Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/8/2002 12:00:00 AM

Bienvenido Fito

Fito Paez estuvo de gira por Colombia. Durante su estadía en Bogotá, el cantante argentino habló con la prensa. Estas algunas de sus respuestas.

Periodista: Han pasado dos años desde que apareció Rey Sol donde esculcamos una banda grande, una música bastante ecléctica que incluye fragmentos de tango, salsa, Paranoica Fierita Suite, pero hoy viene con un grupo pequeño, cinco músicos, incluyéndolo, una presentación más íntima?

Fito Paez: Quiero corregir algunas de las cosas que dijiste.

Periodista: La pregunta es, entonces, ¿qué tanto se diferencia lo que hemos escuchado anteriormente en Bogotá en vivo con lo que vamos a oír mañana en la noche y lo que venga en el nuevo disco?

Fito Paez: Bien. Primero, en Rey Sol teníamos bandas pequeñas. Salvo algunas formaciones con metales, las bandas son pequeñas, son chicas, no es una banda grande. Segundo, venimos con un quinteto eléctrico, lo que quiere decir que tenemos una banda grande. Vamos a sonar fuertes, poderosos. Tercero, me enteré que con cinco podemos sonar como 10 entonces quité algunos músicos. Claro, hay que tocar un poco más y hay que ejercer más funciones. Lo que al principio fue un poco complejo en el sentido en que tienes que estar con todos los miembros muy alerta. Pero no se parece nada a un unpluged, es una banda eléctrica. También tenemos momentos pequeños en el show. Los conciertos en general no se parecen porque no repetimos listas, no hacemos una lista igual a otra. Desde que empezamos el primer concierto en octubre hasta ahora, no repetimos una sola lista desde que empezamos. De hecho, en Cali fueron dos conciertos diferentes. El que se quedó al segundo vio otro. Aquí vamos a hacer lo mismo. Y de hecho no sabemos tampoco la lista porque la armamos 15 minutos antes de salir al escenario. En cuanto al próximo disco, va a haber un cuarteto o un quinteto, como mucho. Van a ser canciones muy sencillas, volvieron los estribillos, que hacía mucho los tenía medio abandonados, y canciones cortas. Ya está, ya está liquidado, falta como el último ajuste, pero ya estoy como para entrar a estudio.

Periodista: En sus canciones siempre está presente Buenos Aires, y usted hablas también del Tercer Mundo en sus temas. Cuéntenos cómo se ve reflejado Buenos y qué otras ciudades del Tercer Mundo vamos a encontrar en esas composiciones nuevas.

Fito Paez: En realidad, no hay un diseño ni una estrategia en eso. Simplemente es el lugar donde te tocó vivir. El lugar donde uno ha amado, donde uno ha odiado, donde uno ha pasado la vida. Entonces no hay una intencionalidad política en eso, en querer pertenecer al Tercer Mundo, si bien me siento muy orgulloso de eso. De hecho es uno de esos pocos lugares que quedan vivos en el mundo. Aparecen las canciones allí porque he pasado mi vida allí, es eso. La verdad es que este último álbum es bastante intimista, en el sentido que va de cuestiones muy personales y si no me equivoco, creo que no se nombra ninguna ciudad. Va muy para dentro todo. Supongo que las ciudades que han aparecido en otros álbumes seguramente seguirán apareciendo en algunos que vengan, pero no es el caso del próximo.

Periodista: En un momento determinado habló de sus deseos de irse a vivir a España y, teniendo en cuenta la carta abierta del 16 de febrero en el Estadio de Obras, en la cual expresaba su descontento, ¿ha vuelto a considerarlo?

Fito Paez: Hubo un error de interpretación. Me parece que mi amigo Diego Manrique tomó unas palabritas y habló como de un exilio. En ningún momento hablé yo de exiliarme en España. De hecho estoy viviendo en Buenos Aires y voy a seguir viviendo en Buenos Aires. Lo que sucede y va a suceder es que voy a pasar mucho tiempo en España porque tengo allí trabajo. Entonces inevitablemente voy a tener que pasar mis días en Madrid, Barcelona, Santiago de Compostela, Valencia que son ciudades que adoro también. Pero de la misma manera que los he pasado en Santiago, en Sao Pablo, en Rosario, hay algo allá atrás de mi figura que me molesta un poco, que se utilice como una figura política en el sentido de que "este se va porque se está hundiendo el barco Argentina". De ninguna manera. Creo que es el momento más que nunca de estar en Buenos Aires ahora, de hecho desde el momento de ese reportaje hasta ahora la cosa se agravó notablemente y me parece que es el momento donde no hay que irse, yo nunca me iría de Argentina. Creo que es un momento maravilloso para Argentina. Una oportunidad que tenemos extraordinaria.

