Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2006/06/11 00:00

Ascenso en cautiverio

La semana pasada, el teniente Juan Carlos Bermeo y el subteniente Raimundo Malagón, secuestrados por la Farc, fueron ascendidos a capitán y teniente, respectivamente. Un evento más de su vida que no pudieron celebrar y compartir con su familia. Bermeo fue secuestrado en Miraflores (Guaviare) el 3 de agosto de 1998, y Malagón, el día siguiente, en La Uribe (Meta). De la misma manera, la angustia de la familia del mayor Julián Ernesto Guevara, muerto en cautiverio, no termina. Cuatro meses después de su fallecimiento, su cuerpo no ha sido entregado.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.