autodefensas, me amenazaron.

Semana: ¿Entonces con quién grabó?

A.C.: Con el maestro mexicano Rafael Medrano, más conocido como el Halcón de Durango. Él me apoyó para escribir las canciones y las grabó en su estudio en Las Vegas con una banda completa.

Semana: ¿Estas nuevas canciones son narcocorridos?

A.C.: No. No hablan exclusivamente de narcotráfico.

Semana: ¿No teme terminar legitimando delitos?

A.C.: Yo no legitimo. Yo denuncio y acuso.

Semana: ¿Por qué decidió escribir las canciones en vez de recopilar las que ya existen sobre la guerrilla?

A.C.: Porque no me gustan los corridos que han hecho sobre las Farc. Yo cuento las historias desde lo que la gente dice sobre ellos. No hablo de sus hazañas. A mí me gustaría que todos los colombianos escuchen estas historias, pero sobre todo que las escuchen quienes vivieron la violencia.

Semana: ¿Entonces usted nunca ha grabado a un guerrillero?

A.C.: Sí, lo hice en 2000, cuando le produje un corrido a John 40, uno de los capos del narcotráfico de las Farc. A él le fascinan los corridos, financió la producción, compuso la letra, y yo la arreglé. La canción se llamaba La rondonera, y de regalo me dio una botella de Sello Azul.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.