Periodista: Fito, hablemos acerca de 'Vidas privadas' y cómo fue esa experiencia en su estreno como director de largometraje.

Fito Paez: No sabes los nervios. Sufrí como una madre porque no había plata ya. Se me fueron dos productores argentinos cuando estábamos filmando y tuvimos que hipotecar el estudio de grabación y el país se caía a pedazos y la historia que queríamos contar trataba de eso y cuando uno empieza a filmar entra en una suerte de sicosis muy disparatada. También fue una experiencia, fue maravilloso, para eso hace uno estas cosas, para atravesar estos lugares insólitos donde uno descubre o redescubre el mundo. Fue precioso el trabajo con los actores, fue precioso editar, hablar con el director de fotografía, con el de arte, fue precioso meter la música. Pero hubiera sido más fácil si no hubiera tenido que cargar con todo el peso financiero de la película. Ahora estoy disfrutando mucho más. Cuando terminé la película no sabía de qué se trataba, estás tan embarrado y revolcado con el material que no sabes muy bien qué es lo que estás haciendo. Pero ahora la verdad es que con el tiempo y la cantidad de festivales que hizo pude apreciarla con otros públicos, con distancia y la verdad es que estoy muy contento con la película, muy orgulloso de haberla hecho.

Periodista: Ayer el presidente Duhalde anunció un adelanto de las elecciones presidenciales y suena en el ambiente de nuevo el nombre de Carlos Menem. ¿Qué piensa de eso?

Fito Paez: Es que no se puede pensar. Yo no soy un monaguillo, ni soy un cura presbiteriano. Si Menem vuelve allí, por algo será y habrá de ponerse más radical. No se trata de no dar pelea, habrá que tener una actitud aún más radical. Más que pensar en Menem lo que me preocupa realmente el pueblo argentino, mi preocupación es esa, lo que me alarma y a veces me desvela y me quita el sueño además de otras miles de cosas.

Periodista: Hace un mes, en una entrevista Charly García comentaba que quería realizar un disco de duetos y mencionó a Fito Páez entre ellos. ¿Existe esa posibilidad?

Fito Paez: Yo no estoy pensando en eso ahora. En un momento hubo una idea. Si me comentó Charly que quería hacer un disco de duetos y me pareció fabuloso así que si me llama él como un ganadero a cualquier hora.

Periodista: Algunos críticos le han dado un poco duro a su película, ¿qué piensa al respecto?

Fito Paez: Críticos? desaparición de la crítica de los medios masivos, punto uno. Opinología se llama eso, la crítica funciona en otros ámbitos, mucho más serios, como se merece una disciplina tan maravillosa como la crítica, que son medios que no circulan popularmente, que no pertenecen a grandes editoriales y que son independientes, que no responden a ninguna firma editorial, con esa gente me fue maravillosamente bien, en todos lados del mundo.

Periodista:¿Qué perspectivas tiene del estreno de la película aquí en Colombia?

Fito Paez: Colombia es un lugar muy cercano a Argentina, de hecho la historia de la película va sobre los años 70 y todos sabemos la vinculación que ha tenido Argentina con Colombia en esos años. Así que supongo que puede llegar a tener caladura la película aquí. Así que es uno de los lugares donde más me interesa mostrarla.

Periodista: Escuché que tiene pensado realizar una cinta de humor, de comedia, ¿cómo va eso?

Fito Paez: Después de hacer una barbaridad como esta, lo único que quieres es ver a Moretti todo el día, humor inteligente y sofisticado. Son muchos años de tu vida, mucho tiempo en el cual hay un desgaste anímico muy fuerte y sobre todo tratando un tema tan delicado como es la historia argentina donde puedes hacer alguna humorada, pero es tan grave, hay tantos muertos, tanta pena atrás que lo cargas contigo, durante la realización de todo el proyecto e incluso en la defensa de la película. Así que me gustaría hacer algo en lo que me divierta un poco más, sacarle la risa un poco a la gente.

Periodista: Su música ha sido de cierta manera esperanzadora pero también ha sido crítica, ¿qué podemos esperar ahora cuando su país vive una crisis y su voz puede convertirse en una voz de aliento para su pueblo?

