Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2006/07/15 00:00

Asonada

Cuando los habitantes de Santa Rosa, Bolívar, supieron que el campesino cocalero Adolfo Carrascal había desaparecido, la emprendieron contra la estación de Policía. La razón: en el pueblo aseguran que dos miembros de esa institución están involucrados en el hecho, al parecer por un cargamento de coca que tenía en su poder el ciudadano afectado. SEMANA obtuvo en exclusiva las imágenes del ataque de la población ocurrido la semana pasada, que terminó con la destrucción total de la sede oficial. Los 22 miembros de la Policía en ese lugar fueron relevados, y dos de ellos destituidos y puestos a órdenes de la justicia penal militar y la fiscalía especializada de derechos humanos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.