Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2000/09/25 00:00

Andrés Felipe y Clarita

Andrés Felipe y Clarita

El miércoles 12 de julio el comandante guerrillero Raúl Reyes se comprometió ante todo el país, a través de la televisión, a averiguar con sus hombres si las Farc tenían secuestrados en la zona de distensión a los niños Clara Oliva, 9 años, y Andrés Felipe, 3 años. Frente a las madres Reyes pidió un plazo de10 días para dar una respuesta. El tiempo pasó, el país se olvidó de la promesa y el dolor y la incertidumbre acompañan a las familias de los dos niños que, según la Fiscalía, están secuestrados dentro del área despejada para las negociaciones de paz.

El cinismo de este grupo guerrillero en este caso sobrepasa los límites de la paciencia y la tolerancia. “Por lo menos deberían enviarnos pruebas de supervivencia”, coinciden. Los seres queridos de los niños le dijeron al alto comisionado para la paz, Camilo Gómez, que les gestionara una cita con Raúl Reyes o Jorge Briceño, el ‘Mono Jojoy’, para buscar la liberación de Andrés Felipe y Clarita. Al cierre de esta edición no se sabía la respuesta de los dos comandantes, del estado de los niños y tampoco de la promesa de Raúl Reyes.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.