Fito Paez: Yo he escrito bastantes cosas sobre mi lugar, muchas muy duras. Es difícil, yo no quiero transformarme en una voz de aliento, yo no soy un tentempié, lo que sí me llama la atención muchas veces es cómo se toca la vida personal a veces con momentos de pueblo o con la vida pública para no hacerlo tan épico y tan mesiánico. Es curioso como habla uno de las relaciones personales y eso después puede tener lecturas más grandes. Pero yo no quiero tranquilizar a nadie, no es mi función en la vida venir a tranquilizar a nadie ni alentar a nadie. 'Vamos, esperanza' o esa idea gringa de que 'nosotros podemos'. No. Nosotros no podemos desde el punto que hay un cajón adelante donde vas a pasar el resto de la eternidad. Entonces lo que sí me gustaría es que fuéramos más felices, que atravesemos todo esto con más alegría y no voy a ser yo el payaso de la fiesta. Yo quiero una alegría sincera, honda, de verdad. La verdad es que me gustaría que alguien viniera y me diera un aliento también.

Periodista:¿Cuál de todas sus canciones cree usted que es la que más va a perdurar en el tiempo?

Fito Paez: Yo creo que ninguna. El tiempo se lo lleva todo. No lo sé, sería muy presuntuoso de mi parte pensar que va a quedar algo vivo, al pensar que va a llegar un momento en el que se va a apagar la luz solar y se va a desaparecer la raza humana.

Periodista:¿En el concierto van a ser sólo canciones suyas o de otros artistas?

Fito Paez: Tenemos un gran repertorio de muchos autores. Armamos la lista en el momento, yo después de tantos años comprendí que el escenario es un lugar maravilloso y hay que comérselo. La lista es un pequeño instrumento que te conduce a tu miseria. Qué tema pongo ahora para que levante el show, qué tema pongo para impactar aquí o allí. Voy muy desarmado al escenario, voy muy abierto, casi sin ninguna estrategia y eso se lo he transmitido a mi equipo. Somos casi como un grupo de jazz haciendo música pop. No se repite nunca nada. Algunas pequeñas cosas sí hay, pequeños códigos para pasar de partes a partes, pero muy pocas cosas; así que ni nosotros sabemos qué va a pasar.

Periodista: Cuando vino hace algunos años hablaba que para su película iba a ser Juan Diego Botto y apareció Gael García, además dirigió a su esposa. ¿Por qué la decisión de cambiar a Juan Diego por Gael y cómo fue el hecho de por fin poder mandar a Cecilia en algo en la vida?

Fito Paez: A Cecilia no se la manda en nada. Y lo de Juan Diego, pobrecito, estaba muy angustiado porque justo empezó una temporada de teatro con su madre y veníamos muchos años hablando y la verdad es que los dos sufrimos mucho porque no estuviera él, para mí fue todo un tema que no estuviera. Igual, Gael estuvo a la altura de las circunstancias.

Periodista:¿En este punto de su madurez musical se atrevería a hacer una obra sinfónica?

Fito Paez: Si me atreviera a hacer una banda sinfónica hablaría de mi inmadurez musical. De hecho tengo mucho material grabado para orquesta y grupo, sobre todo una música para ballet que hice basado en los siete locos de Roberto Arlt, que aún no se ha puesto en escena pero ya hay gente trabajando en eso. En cuanto a la canción, depende del día, del humor, depende de tantas cosas todo. No sé.

Periodista:¿Cómo describiría su madurez musical en la parte estrictamente musical, no temática, desde viejos tiempos hasta ahora?

Fito Paez: Me considero un pésimo pianista, cada vez que escucho a un pianista de verdad lo primero que me dan deseos es de volver a mi casa, agarrar la máquina de cortar manos y rebanármelas definitivamente. Por otro lado, pienso que algunas cosas he aprendido o he logrado expresar algunas cosas desde la armonía, dentro de cánones formales, pero he encontrado algunas pautas. El encuentro de la novena y la oncena, en el mismo acorde es como un sello que lo llevo de hace muchos años. Después, por otro lado, uno aprende con los años a quitar, eso puede hablar de una cierta madurez. Cuando digo quitar quiero decir tomar la decisión de no utilizar estos elementos sino otros. Con la cantidad de músicas tan hermosas que se han hecho en la música popular, y tan complejas por otro lado, hay que tenerle un poco de respeto a eso, el peso de la historia, la belleza. De golpe te ponés a averiguar cómo está armado 'Aguas de marzo' o 'Insensatez', o algún tango de los hermanos expósitos y la verdad es que se te hiela la sangre en el sentido que tiene una composición muy sofisticada, que conlleva mucha emoción. En ese punto creo que también he aprendido alguna cosita, a tomar decisiones.

