Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/19/2011 12:00:00 AM

Álvaro Leyva Durán

Santos tiene la llave y yo voy a buscar la nueva chapa para ver si se puede proceder al camino hacia la paz”.

Santos tiene la llave y yo voy a buscar la nueva chapa para ver si se puede proceder al camino hacia la paz”. Así resume Álvaro Leyva Durán su plan para seguir abriendo caminos a la reconciliación. Nació en Bogotá hace 69 años y estudió en Estados Unidos porque su padre, Jorge Leyva, había sido ministro de Laureano Gómez y fue desterrado por Rojas Pinilla. Cuando cayó el general, Leyva regresó a Bogotá a estudiar Derecho y Ciencias Económicas. Cuando tenía 28 años, el presidente Misael Pastrana lo nombró secretario privado y comenzó a construir su carrera política como conservador. Fue concejal, diputado, representante, senador, constituyente, ministro y candidato a la Presidencia en 1996. El año 1998 fue el más duro de su vida, pues fue acusado de tratar con el cartel de Cali y de enriquecimiento ilícito, por lo que estuvo exiliado en Costa Rica hasta 2006, cuando la Corte Suprema lo declaró inocente de todos los cargos. Hizo parte de los diálogos de paz del gobierno de Belisario Betancur y también en 2002, en el fallido proceso del Caguán. En el gobierno de Álvaro Uribe, las Farc contactaron a Leyva y a Fabiola Perdomo para entregarles las coordenadas para encontrar los cuerpos de los 11 diputados del Valle asesinados en 2007. La Fiscalía lo investigó en 2008 por rebelión, porque su nombre aparecía en el computador de Raúl Reyes. Fue absuelto diez meses después, pues el ente acusador determinó que los acercamientos con esa guerrilla existieron pero eran autorizados por el gobierno. Hoy el exconstituyente está preparando documentos para conmemorar los 100 años de su padre el 4 de julio de 2012. Otro de sus proyectos es promover una constituyente conservadora para “darle un sentido social al partido que lo actualice y ponga en el siglo XXI”. Una conversación con Álvaro Leyva reafirma lo que dicen sus allegados: solo deja de hablar de paz cuando escucha una buena ópera.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.