Miércoles, 22 de febrero de 2017

| 2016/03/26 00:00

¿Vuelve la mano negra?

En el 2016, en Colombia han asesinado al menos a 12 líderes de izquierda y defensores de derechos humanos de Marcha Patriótica, el Partido Comunista, la Unión Patriótica y organizaciones campesinas.

Aída Avella y Juan Fernando Cristo. Foto: David Amado Pintor / Daniel Reina Romero

Los ataques, que se han producido en Cauca, Sucre, Cundinamarca, Antioquia, Arauca, Bolívar y Putumayo, ya motivaron reacciones del gobierno nacional y de organismos multilaterales.

El ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, le dijo a SEMANA que “el gobierno no descarta que haya fuerzas enemigas del proceso de paz interesadas en generar incertidumbre en momentos previos a la firma de los acuerdos con las Farc” y que pidió a la Fiscalía acelerar las investigaciones. Así mismo, anunció que durante la semana de Pascua se conformará un grupo de alto nivel, coordinado por el presidente, Juan Manuel Santos, y en el que también estarán el fiscal general, el director de la Policía, el ministro de Defensa y el director de la Unidad de Protección. El grupo tendrá la tarea de unificar la información sobre la persecución a los activistas sociales e instalar mesas territoriales de garantías para evitar nuevos asesinatos.

Por su parte, la Oficina en Colombia del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU señaló que le hará seguimiento a ocho de los 12 casos denunciados.

La presidenta de la Unión Patriótica, Aída Avella, señaló que el número de víctimas podría ascender a 30 y aseguró que la forma como han sido asesinados los líderes sociales recuerda el exterminio político de la izquierda que tuvo lugar en el país en los años ochenta. “Estos son palos que le atraviesan a la paz en Colombia”, dijo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.