Periodista:¿Qué músicos actuales le impresionan, tanto de Argentina como del resto del mundo?

Fito Paez: Hace dos días escuché un álbum extraordinario, pero que hace muchos años no escuchaba, del pibe que toca la guitarra conmigo. Estuvo grabando unas canciones, lo fue a mezclar, me lo mostró en estos días y la verdad es que hace muchos años que no escucho en castellano una música tan sofisticada y tan maravillosa. La verdad es que me caí rendido a sus pies.

Periodista: Usted mencionaba que nadie manda a Cecilia. ¿Cuando se estaba rodando 'Vidas privadas' no alcanzó a pensar que hubiera sido mejor escoger una actriz que no estuviera tan cercana a usted o al contrario, fue un apoyo importante en ese trabajo tan duro?

Fito Paez: En un momento no sabes con quién estás hablando. Si es Carmen Duranga, o Cecilia Roth, o la actriz, o la diva, o la hija del papá y de la mamá, o la novia con la que te peleaste hace algunos años, o la chica que besaste en la noche en una playa, o la madre de tu hijo. Y a la vez a ella le pasaba lo mismo conmigo. Entonces los límites se vuelven muy difusos, de todas maneras no tengo yo que venir a decir que Cecilia es una de las actrices más extraordinarias que hay este momento en el celuloide. La verdad es que hubo muchos momentos de placer. Pero las decisiones las tomaba yo.

Periodista: Ahora que acaba de pasar el Mundial?

Fito Paez: Me aburrí mucho, todos pensando en el resultado y sin jugar de verdad. Se veía mucho el negocio, me parece que eso pasa en todo el mundo, en todos los campos, estamos intoxicados por la puta cultura gringa? time is money? mierda, no. No es así. La vida es para vivirla. Queremos un fútbol bonito, que el cine esté bueno, que esté vivo, queremos que la música esté viva, que la gente esté viva, con todas sus contradicciones. Mucho diseño para ganar dinero, no me gusta. Salud y amor, el dinero va y viene.

Periodista:¿Quién crees que va a ser el próximo presidente de Argentina?

Fito Paez: Charly. La verdad, es un problema muy complejo. Es un gran enigma Argentina, un gran misterio. Ya querría yo un lugar con gente más parecida a Charly, tomando decisiones brillantes, mirando el mundo con una lucidez implacable, con humor con sabiduría. Me parece que en la Argentina padecemos un mal grave, que todos somos más en lo que hacemos, pero la suma da menos. Entonces eso es muy delicado, algo no está funcionando bien allí.

Periodista:¿Si tuvieras la oportunidad de tocar con un músico colombiano con quién lo harías?

Fito Paez: A mi me gustan mucho los Aterciopelados. Me gusta ella, es loca.

Periodista:¿Qué opinas de nuestra diosa Shakira?

Fito Paez: Tienen que revisar su relación con la divinidad.

Periodista:¿Qué significan para ti los nuevos músicos latinoamericanos que básicamente son tratados como productos comerciales, que no tienen un sentido musical?

Fito Paez: Es odioso generalizar. Yo conozco músicos extraordinarios que no están en los medios, a quienes los medios no les dan bola, que las compañías discográficas no los firman y que están haciendo una música maravillosa. Entonces habría que formularse el mundo de vuelta en ese punto. Hay músicos, artistas, actores, editores, hay actividad artística en todas partes de gente joven maravillosa. No están en los medios porque los medios no buscan eso. Entonces hay que ir a buscarse la vida en otro lado, no preocuparse porque los grandes elefantes no te den bolas.

Periodista:¿Cuál es su mayor ambición?

Fito Paez: Ambición? no sé si es la palabra. Ambición te diría que ninguna. Sueño? no me los acuerdo porque me tomo una pastilla que me hace olvidar los sueños. El tiempo te va enseñando que mejor es aquí, mirarnos a los ojos y no tener muchas expectativas porque lo que fue hermoso será horrible después, como decía Charly.

Periodista:¿Qué le ha cambiado la vida?

Fito Paez: Todo. Todo te cambia la vida, la vida es cambio. Seguís siendo el hijo de tu padre y de tu madre sin ninguna duda, pero todos los hechos modifican o amplifican tu lugar en el mundo, entonces es tan importante la llegada de un hijo como lo que te puede decir el taxista que te lleva de tu casa al estudio, en un momento te dice algo que es una verdad que te llevó mucho tiempo comprenderla, el tipo te lo dice en dos o tres palabras y eso te modifica, te ayuda. Así que hay que estar con la parabólica atento.



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.