Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2007/08/18 00:00

Así cualquiera

Así cualquiera

Aunque no hay nada ilegal, es vergonzosa el préstamo que hizo el gobierno al llamado grupo Nule de unos 26.000 millones de pesos incautados a la mafia, dineros que fueron utilizados para financiar la construcción de la vía Bogotá-Girardot, adelantada mediante el sistema de concesión. Lo que justifica este esquema es precisamente que la Nación no tiene dinero y los particulares lo facilitan a cambio del cobro de peajes. Más sorprendente resulta un detalle que ha pasado inadvertido. Por unas obras adicionales que cuestan 164.000 millones de pesos, el gobierno les amplió el contrato inicial a los empresarios, con lo que pasó el valor de los ingresos esperados de 882.000 millones a 2,9 billones de pesos. La Nación también aumentó el tiempo del contrato de 19 años hasta un máximo de 45. Todo legal, pero de difícil presentación.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.